Refranes sobre Dios y su significado

refranes sobre Dios

Dios es uno de los protagonistas habituales del refranero popular. Podemos verlo en dichos tan conocidos como A quién madruga, Dios le ayuda o A Dios rogando y con el mazo dando. Aquí tienes una gran recopilación de refranes sobre Dios, incluyendo el significado de los que resultan más difíciles de entender.

Refranes sobre Dios en la Biblia

La Biblia es, obviamente, el libro que más habla sobre Dios, y está lleno de proverbios. De hecho, muchos de refranes que usamos hoy día tienen su origen en la Biblia. Veamos algunos ejemplos:

A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.
Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
Busca la voluntad de Dios en todo lo que hagas, y Él te mostrará qué camino tomar.
Claman los justos, y Dios oye y los libra de todas sus angustias.
Cuando Dios no quiere, los santos no pueden.
Dios acude siempre a la mayor necesidad.
Dios castiga sin palo ni piedra
Dios hace lo que quiere, y el hombre, lo que puede.
Dios no se queja, mas lo suyo no lo deja.
Dios que da la llaga, da la medicina.
El que siendo servilleta llega a mantel, ¡Dios nos libre de el!.
Honra a Dios con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia.
Más vale a quien Dios ayuda, que quien mucho madruga.
Nunca pongas un punto de interrogación, donde Dios ya puso punto y final.
O todos hijos de Dios o todos hijos del diablo.
Queridos Hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el Amor viene de Dios.
Quien de los suyos se aleja, Dios le deja.
Una gran multitud, sería uno con Dios.
Vale mucho más una puerta cerrada por Dios, que una puerta abierta por el Diablo.

Refranes con Dios en el refranero popular

Muchos de los dichos sobre Dios que circulan hoy día no tienen origen bíblico, como los que acabamos de ver, sino que se han ido incorporando poco a poco a nuestro acervo popular. Algunos son realmente ingeniosos:

A borregos recién esquilados, no les mande Dios viento helado.
A Dios de rodillas; al rey de pie y al demonio en el canapé.
A Dios Rogando y con el mazo dando.
A dios se dejan las cosas, cuando remedio no tienen.
A ira de Dios no hay cosa fuerte.
A los buenos, dios se los lleva; y a los malos aquí se quedan.
A quien Dios no le da hijos el diablo le da sobrinos.
A quien Dios quiere bien, la perra le pare lechones.
A quien Dios quiere, la casa le sabe.
A quien Dios se la diere, San pedro se la bendiga.
A quien labora, Dios lo mejora.
A quien le roba al ladrón, le concede Dios perdón.
A quien madruga Dios le ayuda.
A quien no tiene padre ni madre, Dios le vale.
A quien te hizo una, hazle dos; aunque no lo mande Dios.
A quien teme al Dios de los cielos, nada le asusta debajo de ellos.
A siervos y a reyes, da Dios las mismas leyes.
Al erizo, Dios le hizo.
Al que Dios se lo da San Pedro se lo bendiga.
Ama y serás amado: teme a Dios y serás honrado.
Bien que de Dios no viene, se deshace como la nieve.
Boda y mortaja, del cielo baja.
Cada cual siente sus males y Dios siente los de todos.
Cada uno en su casa, y Dios en la de todos.
Compañía de dos, compañía de Dios.
Cuando Dios amanece, para todos aparece.
Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana.
Cuando Dios da, da a manos llenas.
Cuando Dios no quiere, los santos no pueden.
Cuando Dios quiere, con todos los aires llueve.
Cuando Dios quiere, hasta el agua es medicina.
Cuerpo harto, a Dios alaba.
Dame Dios marido rico, aunque sea un borrico.
De casa en que amanece tarde, Dios nos guarde.
De Dios abajo, cada cual vive de su trabajo.
De hora en hora, Dios mejora.
Del agua mansa líbreme Dios que de la brava me libro yo.
Dios acude siempre a la mayor necesidad.
Dios al humilde levanta y al orgulloso quebranta.
Dios aprieta, pero no ahoga.
Dios castiga sin palo ni piedra
Dios castiga sin vara y sin fuete.
Dios conserve a mi patrón, por temor a otro peor.
Dios cura y el médico pasa la factura.
Dios defiende a los buenos cuando son más que los malos.
Dios dice ayúdate que yo te ayudaré.
Dios en el cielo, en la tierra, el dinero.
Dios es omnipotente y el dinero su teniente.
Dios escribe derecho con reglones torcidos.
Dios hace lo que quiere, y el hombre, lo que puede.
Dios le da pan, al que no tiene dientes.
Dios le da pañuelo a quien no sabe limpiarse.
Dios los cría y ellos se juntan.
Dios me dé contienda, con quien me entienda.
Dios no se queja, mas lo suyo no lo deja.
Dios nos dio dientes, Dios nos dará pan.
Dios nos libre de la cólera de un hombre manso.
Dios nos libre de nuevo rico y de caída de borrico.
Dios que da la llaga, da la medicina.
Dios sea loado, el pan comido y el corral cagado.
Dios, que da la llaga, da la medicina.
El hombre pone y Dios dispone.
El que cree en mujer, no cree en Dios.
El que no va por la mar, no sabe a Dios rogar.
El que siendo servilleta llega a mantel, ¡Dios nos libre de él!
Fiar de Dios el alma, más no la capa.
Fortuna te de Dios, talento no.
Fraile que pide por Dios, pide para dos.
Fraile que pide por Dios, siempre pide para dos.
Jamás cerró una puerta dios, sin que abriese dos.
Jesucristo curó ciegos y leprosos, pero no tontos.
Más vale a quien Dios ayuda, que quien mucho madruga.
Médicos y abogados, Dios nos libre del más afamado.
Nadie se muere hasta que Dios quiere.
O todos hijos de Dios o todos hijos del diablo.
Quien de los suyos se aleja, Dios le deja.
Quien se muda, Dios le ayuda.
Si Dios cierra una puerta, abre mil otras.
Si lo sabe Dios que lo sepa todo el mundo.
Una cosa es creer en Dios y otra ser amigo del cura.

Dichos de Dios y su significado

Significado del refrán Al que madruga Dios lo ayuda

A quien madruga Dios le ayuda significa que quien se levanta pronto aprovecha mejor el día. En un sentido más general, este dicho refleja la importancia de ser activo y esforzarte (por ejemplo, madrugando) para alcanzar tus metas. En otros palabras, Dios favorece a los trabajadores y censura a los perezosos.

Significado del refrán A Dios rogando y con el mazo dando

Esta expresión que escuchamos tan a menudo significa que las oraciones para conseguir lo que queremos no sirven de nada si no ponemos algo de nuestra parte. Hay que orar y trabajar para ver los resultados.

No hace falta ser creyente para apreciar los refranes sobre el Altísimo, al igual que para apreciar está selección de frases sobre Dios. ¡No dejes de visitarla y compartir!

Guillermo

Hola, me llamo Guillermo y soy muchas cosas, entre ellas coleccionista de frases. Un día decidí compartir mis frases favoritas con todo el mundo y así nació este lugar. Portal Frases no es el único proyecto online que tengo pero sí mi preferido.

También te podría gustar...