Las 140 mejores frases de Woody Allen

frases de woody allen

Neurótico, hipocondríaco, genial… Son tres adjetivos que definen a la perfección a Woody Allen. El cineasta neoyorquino es especialista en trasladar su imaginario a la gran pantalla, algo que le ha valido una lluvia de reconocimientos en forma de premios. Allen cuenta con uno de los ingenios más afilados de Hollywood, como podemos ver en las siguientes frases de Woody Allen.

Frases célebres de Woody Allen

Muchas frases de Woody Allen se han hecho virales y podemos verlas mil veces compartidas en redes sociales. Lelas y piensa cuantas habías escuchado antes:

¡Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa!

¿Existe el Infierno? ¿Existe Dios? ¿Resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante: ¿Habrá mujeres allí?

¿Hay robots femeninos? porque las posibilidades son ilimitadas.

¿Pero qué tipo de Gobierno tienen ustedes?, esto es peor que las ordenanzas de aparcamiento.

¿Puede el hombre conocer el universo?, Dios santo, no perderse en Chinatown ya es bastante difícil.

¿Qué pasa si todo es una ilusión y nada existe? En ese caso, definitivamente pagué de más por mi alfombra.

Amo la naturaleza, solo no quiero tener nada de ella sobre mí.

Antes, por cinco marcos, el mismo Freud te trataba. Por diez marcos, te trataba y te planchaba los pantalones. Por quince, Freud permitía que tú le trataras a él, y eso incluía una invitación a comer.

Cómo quieres que te olvide si cuando comienzo a olvidarte me olvido de olvidarte y comienzo a recordarte.

Creo que el cerebro es el más sobrevalorado de los órganos.

Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran unas ganas de invadir Polonia.

Cuando fui enviado al campamente de verano multi-religioso fui brutalmente golpeado por niños de todas las religiones y razas.

Cuando todo sube, lo único que baja es la ropa interior.

De dónde venimos?, ¿a dónde vamos?, ¿hay posibilidad de tarifa de grupo?

De pequeño quise tener un perro, pero mis padres eran pobres y sólo pudieron comprarme una hormiga.

Después de los 60, todos pertenecen al sexo débil.

El amor entre dos mujeres es mi opción favorita.

El diabético no puede ir de luna de miel.

El dinero es mejor que la pobreza si es solo por razones financieras.

El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.

El dinero no lo es todo, pero es mejor que la salud. A fin de cuentas, no se puede ir a la carnicería y decirle al carnicero: Mira que moreno estoy, y además no me resfrío nunca; y suponer que va a regalarte su mercancía (A menos que el carnicero sea un idiota).

Él era tan duro y romántico como la ciudad que amaba. Tras sus gafas de montura negra se agazapaba el vibrante poder sexual de un jaguar. Nueva York era su ciudad y siempre lo sería.

El hombre consta de mente y cuerpo, pero el cuerpo es el único que se divierte.

El matrimonio es la muerte de la esperanza.

El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro.

El negocio más expuesto a la quiebra es el de la cristalería.

El único camino a la felicidad es amar el sufrimiento.

En Beverly Hills no tiran la basura, la convierten en televisión.

En mi casa mando yo, pero mi mujer toma las decisiones.

En realidad, prefiero la ciencia a la religión. Si me dan a escoger entre Dios y el aire acondicionado, me quedo con el aire.

Es filatélico, se pone cachondo lamiendo el trasero de un sello de correos.

Ese tipo no es un asesino en serie. Créeme, me extrañaría mucho que matara a más de una persona o dos.

Estaba con náuseas y con hormigueo por todo el cuerpo. O estaba enamorado o tenía viruela.

Estaba en el salón, he oído que te ahogabas, he acabado mi té con pudding y he venido en seguida.

Estaba tan deprimido, trató de suicidarse inhalando junto a un armenio.

Estoy muy orgulloso de mi reloj de bolsillo de oro. Mi abuelo me lo vendió en su lecho de muerte.

