frases de sueños

Frases de Sueños Cumplidos y Metas por Cumplir

Martin Luther King tenía un sueño; Calderón de la Barca describió que la vida es sueño. Todos los humanos tenemos algo en común: la capacidad de soñar. Soñamos con conocer a alguien, trabajar en lo que nos gusta, hacer un viaje exótico, conseguir el amor de nuestra vida y un millón de cosas más. Los sueños son la gasolina para seguir avanzando en una vida que no siempre es fácil. Así pues, esperamos que estas frases de sueños cumplidos y por cumplir te inspiren para luchar por lo que quieres.

Frases de sueños y metas

Estas frases de lucha por los sueños incluyen citas de personajes históricos y otras cuyo autor no hemos podido localizar con precisión. Pero al menos en este caso lo importante son las palabras y no quien las pronunció.

¡Qué poco cuesta construir castillos en el aire y qué cara es su destrucción!

¿Acaso el sueño no es el testimonio del ser perdido, de un ser que se pierde, de un ser que huye de nuestro ser, incluso si podemos repetirlo, volver a encontrarlo en su extraña transformación?

¿De qué sirve levantarse por las mañanas si no se tiene un sueño que cumplir?

¿Eres un soñador? Eso es bueno. Que nadie te diga lo contrario. Soñar es el primer paso para cambiar la realidad.

¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

A medida que sueñas más y más, también puedes hacer más y más.

Aférrate a los sueños, ya que, si los sueños mueren, la vida es un pájaro de alas rotas que no puede volar.

Al igual que el éxito, el fracaso es muchas cosas para muchas personas. Con una actitud mental positiva, el fracaso es una experiencia de aprendizaje, un peldaño en la escalera, una meseta en la que ordenar tus pensamientos y prepararse para volver a intentarlo.

Aléjate de la gente que trata de empequeñecer tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero la gente realmente grande, te hace sentir que tú también puedes ser grande.

Aquello que puedes hacer o sueñas que puedes hacer, comiénzalo. La audacia tiene genio, poder y magia.

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.

Atreverse es perder el equilibrio momentáneamente. No atreverse es perderse uno mismo.

Ayer no es más que la memoria de hoy, y mañana es el sueño de hoy.

Cada gran sueño comienza con un soñador. Siempre recuerda que tienes dentro de ti la fuerza, la paciencia y la pasión por alcanzar las estrellas y cambiar el mundo.

Camina y haz que tus sueños se hagan realidad. Eres el único que puede hacer realidad esa vida que has soñado.

Comienza donde estás. Usa lo que tienes. Haz lo que puedas.

Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.

Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.

Cuando nuestros sueños se han cumplido es cuando comprendemos la riqueza de nuestra imaginación y la pobreza de la realidad.

Cuando se muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros.

Cuando sea viejo y muera, planeo mirar hacia atrás en mi vida y decir: ‘Guau, eso fue una aventura’, no ‘Guau, seguro que me sentí a salvo’.

Da el primer paso con la fe. No tienes por qué ver toda la escalera. Basta con que subas el primer peldaño.

De todas las formas de precaución, la precaución en el amor es quizás la más fatal para la verdadera felicidad.

Dentro de un año puede que desees haber comenzado hoy.

Dios, por cada sueño que nos da, nos da también la capacidad de hacerlo real.

El futuro no es un porvenir, es un por hacer. Cualquier sueño que tengas puede ser parte de la realidad el día de mañana. Depende de ti, nada más.

El futuro no está prometido para nadie. Si tienes un sueño, ve a por él.

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.

El mundo necesita soñadores. El mundo también necesita a gente que haga cosas. Sin embargo, lo que más necesita el mundo es gente que haga realidad sus sueños.

El primer paso indispensable para conseguir las cosas que quieres de la vida es este: decide lo que quieres.

En la medida en que tu sueño sea bueno, inevitablemente será un poco loco.

En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen; la gran mayoría de los sueños se roncan.

Es dicho de dormilones que por mucho madrugar no amanece más temprano.

Es sólo cuando realmente sabemos y entendemos que tenemos un tiempo limitado en la tierra – y que no tenemos manera de saber cuándo nuestro tiempo se ha acabado, que entonces comenzará a vivir cada día al máximo, como si fuera el único que teníamos.

Estamos hechos de la misma materia que los sueños y nuestra pequeña vida termina durmiendo.

Gran parte del estrés que sienten las personas no proviene de tener demasiado que hacer. Viene de no terminar lo que comenzaron.

Hay algunas personas que viven en un mundo de sueños, y hay algunos que enfrentan la realidad; y luego están aquellos que convierten uno en el otro.

