frases de shakespeare

125 Frases de William Shakespeare, El Bardo Inmortal

Shakespeare es uno de los más grandes dramaturgos de la Historia, también el más conocido. Sus obras han entretenido a decenas de generaciones y hoy día se siguen representando con éxito en todo el mundo. Son muchas las citas que nos dejó esté genio, así que he intentado hacer una selección lo más amplia posible de frases de Shakespeare. Espero que las disfrutes.

 Frases de William Shakespeare

Entre las obras de Shakespeare destacan Hamlet, Romeo y Julieta, Macbeth, Otelo, o El sueño de una noche de verano. Una producción de tal cantidad y calidad que valieron a Shakespeare el sobrenombre de El Bardo Inmortal.

Seguro que muchas de estas citas célebres de Shakespeare te sonarán, pero sin duda también descubrirás otras muchas igual de memorables.

¡Ay señor! Ser honesto, tal como va el mundo es ser un hombre escogido entre diez mil.

¡Mi amor ha nacido de mi único odio! Muy pronto le he visto y tarde le conozco. Fatal nacimiento de amor habrá sido si tengo que amar al peor enemigo.

Allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma.

Antes que nada, ser verídico para contigo mismo. Y así, tan cierto como que la noche sigue al día, hallarás que no puedes mentir a nadie.

Así, ¡oh conciencia!, de nosotros todos haces unos cobardes, y la ardiente resolución original decae al pálido mirar del pensamiento.

Asume una virtud si no la tienes.

Aunque seas tan casto como el hielo y tan puro como la nieve no escaparás de la calumnia.

Avaro sin provecho, ¿por qué empleas suma tan grande, si vivir no logras?

Con un cebo de mentiras pescas el pez de la verdad.

Cualquiera puede dominar un sufrimiento, excepto el que lo siente.

Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo, no sea que te chamusques a ti mismo.

Dad palabra al dolor: el dolor que no habla, gime en el corazón hasta que lo rompe.

De lo que tengo miedo es de tu miedo.

Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.

El abuso de la grandeza viene cuando se separa la clemencia del poder.

El alcohol provoca el deseo, pero frustra la ejecución.

El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.

El hombre arruinado lee su condición en los ojos de los demás con tanta rapidez que él mismo siente su caída.

El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras.

El mal puede citar las sagradas escrituras para sus propósitos.

El mundo es un escenario, y todos los hombres y mujeres son meros actores.

El pasado es un prólogo.

El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito; bendice al que lo da y al que lo recibe. El mercader de Venecia

El pobre contento es rico y bien rico; quien nada en riquezas y teme perderlas es más pobre que el invierno.

El que gusta de ser adulado es digno del adulador.

El que va demasiado aprisa llega tan tarde como el que va muy despacio.

En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.

En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.

En un minuto hay muchos días.

Es más sencillo obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.

Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.

Esa engañosa palabra mañana, mañana, mañana, nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa.

Excelente cosa es tener la fuerza de un gigante, pero usar de ella como un gigante es propio de un tirano.

Fuertes razones, hacen fuertes acciones.

Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida.

Hasta la propia virtud se convierte en vicio cuando es mal aplicada.

Hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, que todas las que pueda soñar su filosofía.

La belleza puede transformar la honestidad en alcahueta antes que la honestidad vuelva honesta a la belleza.

La brevedad es el alma del ingenio.

La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.

La fortuna llega en algunos barcos que no son guiados.

La juventud, aun cuando nadie la combata, halla en sí misma su propio enemigo.

La lealtad tiene un corazón tranquilo.

La lección de la locura: ajusta el pensamiento y el recuerdo.

La locura acierta a veces cuando el juicio y la cordura no dan fruto.

La memoria es el centinela del cerebro.

La mujer es un manjar digno de los dioses, cuando no lo guisa el diablo.

La vida es una historia contada por un idiota, una historia llena de estruendo y furia, que nada significa

Las maldiciones no van nunca más allá de los labios que las profieren.

Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.

Las palabras sin afectos, nunca llegarán a oídos de Dios.

Las valiosas presas convierten en ladrones a los hombres honrados.

Ligerezas como el aire son para el celoso fuertes confirmaciones, como un testimonio de las Sagradas Escrituras.

Llega el invierno de nuestro descontento.

Lloramos al nacer porque venimos a este inmenso escenario de dementes.

Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba / engánchalos a tu alma con ganchos de acero.

Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte. Los valientes prueban la muerte sólo una vez.

Los espíritus atrevidos trepan rápidamente a las cimas.

Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.

