Dichos y Refranes del mes de Abril

refranes de Abril

Abril es uno de los meses de la primavera y como tal tiene un montón de admiradores. Quizás por eso Sabina cantaba aquello de “¿Quién me ha robado el mes de abril?”. En este post no encontrarás la respuesta, pero sí encontrarás una de las mayores recopilaciones de refranes de abril que hay en Internet.

Como suele ocurrir en los refranes sobre meses, la mayoría de estos dichos tratan sobre el tiempo atmosférico, pero hay un poco de todo, como el conocido ni abril sin flores ni juventud sin amores.

¡Ojo con abril!, que es helador y sutil.
¿Quién barbecha en abril?, el labrador ruin.
A abril alabo si no vuelve el rabo.
A abril con sus chaparrones, sigue mayo con sus flores.
A abril, desearle por lluvioso y temerle por vil.
A finales de abril, la flor verás en la vid.
A helada de abril, hambre ha de seguir.
A los tres días de abril, el cuclillo debe haber vuelto, si no ha llegado a los ocho, o lo cogieron o ha muerto.
A nadie tiene que extrañar que en abril empiece a nevar.
A tres de abril, el cuclillo ha de venir.
A vos todo el año, y a mí abril y mayo.
Abre abril las puertas del Santo Rocío y no abras las del abril abrilero, cada día un aguacero.
Abril a los campos hace reír.
Abril abrileño, de ciento, uno bueno y la vieja que lo decía tenía ciento uno y no conoció ninguno.
Abril abrilero siempre es traicionero.
Abril abrilero, cada día un aguacero.
Abril abrilero, o el pastor pide ayuda al barquero o las ranas mueren en el sequero.
Abril abrilete, cuando la viña mete.
Abril abrilete, más malo que siete; llama a mayo y vete.
Abril abrilillo, ¿cuándo no fue pillo?
Abril caluroso, mayo jocoso.
Abril concluido, invierno ido.
Abril de las aguas mil y todas caben en un candil.
Abril de las aguas mil, si no al principio al fin.
Abril del más sabroso dormir, dos veces al año deberías venir.
Abril empezado, invierno cantado.
Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y hermosas.
Abril entoldado y poco majado.
Abril es lluvioso y señoril.
Abril frío hinche el silo, y mojado, silo y campo.
Abril frío y mojado, hincha el granero y harta el ganado.
Abril frío, mucho pan y poco vino.
Abril frío, tortas de trigo.
Abril hace a las puertas cerrar y abrir y a los cochinos gruñir.
Abril llovedero llena el granero
Abril llueve para los hombres y mayo para las bestias.
Abril lluvioso, hace a mayo florido y hermoso
Abril lluvioso, mayo verdoso.
Abril mojado, bueno para los trigos y malo para los gusanos.
Abril mojado, de panes viene cargado.
Abril mojado, malo en la huerta y bueno en el campo.
Abril mojado, mayo rociado.
Abril no es padre, que es compadre.
Abril no se llama abril, sino ¡ah, vil!
Abril puede ser frío, caluroso o tibio.
Abril puede traer rocío, y otras veces helada y frío
Abril puede traer rocío, y otras veces helada y frío.
Abril que sale lloviendo a mayo llama riendo.
Abril que truena, anuncia cosecha buena.
Abril riente, mata de frío a la gente.
Abril saca la espiga a relucir.
Abril saca la espiga, mayo la madura.
Abril siempre fue ruin, al entrar, o al salir, o al medio por no mentir.
Abril siempre fue vil; al principio, al medio y al fin.
Abril sin granizar, ni se vio ni se verá.
Abril sin granizo, Dios no lo hizo.
Abril sonriente, de frío mata a la gente.
Abril tiene caras siete.
Abril tiene la llave del toril.
Abril trae flores y mayo se lleva los honores.
Abril tronado, viene buen verano.
Abril y mayo componen el año.
Abril y mayo se entienden a ratos.
Abril y mayo tienen la llave del campo.
Abril y mayo, llave de todo el año.
Abril llovedero, llena el granero.
Abril, abril de cien en cien años deberías venir.
Abril, abril, al cuco tienes que oír.
Abril, abril, cogollos mil.
Abril, abril, tu agua para otro, tu sol para mí.
Abril, abrilero, de ciento, uno bueno; la vieja que lo decía tenía ciento uno y no conoció bueno ninguno.
Abril, abrilillo, siempre fuiste pillo.
Abril, abriloso y sus aguas sacan de la cueva al oso.
Abril, abriluco, el mes del cuco.
