febrero

220 Refranes del mes de Febrero

En febrero busca la sombra el perro. Es uno de los refranes de febrero más populares y significa que en febrero ya vemos días de sol en los que puede apetecer un poco de sombra. Pero no es el único refrán de este periodo del año, porque febrero es el mes más corto en días, pero no en dichos.

¿Quieres conocerlos? A continuación, tienes una recopilación con todos los refranes del mes de febrero. Los hay de agricultura, del tiempo…

Refranes de febrero

A enero le sigue febrero, los dos son fulleros.

A enero le sigue febrero, mes fulero.

Abrígate, por febrero, con dos capas y un sombrero.

Agua de febrero, buena oveja y buen cordero, buena vaca y buen terreno, buen prado y buen llamero, buena escoba de baleo y buena espiga de centeno.

Agua de febrero, llena el granero.

Agua de febrero, mata al onzonero.

Agua de febrero, mata al usurero.

Allá vayas, febrero el corto, con tus días veintiocho. Mal has burlado a mi ganado. Acá queda mi hermano marzo, que, si vuelve de rabo, ni deja pastor enzamarrado, ni carnero encerrado.

Aproveche bien a febrero quien holgó por enero.

Arada de febrero, requiere mucho gradeo.

Árbol que se podó en febrero, tendrá fruto duradero.

Ardor de febrero, candelero.

Avena en febrero, llena el granero.

Buen enero, mal febrero.

Cabañuelas en febrero, en lluvias junio certero.

Cochino de febrero, con su padre al humero.

Cuando febrero fue marzo, marzo será febrero.

Cuando febrero no febrerea, marzo marcea.

Cuando la Candelaria llora, el invierno fora.

Cuando llueve en febrero se llena el granero.

Cuando llueve en febrero, todo el año tiene tempero.

Cuando no llueve en febrero, ni trigo ni centeno.

Cuando no llueve en febrero, no hay buen prado, ni buen centeno.

El día de la Candelaria el invierno fuera; pero si no ha nevado y quiere nevar, invierno por comenzar.

El día de la Candelaria la cigüeña en la campana; y si no hiciere frío, la golondrina en el nido.

El día de la Candelaria, las cigüeñas en las campanas.

El día de la Candelaria, que llueva o que no llueva, el invierno está fuera, y si llueve y hace viento, invierno dentro

El mes de febrero lo inventó un casero.

En el mes de febrero canta el jilguero, en mayo canta el canario.

En febrero busca el buey el cucadero.

En febrero busca la sombra el perro, la vaca el cucadero y el cochino el aguadero.

En febrero busca la sombra el perro; a finales, que no a primeros.

En febrero busca la sombra el perro; y en marzo el perro y el amo.

En febrero busca obrero; comerá, pero avío te hará.

En febrero busca tú al jornalero; que él te buscó en enero.

En febrero el loco, ningún día se parece a otro.

En febrero hebras de frío, y no de lino.

En febrero la castaña y el besugo, no tienen jugo.

En febrero loco ningún día se parece a otro.

En febrero muy incierto el tiempo.

En febrero no hay galgo lebrero, sino el cañamero.

En febrero saca buey de tu centeno; el que no le sacó, comido le halló.

En febrero sale el lagarto del agujero.

En febrero sale el oso del osero.

En febrero sale la espiga del culero.

En febrero sale la lagartija del agujero y el oso del osero.

En febrero sale la lagartija del agujero.

En febrero se hiela el agua en el puchero.

En febrero siembra el yero; en marzo, el garbanzo; en abril, el maíz; en mayo, esperallo, y cuando llega San Juan, los dineros te darán.

En febrero siete galgos a un lebrero, y en mayo, siete lebreros a un galgo.

En febrero un día al sol y otro al brasero.

En febrero ya tiene la flor el almendro.

En febrero, corre el agua por cualquier reguero.

En febrero, día templado, es que viene soplado.

En febrero, dice la oveja al ganadero: “Déjame entrar en las viñas; y si no te doy buen cordero, rómpeme las costillas.

En febrero, hebras de frío y no de lino.

En febrero, la castaña y el besugo, no tienen jugo.

En febrero, mete obrero, de la mitad adelante, que no antes.

En febrero, mete obrero; a fines que no a primeros.

En febrero, mete tu obrero; pan te comerá, más obra te hará.

En febrero, pon obrero, mejor a finales que a primeros.

En febrero, saca el buey de tu centeno, el que no lo sacó, comido lo halló.

En febrero, sale el lagarto del agujero.

En febrero, sale la espiga del culero.

En febrero, siembra el yero; en marzo, el garbanzo; en abril, el maíz; en mayo esperallo; y cuando llegue San Juan (24 de junio), los dineros te darán.

