proverbios africanos

Proverbios Africanos sobre la Vida, el Amor y el Sufrimiento

África, la cuna de la humanidad; un vasto territorio lleno de misterios ancestrales. La sabiduría de todo este continente sigue pasando de generación en generación en forma de proverbios. Hoy gracias a Internet cualquiera puede conocer los proverbios africanos y descubrir su significado. Como aquí, que hemos hecho una de las mayores recopilaciones de proverbios de África que se pueden encontrar en la Red.

Proverbios africanos de amor

Cualquier persona que ama el jarrón ama también lo que hay dentro.

Cuando la luna llena te ama, ¿por qué preocuparse por las estrellas?

Deja que tu amor como la llovizna, viniendo suavemente, pero las inundaciones del río.

Donde no hay oscuridad amor.

El amor es como el arroz: trasplantada, sigue creciendo.

El amor es como un bebé: tiene que ser tratada con ternura.

El amor nunca se pierde solo lugar.

El que se ama a una persona fea es el que hace que sean bellas.

La felicidad requiere algo que hacer, algo que amar y algo que esperar.

Quien ama, te ama con su tierra.

Un hilo de la aguja amor, para el corazón.

Un montón de pequeñas cosas que hacen que un hombre ama a una mujer de una manera grande.

Una carta desde el corazón se puede leer en la cara.

Una mujer es una flor en un jardín, su marido es la valla que lo rodea.

0 La casa de una persona que amamos nunca está lejos.

Allí donde está el corazón es allí es donde están los sueños.

Cuando los jóvenes se enamoran, los mayores sueñan.

Dar amistad a quien quiere amor es como dar pan a quien se muere de sed.

El amor acorta las distancias.

El amor del malvado es peor que su odio.

El amor es una enfermedad muy seria.

El amor nunca se pierde, sólo se mantiene.

El amor por una mujer, puede hacer de un hombre malo, un hombre bueno.

El amor produce elogios, pero también odio.

El amor y el odio son como un velo ante los ojos. Uno deja ver sólo lo bueno y el otro deja ver solo lo malo.

El camino que lleva a la gente que queremos siempre es corto.

El corazón llega donde no llegan los pies.

El matrimonio está como un cacahuete, hay que romper la cáscara para ver lo que hay dentro

El sacrificio es un signo de amor.

Es mejor no encender el fuego del corazón, que querer apagarlo después.

La boca puede sonreír, el corazón sabe las heridas que tiene.

La mirada amorosa pasa por encima de los defectos.

Las consecuencias del amor quedan en el corazón.

Lo que ya no ves en los ojos, puede estar en el corazón.

Lo quiere el corazón, activa los pies.

Los buenos consejos son signos de amor.

Nuestro amor es como la llovizna que cae quedamente, pero desborda el río.

Quien te impide ir a la guerra es quien te quiere.

Tanto el amor como el odio nacen de la cerveza.

Un amor que no es sólido, no dura.

Proverbios africanos sobre la vida

Antes de pedirle ropa a un hombre, mire la ropa que él lleva.

Aquellos que llegan antes al río encuentran el agua más limpia.

Aunque salgas a cazar elefantes, no desprecies al caracol.

Cada arroyo tiene su fuente.

Cada hombre deja sus huellas.

Con el pretexto de ayudarme, vienes a agobiarme.

Copiando a todos los demás todo el tiempo, el mono un día se cortó su propia garganta.

Corazones vecinos valen más que cabañas vecinas.

Cuando el ratón se ríe del gato, es que hay un agujero cerca.

Cuando empieza el tiempo de la cosecha, el perezoso empieza a reflexionar.

Cuando hay que volar el avestruz dice “soy un camello”, y cuando hay que llevar una carga dice “soy un pájaro”.

Cuando se es rico, siempre se baila bien.

Cuando se está en un cruce de caminos es imposible ir en ambas direcciones al mismo tiempo.

Después de haber recorrido el mundo entero en busca de la felicidad, te das cuenta de que estaba en la puerta de tu casa.

Dios da, nunca vende.

El cazador busca la pieza, la pieza no busca al cazador.

El cazador no se frota con grasa y se pone a dormir junto al fuego.

El cazador que persigue a un elefante no se detiene para tirar piedras a los pájaros.

El día nunca retrocede de nuevo.

El enfermo necesita del médico, el médico no necesita del enfermo.

El ojo no lleva carga, pero sabe cuánta puede soportar la cabeza.

El pasto no crece más rápido si se jala de él.

El pez capturado en la red, comienza a reflexionar.

El proverbio es el caballo de la palabra; cuando la palabra se pierde es gracias al proverbio que la vuelve a encontrar.

El puente sólo se repara cuando alguien se cae al agua.

El que escucha furtivamente, comprende mal.

El que está enfermo no reúsa la medicina.

El rico nunca está satisfecho.