Abril, abriluco, tú verás venir al cuco.
Abril, aguas mil y en mayo tres o cuatro
Abril, aguas mil y todas caben en un barril.
Abril, aguas mil, cernidas en un mandil.
Abril, aguas mil, sino al principio al medio o al fin.
Abril, barrilete, el mes que las parras mete.
Abril, cara de beato, uñas de gato.
Abril, debieras llamarte ¡Ah vil!
Abril, deja las viñas dormir.
Abril, desearle por lluvioso y temerle por vil.
Abril, hueveril; mayo pajarero.
Abril, los almendros en flor, los pájaros al sol, los jovencitos al amor.
Abril, para ser abril, ha de tener aguas mil.
Abril, que agua rezumas y de lila perfumas.
Abril, si bueno al principio, malo al fin.
Abril, si bueno al principio, malo al final.
Abril, siempre fue vil.
Abril, tan pronto llorar como reír.
Abril, uno bueno entre mil.
Abril: debieran llamarte ¡ah vil!
Abriles buenos y buenos hidalgos, muy escasos.
Abriles cambiantes, los verás abundantes.
Abriles y caballeros, rarísimos los buenos.
Abriles y condes, los más traidores.
Abriles y hembras, con el diablo se aconsejan.
Abriles y hombres viles, desde que el mundo es mundo, los hubo miles.
Abriles y jornaleros, pocos son buenos.
Abriles y señores, pocos hay que no sean traidores.
Abriles y yernos, pocos son buenos.
Abriles, pocos no fueron viles.
Agua abrileña baña las hierbas; así las quiere el ganado lanar, pero no el de cerda. Agua de abril, si no es torrencial, llena la panera.
Agua en abril, apaña tu camarín.
Agua en abril, granos mil.
Aguas en abril, vengan mil.
Al fin de abril, la flor de la vid.
Al principio y al fin, abril suele ser ruin.
Al que ha de madurar en agosto, en abril se le ve el rostro.
Altas o bajas, en abril son las Pascuas.
Año ruin cuando llueve mucho en enero y nieva en abril.
Aparte de buenas cosas, en abril lilas, en mayo rosas y en junio amapolas.
Aparte de otras cosas, en abril las lilas y en mayo las rosas.
Buen año y buen tempero, si en abril abundan los truenos.
Buen verano nos espera, si en abril la lluvia es duradera.
Buenos amigos y buenos abriles, uno entre miles.
Caracoles de abril para mí, los de mayo para mi hermano, y los de junio para ninguno.
Cebada para marzo, leña para abril, y trigo para mayo.
Chaquetilla en la mano, para las mañanas de abril y mayo.
Con abril bueno no hay año malo.
Cuando abril abrilea, bien cantan los pájaros en la azotea.
Cuando abril abrilea, bien luce la primavera.
Cuando abril truena, noticia buena.
Cuando en tú casa vayas a obrar, en abril empieza ya.
Cuando marzo no marcea, abril aguacantalea
Cuando marzo ventea, abril aguanevea.
Cuando truena en abril, el labrador es feliz.
De abril a abril, vuelven las aguas por donde solían ir.
De abril y de la mujer todo lo bueno puede acontecer.
De abril y de la mujer, todo lo malo hay que temer.
De tus leños mil, guarda alguno para abril, y por si acaso, guarda alguno para mayo.
Del garbanzo te sé contar, que por abril ni ha de estar nacido ni por sembrar.
Dijo mayo a abril; aunque te pese, me he de reír.
El año ha de ser bueno si por abril lo anuncian los truenos.
El diez de abril, al cuco verás venir.
El invierno no ha pasado hasta que abril no haya acabado.
El que en abril riega, en mayo siega.
El que no guarda la leña para abril no sabe vivir.
En Abril aguas mil.
En abril la flor empieza a relucir.
En abril la helada sigue a la granizada.
En Abril la helada, sigue a la granizada
En abril lluvias hasta que a las vacas los cuernos se les pudran.
En abril los espárragos para mí, en mayo para mi caballo.
En abril no hay granizada a la que no siga la helada.
En abril pone la perdiz.
En abril sólo poda el ruin.
En abril y en mayo no dejes en la casa el sayo.
En abril, agua poca y nubes mil.
En abril, búscale el nido a la perdiz.
En abril, cada gota vale por mil.
En abril, cortas un cardo y te crecen mil.
En abril, florece el jardín.
En abril, la flor empieza a salir.
En abril, poca lluvia y nubes mil.
En abril, ponte la capilla ruin.
En abril, sale la espiga del cubil.
