mar

Frases poéticas sobre la vida y el amor

La poesía es el arte de pintar sentimientos con palabras. La poesía cautiva, emociona, inspira y, en definitiva, nos permite ver el mundo con otros ojos. Un arte más necesario que nunca en estos tiempos que nos toca vivir. En la siguiente colección de frases poéticas podrás encontrar versos de poetas consagrados, otros no tan conocidos y algunos creadores anónimos.  Distintos autores que comparten el lenguaje universal de la poesía.

¿Un ejemplo de frase poética? Me quedo con este de un poemario llamado Setenta por ciento agua:

Ya sólo creo en la razón

al servicio de la verdad

de la libertad

y del amor.

Toda una declaración de intenciones. Por cierto, que el autor es Samuel Gallastegui que debuta con su primera publicación y al que conviene seguir la pista.  Si te gusta la poesía seguro que disfrutarás con esta recopilación de frases (y si no, posiblemente también).

Frases poéticas de la vida

¡Contemplad mis obras, hijos de los poderosos, y desesperad!

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú. (Gustavo Adolfo Bécquer)

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.

Amurallar el propio sentimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior. (Frida Kahlo)

Aquí, como en todas partes hay uno que ordena y manda; ministros que lo secundan en todas sus faramallas, gobernadores a dedo, negociantes de uña larga, políticos que se venden, jueces que tuercen la vara.

Cuanto más grande es la herida, más privado es el dolor. (Isabel Allende)

El estudio correcto de la humanidad es el hombre. (Alexander Pope)

El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir. (Mark Twain)

El niño es el padre del hombre. (Wordsworth)

El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.

El olvido es la única venganza y el único perdón. (Jorge Luis Borges)

El olvido está lleno de memoria. (Mario Benedetti)

El prejuicio es una carga que confunde el pasado, amenaza el futuro y hace inaccesible el presente. (Maya Angelou)

En un beso, sabrás todo lo que he callado. (Pablo Neruda)

Errar es humano, perdonar es divino. (Alexander Pope)

Eso que llaman el amor es el exilio, con una postal del país de vez en cuando.

Esta es la perfecta imbecilidad del mundo: cuando no nos favorece la fortuna, con frecuencia como efecto natural de nuestro propio comportamiento, echamos la culpa a los desastres del sol, la luna y las estrellas, como si fuéramos villanos por necesidad, tontos por compulsión celestial; bribones, ladrones y traidores por predominancia esférica; borrachos, mentirosos y adúlteros por obediencia obligada a la influencia planetaria. ¡Admirable evasión del hombre fornicario, dejar la responsabilidad de su condición lujuriosa a cargo de una estrella!

Hay derrotas que tienen más dignidad que una victoria. (Jorge Luis Borges)

Hay heridas que, en vez de abrirnos la piel, nos abren los ojos. (Pablo Neruda)

Hay un cierto placer en la locura, que solo el loco conoce.

He cometido el peor pecado que uno puede cometer: no he sido feliz. (Jorge Luis Borges)

La belleza es verdad, la verdad es bella. (John Keats)

La duda es uno de los nombres de la inteligencia. (Jorge Luis Borges)

La mariposa recordará por siempre que fue gusano. (Mario Benedetti)

La mujer que lee almacena su belleza para la vejez. (Frida Kahlo)

La perfección es una pulida colección de errores. (Mario Benedetti)

La poesía no quiere adeptos, quiere amantes. (Federico García Lorca)

La utopía es el ensueño de lo posible (Samuel Gallastegui)

La verdadera generosidad para con el futuro consiste en entregarlo todo al presente (Albert Camus)

Las chicas de Flores se pasean tomadas de los brazos, para transmitirse sus estremecimientos, y, si alguien las mira en las pupilas aprietan las piernas, de miedo de que el sexo se les caiga en la vereda

Las golosinas son excelentes pero el licor es más rápido. (Ogden Nash)

Las palabras abren puertas sobre el mar. (Rafael Alberti)

Las sonrisitas de felicidad que jugaban en sus rosados y carnosos labios no parecían estar conscientes de la humedad de sus ojos, que de esos diamantes caía como perlas. En resumen, la tristeza podría ser una muy amada rareza si a todos sentara de tal forma

Los años corren, simulan que se detienen y vuelven a correr, pero siempre hay alguien que en medio de la oscura perspectiva alza una antorcha que nos obliga a ver el lado íntimo de las horas (Mario Benedetti)

Los ojos de mi señora no son nada como el sol. (Shakespeare)

Me enamoré de la vida, es la única que no me dejará sin antes yo hacerlo. (Pablo Neruda)

Me gustas cuando callas porque estás como ausente y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca. (Pablo Neruda)

Muere lentamente quien no viaja, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo. (Pablo Neruda)

Nada es real hasta que se experimenta, aún un proverbio no lo es hasta que la vida lo haya ilustrado. (John Keats)

Nada no es lejano y, sin embargo, hay realidades que se nos escapan.