El río se llena con arroyos pequeños.

Entre camellos nadie se burla de las jorobas.

Entre hermanos, si la prueba se gana o se pierde, da lo mismo.

Es más fácil para una hormiga transportar una montaña que mover a los que mandan.

Hacemos daño al hombre cuando le pedimos hacer lo que está dentro de sus posibilidades o hábitos.

Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza siempre glorificarán al cazador.

Hay quien tiene cabeza, pero no tiene gorra para ponerse, y hay quien tiene gorra, pero no tiene cabeza.

La belleza sin gracia, es como una rosa sin olor.

La delicadeza de los gestos revela la de los sentimientos.

La experiencia es lo que hace que un tonto se convierta en sabio.

La lengua del justo está detrás del corazón, más la del necio va siempre delante, suelta y dicharachera.

La lluvia moja las manchas del leopardo, pero no se las quita.

La mejor bendición mejor para que haya una buena cosecha es una calabaza llena de sudor.

La mentira de un niño es como un pez muerto, siempre sale a la superficie.

La mentira puede correr un año, la verdad la alcanza en un día.

La muerte de un anciano es como una biblioteca que se quema.

La palabra es una cáscara que el astuto desmenuza.

La palabra que maduró mucho tiempo tiene peso.

La piel de leopardo es bonita, pero su corazón malvado.

La potencia del hacha está en el mango.

La reunión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre.

La riqueza tiene una chaqueta de muchos colores.

La sal no dice de sí misma que es salada.

Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran.

Las lenguas de los que critican son como las patas de las moscas, aterrizan en cualquier cosa que encuentran.

Las pulseras de metal suenan si son dos.

Lo que el viejo ve por estar sentado, no lo percibe el joven que está de pie.

Lo que los ojos han visto no puede ser olvidado por el corazón.

Más vale que los dientes no riñan con la lengua.

Mientras vivamos en la ignorancia, seremos siempre los unos enemigos de los otros.

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo.

Nadie prueba la profundidad del río con ambos pies.

Ni la humildad de los pescadores ni el cinismo de los mercaderes empañaran la pureza de las perlas.

No conviene aplaudir demasiado al bailarín, porque puede dar un paso en falso.

No hay donde ocultarse en la superficie de agua.

No importa cuánto tiempo un tronco pase en el agua, nunca llegará a ser cocodrilo.

No puedes esconder el humo si encendiste fuego.

Quién dice la verdad nunca se equivoca.

Quién escucha la voz del anciano es como un árbol fuerte; quién tapa los oídos es como una rama al viento.

Quien hace preguntas no es tonto.

Recuerda, si hay tormenta habrá arco iris.

Se admira a los carneros donde faltan los toros.

Sea cual sea la astucia, es imposible masticar el agua.

Si deseas que las moscas se aparten de ti, arroja lejos el hueso que tienes en la mano.

Si tu vecino tiene más pelo que tú, no le tengas envidia, porque seguramente tiene más piojos que tú.

Si un mono está entre los perros, ¿por qué no aprenderá a ladrar?

Si usted puede caminar, usted puede bailar; Si usted puede hablar, usted puede cantar.

Si usted tiene mucho, dé algunas de sus posesiones; si usted tiene poco; dé algo de su corazón.

Tengo que aprender a caminar con tres patas dice la hiena cuando es vieja.

Un asno siempre da las gracias con una coz.

Un ejército de ovejas dirigido por un león vencerá a un ejército de leones dirigido por una oveja.

Un enfermo debe buscar un médico; no puede quedarse pasivo.

Un solo brazalete no hace ruido.

Un tigre no tiene que proclamar su fiereza.

Una disculpa no significa que uno tenga razón o no. lo que significa es que se valora la amistad. Vale, pero millones de veces más la vida de un solo ser humano que todas las propiedades del hombre más rico de la tierra.

Proverbios africanos sobre el sufrimiento

Cuando dos elefantes luchan es la hierba la que sufre.

Cuando el león envejece hasta las moscas le atacan.

El carcelero es un prisionero más.

El mosquito no se apiada del hombre, por más flaco que esté.

El que está enfermo no se niega a la medicina.

La enfermedad y los desastres van y vienen como la lluvia, pero la salud es como el sol que ilumina el pueblo entero.

La lluvia moja las manchas del leopardo, pero no se las quita.

La mujer de quien un hijo ha sido comido por una bruja es quien mejor conoce los males de brujería.

Las palabras ásperas hieren más de una flecha envenenada.

Los tambores de guerra son tambores de hambre.

Muchos nacimientos significan muchos entierros.

Nunca se olvidan las lecciones aprendidas en el dolor.

Trabajar el campo es duro, pero más dura es el hambre.

¿Te gustaría ver en nuestro portal más recopilaciones de proverbios del mundo? Apóyanos compartiendo nuestros contenidos a través de las rede socia