En el mes de abril, toda el agua, cabe en un barril; pero si el barril está desfondado, todo el mundo está anegado.
En marzo asoma la cabeza el lagarto y en abril, acaba de salir.
Enero las quita el sebo, febrero las descoyunta, ellas mueren en abril, y mayo lleva la culpa.
Entre marzo y abril, sale el cuco del cubil, con la nieve no quiere venir.
Flores en abril, mil.
Frío de abril, helado y sutil.
Frío de abril, peor que el eneril.
Gallina gentil, echada en marzo y sacada en abril.
Hasta que pase abril, no aligeres el vestir.
La llegada de abril, es primavera; la savia y la sangre altera.
La lluvia de abril amadrina, y acoge a la golondrina.
La niebla en marzo no hace daño, pero la de abril se lleva el pan, el vino y el barril.
La viña del ruin, se poda en abril.
Las aguarraditas de abril, unas ir y otras venir
Las aguas de abril todas caben en un barril; pero si el barril se quiebra, ni en el mar ni en la tierra.
Las lluvias de abril caben en un barril y en mayo me desmayo.
Las mañanas de abril son largas para dormir.
Llueva abril y mayo, aunque no llueva en todo el año.
Lluvia de abril hincha al rey, el carro y el carril.
Lluvias de abril y mayo son las mejores del año.
Los espárragos de abril para mí, los de mayo para el amo y los de junio para el burro.
Los febreros y los abriles los más viles.
Marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso.
Marzo, loco, y abril no poco.
Más valen las aguas de abril que los bueyes y el carro de David.
Mes de abril, agua poca y nubes mil.
Ni abril sin flores, ni juventud sin amores.
No hay abril que no sea vil, al principio, al medio o al fin.
No pasa un mes de abril, sin que granizos caigan mil.
Nunca vi abril que no fuera ruin, ora al entrar, ora al salir.
Parte su tiempo abril entre llorar y reír.
Polvo en abril, lodo en agosto.
Ponte el capillo ruin, que viene abril.
Por abril corta un cardo y nacerán mil.
Por San Marcos (25 de abril), agua en los charcos
Por San Marcos el melonar, ni por nacido ni por sembrar
Por todo abril, no te descubrir.
Quien come caracoles en abril, apareje cera y pabil.
Quien ha de conocer un buen abril, cien años ha de vivir. La vieja que lo decía tenía ciento uno y no conoció ninguno.
Sale marzo y entra abril, nubecillas a llorar y campitos a reír.
Sale marzo y entra abril, nubecitas a llorar y campitos a reír.
San Marcos tiene un verano, que además de ser cortico, no viene todos los años.
San Marcos, rey de los charcos.
Semana Santa mojada, cuartilla de trigo colmada.
Sí abril fuere frío, habrá pan y vino; y si frío y mojado, seguro está el año
Sí abril fuere frío, habrá pan y vino; y si frío y mojado, seguro está el año.
Si el cuquillo no ha venido el 25 de abril, o se ha muerto, o lo han matado, o es que no quiere venir.
Si en abril hay lodo, no se perderá todo.
Si llueve en abril, prevén la media para medir.
Si marzo no marcea, abril ventisquea.
Si nieva por Santa Engracia (16 de abril), la viña desgracia.
Si no hubiera abril, no habría año ruin.
Si no hubiera abril, no habría año vil.
Si quieres saber cuándo es abril, la golondrina te lo vendrá a decir.
Si tienes pan para mayo y leña para abril, échate a dormir.
Si truena en abril, prepara la capa y échate a dormir.
Sol de abril, abre la mano y déjalo ir.
Teme al invierno sutil mientras diga el calendario abril.
Todas las aguas de abril, caben en un candil.
Truenos en abril, la media y el celemín.
Tu perejil siémbralo en abril.
Un abril del todo bueno, los antepasados no lo conocieron.
Una flor no hace abril, sino mil.
Yemas de abril, pocas al barril.

Refranes de Abril

Si te ha gustado esta recopilación de refranes te invito a que la compartas a través de tus redes sociales. También puedes echar un vistazo a los siguientes refranes de mayo.

Guillermo

Hola, me llamo Guillermo y soy muchas cosas, entre ellas coleccionista de frases. Un día decidí compartir mis frases favoritas con todo el mundo y así nació este lugar. Portal Frases no es el único proyecto online que tengo pero sí mi preferido.

También te podría gustar...