Hasta un reloj parado acierta dos veces al día.

Hay peores cosas en la vida que en la muerte. Si has pasado una tarde con un vendedor de seguros sabes a lo que me refiero.

Hoy en día la fidelidad solo se ve en los equipos de sonido.

La bisexualidad inmediatamente duplica tus oportunidades de tener una cita un sábado por la noche.

La CIA no se la juega, parte de sus hombres luchan con el presidente y otros luchan contra él.

La comida aquí es terrible, y las porciones son muy pequeñas.

La diferencia entre la comedia y la tragedia es que en la comedia sus personajes encuentran la forma de sobreponerse a la tragedia.

La diferencia entre la muerte y el sexo es que la muerte es algo que puede hacer uno solo y sin que nadie se ría después de ti.

La eternidad se hace larga, sobre todo al final.

La marihuana causa amnesia y.… otras cosas que no recuerdo.

La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visité la estatua de la Libertad.

La vida está dividida entre lo horrible y lo miserable.

Las canas ya no se respetan. Se tiñen.

Las mujeres más lindas resultan casi siempre las más aburridas, y ese es el por qué, de que ciertas personas no crean en Dios.

Las ventajas del nudismo saltan a la vista.

Le quiero como a un hermano: como Caín a Abel.

Lo asombroso de cuando uno está enamorado es que experimenta un impulso de cantar. Hay que resistirlo a toda costa, y debe procurarse también que el macho ardiente no recite las letras de las canciones.

Lo mejor que te pueden decir en la vida no es ‘Te quiero’ sino ‘Es benigno’.

Lo que más odio es que me pidan perdón antes de pisarme.

Los gérmenes no pueden vivir en tu circulación sanguínea. Es demasiado fría.

Los japoneses quieren abrirle los ojos al mundo.

Masturbarse es hacer el amor con la persona que más quieres.

Me divorcié de mi mujer porque me dejó por otra mujer.

Me gusta leer pornografía en Braille.

Me intente suicidar. ¡Y casi me mato!

Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.

Mi cerebro es mi segundo órgano favorito.

Mi psicoanalista me advirtió que no saliera contigo, pero eras tan guapa que cambié de psicoanalista.

Mis padres no solían pegarme; lo hicieron sólo una vez: empezaron en febrero de 1940 y terminaron en mayo del 43.

Morir es una de las cosas que se puede hacer con tanta facilidad como acostarse.

Nietzsche dice que nosotros viviremos la misma vida nuevamente. ¡Dios!, yo tendré que ver de nuevo a mi agente de seguros.

No creo en las relaciones extramatrimoniales. La gente debería aparearse para siempre, como las palomas, o los católicos.

No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior.

No creo que les gustara a mis padres. Pusieron un oso de peluche vivo en mi cama.

No entiendo como no hay más gente bisexual, si esto duplica tus posibilidades de ligar el fin de semana.

No es que tenga miedo a morirme, es tan solo que no quiero estar allí cuando suceda.

No hago gimnasia, yo prefiero atrofiarme.

No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda.

No pienses en la muerte como el final, piensa en ella como una efectiva forma de cortar tus gastos.

No pude formar parte del equipo de ajedrez debido a mi altura.

No pueden matarme, mi país reaccionará, mandarán una carta.

No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo.

No quiero vivir en una ciudad cuya única ventaja cultural es poder girar a la derecha con el semáforo en rojo.

No sirvo para la vida, sólo valgo para el arte y para divertir a la gente.

No solo de pan vive el hombre. De vez en cuando, también necesita un trago.

No te metas con la masturbación. Es hacer el amor con alguien a quien yo quiero.

No tengo idea de qué estoy haciendo, pero la incompetencia nunca me ha impedido conectarme con el entusiasmo.

Nunca debes matar a un hombre, sobre todo si eso significa quitarle la vida.

Odio la realidad, pero es el único sitio donde se puede comer un buen filete.

Para el ejército me declararon inutilísimo. Si hubiera una guerra yo sólo serviría de rehén.