Hay que pintar los sueños y soñar las pinturas.

He extendido mis sueños bajo tus pies; Pisa suavemente, pues pisas mis sueños.

He tenido sueños y he tenido pesadillas. Sobreviví a las pesadillas debido a mis sueños.

La clave para hacer realidad un sueño es enfocarse no en el éxito sino su importancia y entonces incluso los pasos pequeños y las pequeñas victorias a lo largo de tu camino cobrarán un mayor significado.

La esperanza es un sueño despierto.

La mejor forma de hacer tus sueños realidad es despertarse.

La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.

La realidad puede estar equivocada si crees lo suficiente en tus sueños.

La única forma de hacer un sueño realidad es despertando.

La única razón para que superemos las pesadillas es que tenemos sueños.

La vida está llena de belleza. Notarlo. Observe el abejorro, el niño pequeño, y las caras sonrientes. Huele la lluvia, y siente el viento. Vive tu vida al máximo potencial y lucha por tus sueños.

Lo que diferencia al exitoso del que no lo es no es el sueño que cada uno tenía en mente, sino que uno aplicó la determinación, la dedicación, la autodisciplina y el esfuerzo en hacer realidad su sueño.

Lo que no se comienza hoy nunca se termina mañana.

Lo único que hay peor que comenzar algo y fracasar es…. no comenzar nada.

Lo único que te distancia de tu sueño es el miedo al fracaso.

Lo único que te impedirá cumplir tus sueños eres tú mismo.

Los aficionados se sientan y esperan a que les llegue la inspiración; el resto de nosotros, simplemente nos levantamos y vamos a trabajar.

Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo.

Los mejores años de tu vida son aquellos en los que decides que tus problemas son tuyos. No culpas ni a tu madre, ni a la ecología, ni al presidente. Te das cuenta de que controlas tu propio destino.

Los que más hacen, hacen más porque más sueñan.

Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche.

Los soñadores encuentran su camino con la luz de la luna, cuando nadie más ve; su castigo es que el amanecer les llega antes a ellos que a los demás, y son tachados de locos.

Los sueños no son magia. Para conseguirlo es imprescindible sudar, tener determinación y trabajar duramente.

Los sueños pueden hacerse realidad; sin esa posibilidad la naturaleza no nos incitaría a tenerlos.

Los sueños se deben escuchar y aceptar, sean como sean. Al final, la mayoría de ellos se terminan haciendo realidad.

Los sueños son una parte fundamental de la vida.

Los viajes pueden ser de mil kilómetros, pero todos comienzan con un sueño y un paso.

Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado.

Muchos de nuestros sueños parecen al principio imposibles, luego parecen improbables, y luego, cuando nos comprometemos firmemente, se vuelven inevitables.

Muéstrame un obrero con grandes sueños y en él encontrarás un hombre que puede cambiar la historia. Muéstrame un hombre sin sueños, y en él hallarás a un simple obrero.

Nada en el mundo puede tomar el lugar de la persistencia. El talento no lo hará; nada es más común que hombres fracasados con talento. El genio no lo hará; genio sin recompensa es casi un proverbio. La educación no lo hará; el mundo está lleno de negligentes educados. La persistencia y la determinación son omnipotentes.

Nada os pertenece en propiedad más que vuestros sueños.

No arruines lo que tienes deseando lo que no tienes; recuerda que lo que ahora tienes estuvo una vez entre lo que anhelabas.

No es fácil. Es como lanzarse al vacío. Pero si te atreves a avanzar con confianza en la dirección de tus sueños, y te esfuerzas con toda tu alma para vivir como has imaginado, encontrarás los mayores éxitos que depara la vida.

No es verdad que la gente pare de perseguir sus sueños porque sean mayores, se hacen mayores porque dejan de perseguir sus sueños.

No esperes. El tiempo nunca será el correcto.

No hay forma de que tus sueños se hagan realidad si no sueñas antes.

No importa de dónde seas, tus sueños son válidos.

No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo qué sería?

No se puede vivir sin sueños.

No sigas por donde el camino te lleve, avanza por donde no hay camino y deja un rastro.

No sueñes pequeños sueños porque no tienen poder para mover los corazones de los hombres.

No te avergüence de tus fallas, aprenda de ellas y comience nuevamente.

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él.

Nunca eres demasiado viejo para establecer otro objetivo o para soñar un nuevo sueño.

Nunca permitas que la imaginación limitada de los demás, te limite.

Nunca te rindas en un sueño solo por el tiempo que llevará lograrlo. El tiempo pasará de todos modos.