Mejor que con palabras la sinceridad se muestra con acciones.

Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza.

Mira que a veces el demonio nos engaña con la verdad, y nos trae la perdición envuelta en dones que parecen inocentes.

Morir, dormir, tal vez soñar. ¡Ay! Ahí está el problema, pues lo que podemos soñar después de despojarnos de esta envoltura carnal debe hacernos reflexionar.

Nada envalentona tanto al pecador como el perdón.

Ningún legado es tan rico como la honestidad.

No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después

No ensucies la fuente donde has apagado tu sed.

No es digno de saborear la miel aquel quien se aleja de la colmena por miedo a las picaduras de las abejas.

No existe nada bueno ni malo, es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.

No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.

Nosotros debemos nuestra vida a Dios, por eso si se la pagamos hoy, no se la deberemos mañana.

Ocurra lo que ocurra, aún en el día más borrascoso las horas y el tiempo pasan.

Por qué pedir al cielo lo que está en nuestras propias manos.

Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión.

Procurando lo mejor estropeamos a menudo lo que está bien.

Quien se eleva demasiado cerca del sol con alas de oro las funde.

Sé casto como el hielo y puro como la nieve, y no escaparás jamás de la calumnia.

Se ríe de las heridas quien no las ha sufrido.

Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras.

Ser honrado tal como anda el mundo, equivale a ser un hombre escogido entre diez mil.

Ser o no ser, esa es la cuestión.

Sería muy poco feliz si pudiera decir hasta qué punto lo soy.

Si el dinero va por delante, todos los caminos están abiertos.

Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.

Te juro que es mejor ser engañado que sospecharlo una pizca.

Ten más de lo que muestras; habla menos de lo que sabes.

Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.

Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe un corazón falso.

Una pena calma con el sufrimiento de otra.

Vivirás mientras alguien vea y sienta y esto pueda vivir y te dé vida.

Frases de amor de Shakespeare

Romeo y Julieta es obra de referencia cuando hablamos de amor. No cabe duda de que su Shakespeare era un romántico empedernido. Estas son las frases de amor más destacadas de William Shakespeare:

¡Oh amor poderoso! Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.

Amor no sigue la fugaz corriente de la edad, que deshace los colores de los floridos labios y mejillas.

Antes de tocar tus labios quiero tocar tu corazón, y antes de conquistar tu cuerpo quiero conquistar tu amor.

Cuanto te vi me enamoré y tu sonreíste porque lo sabías.

El amor alivia como luz del sol tras la lluvia.

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.

El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien es sus ojos.

El amor es demasiado joven para apreciar lo que es conciencia y, sin embargo, todos saben que la conciencia es engendro del amor.

El amor es un loco tan leal, que en todo cuanto hagáis, sea lo que fuere, no halla mal alguno.

El amor no mira con los ojos, sino con el alma.

El amor no prospera en corazones que se amedrentan de las sombras.

El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.

En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.

Es amor bien pobre el que puede evaluarse.

Hay para mí más peligro en tus ojos que en afrontar veinte espadas desnudas.

Miserable es el amor que puede ser remedio.

Oír con los ojos es una de las agudezas del amor.

Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.

Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras.

Un sentimiento moderado revela amor profundo, en tanto que si es excesivo indica falta de sensatez.

Frases de Shakespeare en ingles

Para terminar, un regalo para los fans de la versión original. Las frases más famosas de Shakespeare escritas en la lengua de Shakespeare:

A man who feeds on their dreams ages soon.

All the world ‘s a stage, and all the men and women merely players. They have their exits and their entrances; And one man in his time plays many parts.

And nothing can we call our own but death

Anyway what you think, I think it’s better to say good words.

Better to be king of your silence that slave of your words.

Cowards die many times before their deaths; The valiant never taste of death but once.

Doubt that the stars are fire, doubt that the sun moves, doubt truth to be a lie, but never doubt I love you.

How sharper than a serpent’s tooth it is to have a thankless child!

Not afraid of greatness; some are born great, some achieve greatness, some imposed greatness them and others is greatness them is great.

Now is the winter of our discontent.

Romeo, Romeo! wherefore art thou Romeo?

The destination is the one that shuffles the cards, but we are the ones we play.

The wise not feel to mourn, but cheerfully puts his task of repairing the damage done.

There is nothing good or bad; is the human thought that makes it appear so.

To be, or not to be: that is the question.

¿Te ha gustado la entrada? Apoya a Portal Frases y compartiéndola en tu red social favorita. Y si te gusta la buena literatura aquí tienes una selección de las mejores frases de Don Quijote.