frases de peliculas mexicanas  frases del cine mexicano  frases famosas mexicanas  frases celebres mexicanas  frases peliculas mexicanas  frases de amor mexicanas  frases de pedro armendariz  frases de cine mexicano  frases del cine de oro mexicano  frases de arturo de cordova  jorge negrete frases  frases de jorge negrete  frases mexicanas de risa  frases de sara garcia  frases de señora mexicana  soy mexicana frases  el cordova frases  la mecánica del corazón frases  frases mexicanas bonitas  frases de mexicanas famosas  frases celebres mexicanas chistosas  frases del pueblo mexicano  mexicana de corazon frases  frases mexicanas chistosas  frases mexicanas  pedro armendariz frases  arturo de cordova frases  frases mexicanas inspiradoras  frases célebres mexicanas  frases se  frases celebres de pito perez  frases mexicanas celebres  frases bien mexicanas  frases jorge negrete  frases de el infierno pelicula mexicana 

Frases de Sigmund Freud sobre Vida, Inconsciente, Amor, Psicología…

Sigmund Freud (1856-1939) es el padre del psicoanálisis y una de las mentes más formidables del siglo pasado. Las teorías de este médico neurólogo austriaco no dejaron indiferente a nadie, causando una autentica revolución en el campo de la psicología.

Las frases de Sigmund Freud nos hablan de la mente humana haciendo que veamos las cosas desde un punto de vista distinto al que estamos acostumbrados. ¿Quieres conocerlas? Pues sigue leyendo.

Frases de Freud

Freud dijo un montón de cosas interesantes sobre los más diversos temas, por eso hemos querido agrupar sus frases celebres de la mejor forma posible. Este es el resultado:

Frases de Freud sobre la vida

¡Menudo progreso hemos logrado! En la Edad Media, me hubieran quemado. Ahora les basta con quemar mis libros.

¿A dónde va un pensamiento cuando se olvida?

A veces un cigarro es solo un cigarro.

Al fijar firmemente a sus adeptos a un infantilismo psíquico y haciéndoles compartir un delirio colectivo, la religión ahorra a muchísimos seres humanos una neurosis individual.

Al igual que nadie puede ser forzado a creer, nadie puede ser forzado a la incredulidad.

América es el experimento más grandioso que el mundo ha visto… pero, me temo, no va a ser un éxito.

Así como al jinete, si quiere permanecer sobre el caballo, a menudo no le queda otro remedio que conducirlo a donde este quiere ir, también el yo suele trasponer en acción la voluntad del ello como si fuera la suya propia.

Cada uno de nosotros tiene a todos como mortales menos a sí mismo.

Como a nadie se le puede forzar para que crea, a nadie se le puede forzar para que no crea.

Con solo temer a la mediocridad, ya se está a salvo.

Cuando un hombre que es liberado de la religión, tiene una mejor oportunidad de vivir una vida normal y sana.

Cuando uno no tiene lo que quiere, uno debe querer lo que uno tiene.

De nuestras vulnerabilidades vienen nuestras fortalezas.

Del error al error uno descubre la verdad completa.

El (hombre) primitivo, al contrario, no conoce trabas a la acción: sus ideas se convierten inmediatamente en actos; podríamos incluso decir que, para él, la acción reemplaza a la idea, y es por eso que, por una decisión definitiva y cierta, podemos llegar a esta proposición: <>.

El acto del nacimiento es la primera experiencia de ansiedad y por tanto la fuente y prototipo del afecto de la ansiedad.

El comportamiento de un ser humano en materia sexual es a menudo un prototipo para el conjunto de sus otros modos de reacción en la vida.

El contraste entre la mente sana del niño y la debilidad emocional del adulto proviene en gran parte de la educación religiosa.

El Dios de cada persona resulta psicológicamente el padre transfigurado, es decir, nuestra experiencia vital con el padre la sublimamos y la proyectamos en la divinización paterna.

El entendimiento es una tabla lisa en la cual nada hay escrito.

El loco es un soñador despierto.

El miedo a las armas es un signo de retraso sexual y madurez emocional.

El narcisismo de las pequeñas diferencias, es la obsesión por diferenciarse de aquello que resulta más familiar y parecido.

El niño va del chupeteo al onanismo

El precio que pagamos por nuestra avanzada civilización es una pérdida de felicidad a través de la intensificación del sentimiento de culpa.

El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.

El primer signo de estupidez es la completa falta de vergüenza.

El psicoanálisis de los neuróticos nos ha enseñado a reconocer la íntima conexión entre mojar la cama y el rasgo de carácter de la ambición.

El que tiene ojos para ver y oídos para escuchar pueden convencerse a sí mismos que ningún mortal puede mantener un secreto. Si sus labios son silenciosos, parlotean con sus dedos; la traición rezuma de ellos a través de todos sus poros.