Necesitar alejarse de la sociedad para ser libre es la mayor esclavitud que puede haber. (Samuel Gallastegui)

No aspiro a transmutarme, ni me tienta el reposo

No cualquiera se vuelve loco, esas cosas hay que merecerlas. (Julio Cortázar)

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo. (Walt Whitman)

No fui capaz de discutirlo con nadie porque sentía, sin poder explicarlo, que mis razones solo podían ser válidas para mí (Gabriel García Márquez)

No olvides que lo que llamamos hoy realidad fue imaginación ayer. (José Saramago)

No te des por vencido, ni aún vencido. No te sientas esclavo, ni aún esclavo. Trémulo de pavor, piénsate bravo; y arremete feroz, ya mal herido

Para mi próximo número necesito que me beses y haré aparecer mágicamente mariposas en tu estómago)

Para morir por la patria, primero hay que vivir.

Para que nada nos separe que nada nos una. (Pablo Neruda)

Pisen blando porque caminan sobre mis sueños. (Yeats)

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Porque no pude detenerme por la muerte, Él amablemente se detuvo por mí. (Emily Dickinson)

Porque ya nada me es sagrado, no puedo creer en John Lennon, ni tampoco en mí ni en mi mujer. (Samuel Gallastegui)

Respirar es un hábito. La vida es un hábito o, mejor dicho, una sucesión de hábitos, ya que un individuo es una sucesión de individuos.»

Ser o no ser: esa es la cuestión. (Shakespeare)

Si los hombres fuesen todos militares en el mundo no habría paz. Tampoco maestros ejemplares.

Si tuviéramos también una Fantástica, como hay una Lógica, se habría descubierto el arte de inventar.

Sólo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece. (Jorge Luis Borges)

Soy el amo de mi destino, Soy el capitán de mi alma. (Henley)

Soy la distancia que pones entre todos los momentos que seremos. (Leonard Cohen)

También Dios tiene su infierno; es su amor a los hombres

Te estoy tejiendo un par de alas, sé que te irás cuando termine… pero no soporto verte sin volar (Andrés Castuera- Micher)

Todo es ficción, pero algunas ficciones no dicen la verdad. (Samuel Gallastegui)

Un buen día, echando la vista atrás, se dará usted cuenta de que estos años de lucha han sido los más hermosos de su vida (Sigmund Freud)

Frases poéticas de amor y desamor

Dicen que al amor convierte a cualquiera en poeta. No lo sé, pero desde luego el amor (y el desamor) han inspirado muchos de los versos más bellos que se hayan escrito nunca.

Ámame sin preguntas, que yo te amaré sin respuestas.

Amo tus pies porque anduvieron sobre la tierra y sobre el viento y sobre el agua, hasta que me encontraron.

Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta. (Sam Keen)

«El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada. (Gustavo Adolfo Bécquer)
Cuando dos personas se aman, a través de la «

El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos. (William Shakespeare)

El amor se compone de una sola alma que habita en dos cuerpos. (Aristóteles)

En asuntos de amor, los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca. (Jacinto Benavente)

Es mejor haber amado y perdido, que nunca haber amado. (Tennyson)

Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

Parece, cuando se ama, que el mundo entero tiene rumor de primavera. (Juan Ramón Jiménez)

Pensando en mi felicidad, me acordé de ti.

Por eso juzgo y discierno, por cosa cierta y notoria, que tiene el amor su gloria a las puertas del infierno. (Miguel de Cervantes)

Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón. (Gabriel García Márquez)

Si cuando amo soy feliz, entonces eres mi felicidad.

Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos lo hará. (Julio Cortázar)

 

Espero que hayas disfrutado con esta entrada. Si quieres seguir con el maratón poético te recomiendo a uno de los autores españoles más apreciados (con el permiso de Lorca): Don Antonio Machado.