Para ti soy ateo. Para Dios, la oposición.

Por alguna razón me aprecian más en Francia que aquí. Los subtítulos deben de ser realmente buenos.

Prefiero que me incineren a que me sepulten, y ambas cosas a un fin de semana con mi mujer.

Puedes conseguir vivir hasta los cien si renuncias a todas esas cosas que te hacen querer vivir hasta los cien.

Quizás los poetas tengan razón. Quizás el amor es la única esperanza.

Recuerdo a los profesores de nuestra escuela pública. Teníamos un dicho: Los que no saben enseñan, y los que saben enseñar dan clases de gimnasia. Y, claro está, los que no sabían nada de nada, venían a enseñar a nuestra escuela.

Sé que no merezco el Príncipe de Asturias, pero tampoco la diabetes que padezco.

Se suicidó, era el mayor intelectual que he conocido, y dejó una nota que decía salgo por la ventana.

Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa.

Si Dios me pudiera dar una señal. Como hacerme un depósito en un banco suizo.

Si los seres humanos tuviésemos dos cerebros, seguro que haríamos el doble de tonterías.

Si mis películas no dan beneficios, sé que estoy haciendo algo bueno.

Si no estás fallando de vez en cuando, es una señal de que no estás haciendo nada innovador.

Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.

Siempre he tenido buenas relaciones con mis padres. Me pegaban muy poco. De hecho, me parece que sólo me pegaron una vez durante toda mi infancia. Empezaron el 23 de diciembre de 1942 y acabaron en la primavera de 1944.

Sobre la bisexualidad: inmediatamente dobla tus oportunidades para una cita el sábado por la noche.

Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo.

Sólo quien ha comido ajo puede darnos una palabra de aliento.

Soy lo suficientemente feo y lo suficientemente bajo como para triunfar por mí mismo.

Soy un gran amante porque practico mucho por mi cuenta.

Soy una persona de vida y costumbres sanas. No fumo, no bebo y jamás forzaría sexualmente a una mujer ciega.

Sus hormonas las utilizaría el pentágono para hacer armas químicas.

Te voy a contar una historia tremenda acerca de la anticoncepción oral: le dije a esa chica si quería hacer el amor conmigo y me dijo que no.

Tenemos las tareas repartidas: tu madre toma todas les decisiones importantes y yo tengo el mando de la televisión.

Tenía mujer, pero me plantó, aunque no puedas creerlo. Dijo que yo era infantil y que nunca maduraría. Y yo tenía un buen argumento, podía haberla machacado, pero levanté la mano y no me dio la palabra.

Todo lo que tengo en la vida es mi imaginación.

Todos los hombres son mortales. Sócrates era mortal. Por lo tanto, todos los hombres son Sócrates. Lo que significa que todos los hombres son homosexuales.

Todos nos enfrentamos en la vida a decisiones angustiosas, elecciones morales, algunas son a gran escala. La mayoría de dichas elecciones son sobre asuntos banales, pero nos definimos a nosotros mismos según las decisiones que hemos tomado, en realidad somos la suma total de nuestras decisiones. Las cosas suceden tan imprevisiblemente, tan injustamente. La felicidad humana no parece haber sido incluida en el proyecto de la creación, somos solo nosotros con nuestra capacidad para amar lo que damos sentido al universo indiferente y sin embargo la mayoría de los seres humanos parecen tener la habilidad de seguir intentándolo e incluso de encontrar la felicidad en las cosas sencillas como su familia, su trabajo y en la esperanza de que las futuras generaciones puedan comprenderlo mejor.

Tomé un curso de lectura rápida y fui capaz de leerme ‘La guerra y la paz’ en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia

Tú usas el sexo para expresar cualquier emoción menos amor.

Tuve la culpa parcialmente de que nos divorciáramos… tenía tendencia a colocar a mi mujer sobre un pedestal.

Una esposa dura tanto como un matrimonio, pero una exesposa es para toda la vida.

Una película de éxito es aquella que consigue llevar a cabo una idea original.