El sueño posee una maravillosa poesía, una exacta facultad alegórica, un humorismo incomparable y una deliciosa ironía.

El Dios de cada persona resulta psicológicamente el padre transfigurado, es decir, nuestra experiencia vital con el padre la sublimamos y la proyectamos en la divinización paterna.

En la infancia el clítoris de la niña desempeña enteramente el papel del pene.

En los asuntos pequeños confía en la mente, en los grandes el corazón.

En todo ser humano hay deseos que no querría comunicar a otros, y deseos que no quiere confesarse a sí mismo.

Estamos tan constituidos que sólo podemos obtener placer intenso a partir del contraste, y muy poco de la condición misma.

Existe una manera de presentar la causa propia tratando al público con tal frialdad y condescendencia que no pueda menos que notar que aquello no se hace para complacerlo. El principio debe ser siempre no hacer concesiones a quienes no tienen nada que dar, pero todo que ganar de nosotros. Podemos esperar a que supliquen de rodillas, aun si tardan mucho en hacerlo.

Existen dos maneras de ser feliz en esta vida: una es hacerse el idiota y la otra serlo.

Hay poco que les dé a los niños mayor placer que cuando un adulto se permite descender a su nivel, renuncia a su superioridad opresiva y juega con ellos como iguales.

He sido un hombre afortunado en la vida: nada me fue fácil.

Ignoramos la mayor parte de lo que es real dentro de nosotros; y lo que creemos que es real de verdad, es una ilusión.

La ansiedad en los niños no es otra cosa que una expresión del hecho de que sienten la pérdida de la persona que aman.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas.

La civilización está permanentemente amenazada por la desintegración debido a la hostilidad primaria del hombre.

La función del arte en la sociedad es edificar, reconstruirnos cuando estamos en peligro de derrumbe.

La historia es solo gente nueva que comete viejos errores.

La incapacidad para tolerar la ambigüedad es la raíz de todas las neurosis.

La intención de que el hombre debe ser feliz no está en el plan de la creación.

La libertad del individuo no es un regalo de la civilización. Era mayor antes de haber cualquier civilización.

La madurez es la capacidad de posponer la gratificación.

La mayoría de las personas realmente no quiere la libertad, porque la libertad implica responsabilidad, y la mayoría de las personas temen la responsabilidad.

La mente es como un iceberg, flota con una séptima parte de su volumen sobre el agua.

La meta de la vida es la muerte.

La neurosis es la incapacidad de tolerar la ambigüedad.

La religión es una ilusión que deriva su fuerza del hecho de que satisface nuestros deseos instintivos.

La representación de una organización coherente de los procesos anímicos en una persona, la llamamos su Yo.

La represión se contrapone al yo, y se plantea la tarea de cancelar las resistencias que el yo exterioriza a ocuparse de lo reprimido.

La tensión entre las exigencias de la conciencia moral y las operaciones del yo es sentida como sentimiento de culpa

La tradición es la excusa de las mentes perezosas que se resisten a adaptarse a los cambios.

La transposición así cumplida de la libido de objeto en libido narcisista conlleva manifiestamente, una resignación de las metas sexuales, una desexualización y, por lo tanto, una suerte de sublimación.

La verdad al cien por ciento es tan rara como el alcohol al cien por ciento.

La vida sexual actual de los neuróticos obsesivos puede parecer muchas veces, a un observador superficial, absolutamente normal, pues ofrece frecuentemente menos factores patógenos y menos anormalidades que la de nuestro paciente.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas.

La primera señal de estupidez es la total falta de vergüenza.

La religión es comparable con la neurosis infantil.

La única desviación sexual es una completa ausencia del sexo, lo demás es cuestión de gusto.

La voz del intelecto es callada, pero no ceja hasta conquistar una audiencia y, en última instancia, después de interminables repudios consigue su objetivo. Es este uno de los pocos aspectos en los que cabe cierto optimismo sobre el futuro de la humanidad.

Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas.

Las emociones no expresadas nunca morirán. Están enterradas vivas y aparecerán más tarde de maneras más desagradables.

Las flores son un descanso para la vista. No tienen ni emociones ni conflictos.

Las ilusiones se nos recomiendan porque nos ahorran dolor y nos permiten disfrutar el placer en su lugar.

Las palabras tienen un poder mágico. Pueden traer la mayor felicidad o la más profunda desesperación; Pueden transferir el conocimiento del maestro al estudiante; las palabras permiten al orador influir en su audiencia y dictar sus decisiones. Las palabras son capaces de despertar las emociones más fuertes e impulsar las acciones de todos los hombres.

Las primeras nociones de la sexualidad aparecen en el lactante.

Llamamos perversa a una práctica sexual cuando se ha renunciado a la meta de la reproducción y se persigue la ganancia del placer como meta autónoma.

Lo mejor es enemigo de lo bueno.