En febrero, un día a malo y otro a ratos.

En febrero, un día al sol y otro al brasero.

En febrero, un rato al sol y otro al humero.

En febrero, ya tiene flor el almendro.

En llegando San Blas, pon pan y vino en la alforja, que día no faltará.

Enero helado y febrero aguado.

Enero y febrero hinchen el granero con su hielo y aguacero.

Enero y febrero meses barbecheros.

Favor de señores y temporal de febrero, poco duraderos.

Febrerico el corto, un día peor que otro.

Febrerico el loco, a veces por mucho, a veces por poco.

Febrerico, febreruelo, ratos malos, ratos buenos.

Febrerillo el loco, con sus veintiocho.

Febrerillo el loco, no pasó de veintiocho; sacó a su padre al sol y después lo apedreó.

Febrerillo el loco, un día peor que otro.

Febrerillo el mocho con tus días veintiocho; menos loco serías si tuvieras menos días.

Febrerillo el orate, cada día hace un disparate

Febrerillo loco, marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso.

Febrerillo, malo o bueno, siempre resulta embustero.

Febrerillo, mes loquillo.

Febrerillos sin ser locos se han conocidos muy pocos.

Febrerito el corto, un día peor que otro.

Febrero a llenar charcos y marzo a secarlos.

Febrero a llenarlos y marzo a secarlos.

Febrero al revés que enero.

Febrero cebadero.

Febrero corto con sus días veintiocho; quien bien los ha de contar, treinta le ha de echar.

Febrero debe llenarlos y luego marzo secarlos.

Febrero el corto, con sus días veintiocho; si tuvieras más cuatro, no quedaría perro ni gato.

Febrero el corto, días veintiocho; más si el año bisiesto fuere, cuenta días veintinueve.

Febrero el corto, el peor de todos.

Febrero el revoltoso no pasa de veintiocho; si tuviera treinta nadie con él pudiera.

Febrero el revoltoso, un rato peor que otro.

Febrero es el mes más corto y menos cortés.

Febrero es loco y marzo no poco.

Febrero es un mes embustero.

Febrero febreril, se apostó a ser malo como abril.

Febrero hace día y luego Santa María.

Febrero hincha el granero con su nieve y aguacero.

Febrero llovidero, llena manantiales y crea tempero.

Febrero loco y marzo otro poco.

Febrero rato malo y rato bueno.

Febrero saca la cebada de culero.

Febrero torrado, buen año para el sembrado, pero malo para el viñado.

Febrero un mes loco, unas veces por mucho y otras por poco.

Febrero verano, ni paja ni grano.

Febrero y las mujeres tienen en un día diez pareceres.

Febrero, cara de perro.

Febrero, cebadero.

Febrero, el corto, el peor de todos.

Febrero, el loco, sacó a su padre al sol y después lo apedreó.

Febrero, el mes más largo cuando no hay dinero.

Febrero, febrerín, el más corto y el más ruin.

Febrero, gatos en celo.

Febrero, mes cebadero, y cabrito en el caldero.

Febrero, mes corto y días luengos.

Febrero, rato malo y rato bueno.

Febrero, siete capas y un sombrero.

Febrero, traicionero.

Febrero, un día hebrero y otro candelero,

Febrero, un rato malo y otro bueno.

Febrero, veletero.

Febreros y abriles, los más viles.

Febreruco es loco, unas veces por mucho y otras por poco.

Frío de febrero, el más traicionero.

La flor de febrero no va al frutero.

La lluvia de febrero es el mejor estercolero.

La nieve de enero es de bronce, la de febrero de madera y la de marzo de agua.

La nieve febrerina en las patas se las lleva la gallina.

Las castañas y el besugo, en febrero están en su jugo.

Lloviendo en febrero, ni buen pasto ni buen frutero.

Lluvia de febrero llena cuba, tinaja y granero.

Lluvia en febrero, cada gota vale un dinero.

Lluvias y nieves por febrero, son augurio lisonjero.

Lo opuesto al mes de enero ha de ser el de febrero.

Los disantos de febrero, Santa Brígida el primero, el segundo, Candelero, y el tercero, gargantero. (San Blas patrón de los otorrinolaringólogos)

Los hijos de febrero son los haberos.

Mal año espero, si en febrero anda en mangas de camisa el jornalero.

Mal para cuerpo y bolsa, si en febrero ves a la sombra el perro y en mangas de camisa el jornalero.

Mes de febrero, jornal entero.

Nieblas en febrero, abril llovedero.

Nieve antes de marzo, oro blanco.