Para conseguir los mayores logros no es suficiente con actuar, sino que también es necesario soñar. Si no se sueña, si no se tiene algo en lo que creer, es imposible lograr grandes cosas en la vida.

Para lograr grandes cosas debemos no sólo actuar, sino también soñar; no sólo planear sino también creer.

Piensa en muchas cosas; haz una.

Puede ser que aquellos que más hacen, sueñen más.

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.

Recuerda celebrar hitos mientras te prepares para el camino que tienes por delante.

Se miserable o motívate a ti mismo. Lo que sea que haya que hacer, siempre será tu elección.

Sea moderado tu sueño: que el que no madruga con el sol, no goza del día.

Si dejas de soñar, dejas de vivir.

Si deseas que tus sueños se hagan realidad, ¡despierta!

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.

Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos.

Si no estás dispuesto a arriesgar lo inusual, tendrás que conformarte con lo ordinario.

Si no tienes un sueño es imposible que te levantes por las mañanas.

Si sigues el camino harás lo que todos hacen. Ve a donde no hay camino y deja tu huella.

Si soñar poco es peligroso, la cura no es soñar menos, sino soñar más, soñar todo el tiempo.

Si te atreves a soñar, tienes todo un mundo listo para ser ganado.

Si tienes el suficiente coraje, cualquier sueño puede hacerse realidad.

Si tienes un sueño, agárralo y no lo dejes escapar.

Si tomas responsabilidad por ti mismo, desarrollarás un hambre para conseguir tus sueños.

Si un artesano estuviese seguro de soñar por espacio de doce horas que es rey, creo que sería casi tan feliz como un rey que soñase doce horas que es artesano.

Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños, y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado en algún momento.

Si vas a soñar, sueña con algo elevado. Apunta a las estrellas. Cada sueño debe estar más alto que el anterior. Porque cuantos más sueños cumplas, más habrás crecido.

Siempre fallaste. No importa. Inténtalo otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor.

Siempre me ha parecido evidente que, si hay razones para soñar un sueño, hay razones para intentar hacerlo realidad.

Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr.

Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto.

Solo hay una cosa que hace que un sueño sea imposible de lograr: el miedo al fracaso.

Solo las personas que se atreven a soñar están destinadas a ganarse el mundo.

Solo quienes creen en la belleza de los sueños pueden llegar a apropiarse del futuro.

Solo vivimos verdaderamente cuando estamos motivados por una meta con un significado profundo. Cuando tenemos sueños que necesitan completarse. Es una suerte de amor puro que necesita expresarse. Solo ahí vivimos.

Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.

Soñaba el ciego que veía, y soñaba lo que quería.

Soñar en teoría, es vivir un poco, pero vivir soñando es no existir.

Soñar poco es peligroso, y la cura no es soñar menos. La cura es soñar más. No hacer otra cosa. Soñar todo el tiempo.

Sueña al soñar; pero al obrar, afirma los pies en el suelo. Y, con todo, nunca conviene entretener sueños desproporcionados e irrealizables.

Sueña como si fueras a vivir para siempre. Vive como si fueras a morir hoy.

Sueña como si tu vida fuera eterna, y vive como si fuera tu último día en la tierra.

Tienes que tener un sueño para poder levantarte por la mañana.

Toda gran hazaña empieza con un gran sueño.

Todo gran sueño comienza con un gran soñador. Recuerda siempre: tienes en tu interior la fuerza, la paciencia y la pasión para alcanzar las estrellas y cambiar el mundo.

Todos los hombres sueñan, pero no de igual manera, los que sueñan de noche se despiertan al día siguiente y se dan cuenta que todo fue vanidad, pero los que sueñan de día son hombres peligrosos porque pueden actuar en sus sueños con los ojos abiertos para hacerlo realidad

Todos tenemos sueños. Pero para hacer los sueños realidad, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo.

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar.

Un hombre no es viejo hasta que los remordimientos toman el lugar de los sueños.

Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.

Un soñador es aquel que solo puede encontrar su camino a la luz de la luna, y su castigo es que ve el amanecer antes que el resto del mundo.

Un viaje de mil millas debe comenzar con un solo paso.

Ves cosas y dices: ¿por qué? Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo: ¿por qué no?

Vivir quiere decir soñar; ser sabio significa soñar apaciblemente.

Imágenes de sueños con frases

Aún quedan muchas frases de sueños por cumplir, pero para que el post no se haga demasiado largo compartimos un vídeo lleno de citas que también nos han gustado (el vídeo pertenece al canal Feliz Éxito ).

¿Has disfrutado con estas frases de soñadores celebres y anónimos? Pues ayúdanos a difundirlas compartiéndolas a través de tus redes sociales.