Una relación es como un tiburón; tiene que estar continuamente avanzando o se muere. Y me parece que lo que aquí tenemos es un tiburón muerto.

Unos se casan por la Iglesia; otros, por idiotas.

Vamos a ver, Miles, tú no crees en Dios, ¿verdad? Ni tampoco en la ciencia, ni tampoco en la política… ¿Hay algo en lo que tú creas?

Vaya, si me muero mientras hacemos algo dígale al embalsamador que conserve la sonrisa de felicidad de mi cara.

Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción rápidamente: alquilan mi habitación.

Y si llega a decir algo más sobre Ingmar Bergman le salto de puñetazo las lentillas de contacto.

Yo creo que la vida está dividida en lo horrible y lo miserable. En esas dos categorías. Y lo horrible son los enfermos incurables, los ciegos, los lisiados… No sé cómo pueden soportar la vida, me parece asombroso. Y los miserables somos todos los demás. Así que al pasar por la vida deberíamos dar gracias por ser miserables. Por tener la suerte de ser miserables.

Yo fui expulsado del colegio por copiar en el examen de metafísica; miré en el alma del muchacho que se sentaba al lado de mí.

Yo intento hacer con las mujeres lo que Eisenhower ha estado haciendo al país.

Yo me crie en la confesión israelita, pero al hacerme adulto me convertí al narcisismo.

Yo no quiero casarme, sólo quiero divorciarme.

Yo soy una víctima, ¿crees que para mí es agradable que me haga una mamada una tetuda veinteañera?

Yo sufría de incontinencia cuando era pequeño, y como solía dormir con una manta eléctrica, estaba continuamente electrocutándome.

Frases de amor de Woody Allen
Aunque Allen no es un galán de Hollywood, su vida sentimental ha causado un gran revuelo. ¿La razón? Está casado con la hija adoptiva de la que fue su pareja durante muchos años: Mia Farrow. Vale la pena echarles un vistazo a las siguientes frases para leer lo que Allen opina del amor y el sexo:

Amar es sufrir. Para evitar el sufrimiento no se debe amar, pero entonces se sufre por no amar, de modo que amar es sufrir y no amar es sufrir, y sufrir es sufrir. Si para ser feliz hay que amar, para ser feliz hay que sufrir, pero sufrir hace a uno infeliz, por lo tanto, para ser infeliz uno debe amar o amar para sufrir o sufrir de tanta felicidad, y dejémoslo que es un lío.

El amor es la emoción más compleja. Los seres humanos son imprevisibles. No hay lógica en sus emociones. Donde no hay lógica no hay pensamiento racional. Y donde no hay pensamiento racional puede haber mucho romance, pero mucho sufrimiento.

El amor es la respuesta, pero mientras esperas la respuesta, el sexo plantea algunas preguntas bastante interesantes.

El sexo entre dos personas es una cosa hermosa; entre cinco es fantástico….

El sexo es como jugar al bridge. Si no tienes un buen compañero, más vale que tengas una buena mano.

El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír.

El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero de todas las experiencias vacías que existen, hay que reconocer que es una de las mejores.

El sexo sin culpabilidad es malo porque casi se convierte en placer.

El sexo sólo es sucio si se hace bien.

Existen dos cosas muy importantes en el mundo: una es el sexo, de la otra no me acuerdo.

Frases famosas de Woody Allen en vídeo

Para terminar, vamos con una nueva tanda de citas de Woody Allen, está vez en vídeo:

¿Te han gustado? Seguro que iremos actualizando este post con nuevas frases de nuestro neurótico favorito. Hasta entonces puedes darte una vuelta por la web para conocer los mejores pensamientos de otras celebridades.

Guillermo

Hola, me llamo Guillermo y soy muchas cosas, entre ellas coleccionista de frases. Un día decidí compartir mis frases favoritas con todo el mundo y así nació este lugar. Portal Frases no es el único proyecto online que tengo pero sí mi preferido.

También te podría gustar...