Nieve de febrero, en las patas se la lleva el perro.

Nieve en febrero, buena si es a primeros.

Nieve febrerina, en las patas se la lleva la gallina.

Nieve y lluvia en febrero, todo el año ha tempero.

Nieves por febrero, buen año de estercolero.

Obrero por obrero, dámele de febrero, a lo último que no a lo primero.

Obrero por obrero, dámelo en febrero; mejor a lo último que no a lo primero. Pero la vieja que lo decía en marzo lo quería.

Para febrero, guarda leña en tu leñero.

Poda en febrero, tiempo certero si no se hizo en enero.

Por febrero busca el obrero; comerá, pero también trabajará.

Por febrero, busca la sombra el perro, y el cochino el aguadero.

Por febrero, busca la sombra; más no por entero.

Por febrero, florece el romero.

Por febrero, guarda leña en tu leñero.

Por febrero, sale el oso del osero.

Por la Candaleria, sale el oso de la osera, pero si hace mucho frío se vuelve a ella.

Por la Candelaria invierno fora; si llueve o hace viento, invierno dentro.

Por la Candelaria, busca y halla la gallinera.

Por la Candelaria, echa la brasa en el agua.

Por la Candelaria, los pájaros se cazan.

Por la Candelaria, sale el oso de su osera.

Por la Candelaria, ya ha crecido el día una hora entera.

Por San Blas la cigüeña verás, y si está cerca el verano más temprano, y si no la vieres mal año esperes.

Por San Blas, dos horas más.

Por San Blas, la cigüeña verás y está cerca el verano, más temprano.

Por San Blas, la cigüeña verás y si no la vieres, año de nieves.

Por San Blas, la cigüeña verás y si no la vieres, mal año esperes.

Por San Blas, planta higos y comerás.

Por San Blas, una menos y otra más.

Por San Matías, cantan las cotovías y entra el sol por las solombrías.

Por San Matías, corren los peces por las herías.

Por San Matías, sácame de esta solana y llévame a aquella ombría,

Por San Matías, tanta noche como día.

Por San Valentín, los almendros florecidos.

Por Santa Águeda, entra el sol en el agua.

Por Santa Eulalia, siempre el tiempo cambia.

Que la Candelaria llore o que cante, invierno por detrás y por delante.

Quien en febrero no escarda, ¿a qué aguarda?

Refranes que no sean verdaderos y febreros que no sean locos, pocos.

San Matías y el carnaval andan a porfía.

San Matías, entra el sol por las sombrías, pero no por las más frías.

San Matías, está marzo a cinco días, y si es bisiesto, cátalo al sexto.

Si acaso truena en febrero, las cubas al gallinero.

Si canta el rano en febrero, apontoca tu granero.

Si el buey quieres engordar, de mediados de febrero hasta mayo lo has de apacentar.

Si en febrero caliente estás por Pascua tiritarás.

Si en la candelaria plora, invierno fora.

Si febrero malo esta, en marzo y abril seguirá.

Si febrero no febrerea, abril no abrilerea.

Si febrero no febreriza, marzo hará la riza.

Si febrero viene de aguas, habrá pastos y habrá parvas.

Si hace un buen febrero, malo será el año entero.

Si hiela bien por enero, bien lloverá por febrero.

Si hiela por San Blas, treinta días más.

Si la Candelaria llora, invierno fuera; si no llora ni dentro ni fuera y si ríe o hace viento, invierno dentro.

Si llueve por la Candelaria, echa la brasa.

Si malo es enero, peor es febrero.

Si más días tuviera febrero, no quedaría ni gato ni perro.

Si no lloviere en febrero, ni buen prado ni buen centeno.

Si no llueve en febrero ni buen pan, ni buen centeno.

Si no llueve en febrero, ni buen ganado ni buen sementero.

Si no llueve en febrero, ni trigo ni centeno.

Si por la Candelaria llueve y no hiela, ya está el invierno fuera.

Si por la Candelaria plora, el invierno está fora; si no plora, ni dentro ni fora; y si arrasa el invierno se queda en casa.

Si truena en febrero mal agüero.

Siempre se vio en febrero lo contrario que en enero.

Sol de febrero rara vez dura un día entero.

Tanto enero como febrero, aceitunero.

Ten el invierno por pasado si ves a febrero empapado.

Venga febrero lluvioso, aunque salga furioso.

Viene febrerillo el loco, con sus días veintiocho; quien bien los ha de contar, treinta le ha de echar.

Ya viene febrero, que se lleva la oveja y el carnero.

Hasta aquí los refranes sobre este mes tan peculiar. Ahora puedes pasar del invierno a la primavera con esta lista de refranes de mayo.