Frases y lemas de los Tercios Españoles

frases de los tercios españoles

Los tercios españoles fueron una unidad de élite del ejército español oficialmente activa desde 1534 a 1704. En su tiempo tenían fama de ser la mejor infantería española y sobre ellos se construyó la hegemonía del imperio español, un imperio en el que nunca se ponía el sol.

Se cuentan muchas historias, anécdotas y leyendas sobre estos aguerridos soldados, pero en Portal Frases nos centraremos en compartir las mejores frases de los tercios españoles, empezando por algunos de los lemas que usaban.

¿Cuáles son los lemas de los tercios españoles?

Un lema es una frase que expresa una aspiración o un ideal de conducta. El lema oficial de los Tercios de Flandes era:

Santiago y cierra España

Se inspira en un grito de guerra usado por las tropas cristinas durante la reconquista española: ¡Santiago!, ¡Cierra! y ¡España! Tres palabras que no siempre se combinaban. Santiago era una invocación al apóstol Santiago, patrón de España, y cierra es una orden militar para trabar combate. También hace referencia a la expresión cerrar filas, para que los soldados no abandonen sus puestos.

Frases y bravuconadas de los tercios

Aparte de su lema oficial, hay otras frases que los tercios españoles que se hicieron conocidas. Algunas eran bravuconadas que se atribuyen a soldados de los tercios, otros eran dichos comunes entre las tropas, pero en todos podrás reconocer  el ingenio español.  

A más gente y moros, más ganancia y gloria.
Al enemigo que huye, puente de plata.
¡Ea, mis leones de España! Hoy es el día de matar esa hambre de honra que siempre tuvisteis y para esto os ha traído Dios hoy tanta multitud de pécoras.
En tomando a un hombre, dándole un puntapié, lo enviaré dos o tres leguas hacia arriba; y antes que vuelva, quiero que pase un año.
España mi natura, Italia mi ventura, Flandes mi sepultura.
Estos bigotes fueron hechos al humo del cañón, por eso crecen tan grandes y tan presto.
Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos.
Los soldados que componen los Tercios son españoles, que aman más la honra que la vida y temen menos la muerte que la infamia.
No hay puñado de tierra sin una tumba española.
No saques la espada sin razón ni la envaines sin honor.
Por muy ruin que sea, será mejor que vos.
Porque mi espada está tan carnicera que a cada paso daría prisa a sacarla fuera; y, sacada una vez, no haría otra cosa que carne y sangre. (Lo dijo un soldado de los tercios al preguntarle por qué se paseaba sin espada por las peligrosas calles de Madrid)
Preferimos morir con honra que vivir eternamente deshonrados.
Señor, yo lo diré: hay tres mil italianos, tres mil tudescos (alemanes) y seis mil soldados. (Lo dijo un soldado de los tercios al preguntarle cuantos soldados había mandado Felipe II a rescatar Malta. No consideraba soldados a italianos ni a alemanes, solo a los españoles)
Si en la pelea veis caer mi caballo y mi estandarte, levantar primero a este que a mí.
Sobre un mundo soberbio y avaro, sin justicia, belleza ni dios…imponemos nosotros la garra del imperio solar español.

Frases sobre los tercios españoles

La fama de los tercios era legendaria en todo el mundo, por eso no escaseaban las frases sobre los tercios españoles, donde se hablaba sobre su valía:

A más gente y moros, más ganancia y gloria.
Al enemigo que huye, puente de plata.
¡Ea, mis leones de España! Hoy es el día de matar esa hambre de honra que siempre tuvisteis y para esto os ha traído Dios hoy tanta multitud de pécoras.
En tomando a un hombre, dándole un puntapié, lo enviaré dos o tres leguas hacia arriba; y antes que vuelva, quiero que pase un año.
España mi natura, Italia mi ventura, Flandes mi sepultura.
Estos bigotes fueron hechos al humo del cañón, por eso crecen tan grandes y tan presto.
Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos.
Los soldados que componen los Tercios son españoles, que aman más la honra que la vida y temen menos la muerte que la infamia.
No hay puñado de tierra sin una tumba española.
No saques la espada sin razón ni la envaines sin honor.
Por muy ruin que sea, será mejor que vos.
Porque mi espada está tan carnicera que a cada paso daría prisa a sacarla fuera; y, sacada una vez, no haría otra cosa que carne y sangre. (Lo dijo un soldado de los tercios al preguntarle por qué se paseaba sin espada por las peligrosas calles de Madrid)
Preferimos morir con honra que vivir eternamente deshonrados.
Señor, yo lo diré: hay tres mil italianos, tres mil tudescos (alemanes) y seis mil soldados. (Lo dijo un soldado de los tercios al preguntarle cuantos soldados había mandado Felipe II a rescatar Malta. No consideraba soldados a italianos ni a alemanes, solo a los españoles)
Si en la pelea veis caer mi caballo y mi estandarte, levantar primero a este que a mí.
Sobre un mundo soberbio y avaro, sin justicia, belleza ni dios…imponemos nosotros la garra del imperio solar español.

¿Te han gustado estas frases de los tercios? Si eres fan de la caballería no te pierdas tampoco esta recopilación de frases de Don Quijote.