Lo que distingue a una sugestión de otros tipos de influencia psíquica, como una orden o la transmisión de una noticia o instrucción, es que en el caso de la sugestión se estimula en la mente de otra persona una idea cuyo origen no se examina, sino que se acepta como si hubiera brotado en forma espontánea en esa mente.

Lo que no podemos recordar, lo repetiremos.

Los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad.

Los creyentes devotos están salvaguardados en alto grado contra el riesgo de ciertas enfermedades neuróticas; su aceptación de la neurosis universal les ahorra la tarea de construir una personal.

Los cristales revelan sus estructuras ocultas solo cuando se rompen.

Los hombres son más morales de lo que piensan y mucho más inmorales de lo que pueden imaginar.

Los neuróticos obsesivos graves acuden al tratamiento psicoanalítico en número mucho menor que los histéricos.

Me di cuenta de mi destino: pertenecer a la minoría crítica en oposición a la mayoría incuestionable.

Me puedo defender cuando me critican, pero estoy completamente indefenso ante los elogios.

Mi hija sufría de depresión, de desórdenes alimenticios y fue eso lo que la convenció de adentrarse en mi mundo. Fue algo que juntos negociamos.

Mi vida con mi esposa siempre fue muy convencional. Teníamos una sólida vida sexual que produjo niños, pero nunca fue una inspiración para mí.

Mira en las profundidades de tu propia alma y aprende primero a conocerte a ti mismo, entonces entenderás por qué esta enfermedad te atacó y quizás de allí en adelante evites enfermarte.

Muy antiguas eras tienen una inmensa, y a menudo desconcertante, atracción para la imaginación de los hombres. Cada vez que ellos están insatisfechos con sus circunstancias presentes, dan la espalda al pasado y esperan ser capaces de probar la veracidad del sueño inagotable de una edad de oro. Probablemente aún estén bajo el hechizo de su infancia, presentada por su memoria, en absoluto imparcial, como un periodo de dicha ininterrumpida.

Ningún crítico es más capaz que yo de percibir claramente la desproporción que existe entre los problemas y la solución que les aporto.

No existe ningún punto de partida si no se sabe bien a donde ir.

No hay en la vida nada más costoso que la enfermedad y… la estupidez.

No puedo pensar en ninguna necesidad de la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección paterna.

No, nuestra ciencia no es una ilusión. Pero sería una ilusión suponer que lo que la ciencia no nos puede dar lo podemos conseguir en cualquier otra parte.

Nuestros complejos son la fuente de nuestra debilidad; pero con frecuencia, son también la fuente de nuestra fuerza.

Por cierto, la antigua creencia de que el sueño revela el futuro no está enteramente desprovista de verdad. Al representarnos un deseo cumplido, el sueño ciertamente nos lleva al futuro; pero este futuro, tomado por el soñador como presente, se ha formado en la semejanza de ese pasado por el deseo indestructible.

Por primera vez el niño debe intercambiar placer por dignidad social.

Prefiero la compañía de animales más que la compañía de humanos. Ciertamente, un animal salvaje es cruel. Pero ser despiadado es el privilegio de los humanos civilizados.

Que nuestro intelecto es una cosa débil y dependiente, juguete e instrumento de nuestras inclinaciones pulsionales y afectos, y que todos nos vemos forzados a actuar inteligente o tontamente según lo que nos ordenan nuestras actitudes (emocionales) y resistencias internas.

Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentar; quien piensa en ganar, lleva ya un paso adelante.

Recordar es el mejor modo de olvidar.

Representación de una organización coherente de los procesos anímicos en una persona, y la llamamos su yo

Ser completamente honesto con uno mismo es un buen ejercicio.

Sería muy simpático que existiera Dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.

Si aspiras a encontrarte a ti mismo, no te mires al espejo, porque allí encontrarás solamente una sombra, un extraño.

Si colocamos en un orden arbitrario las palabras de un verso, nos será muy difícil retenerlo así en nuestra memoria. Bien ordenadas y en sucesión lógica, se ayudan unas palabras a otras, y la totalidad plena de sentido es fácilmente recordada durante largo tiempo. Lo desprovisto de sentido nos es tan difícil de retener como lo confuso o desordenado.

Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.

Si entendiéramos completamente las razones del comportamiento de otras personas, todo tendría sentido.

Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro, a la mitad del camino.

Si quieres poder soportar la vida, debes estar dispuesto a aceptar la muerte.

Si un tal objeto sexual es resignado, porque parece que debe serlo o porque no hay otro remedio, no es raro que a cambio sobrevenga la alteración del yo que es preciso describir como erección del objeto en el yo, lo mismo que en la melancolía; todavía no nos resultan familiares las circunstancias de esta sustitución.

Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio.

Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio.

Somos lo que somos porque hemos sido lo que hemos sido.

Toda la vida familiar está organizada alrededor de la persona más dañada en ella.

Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.

Un día, en retrospectiva, los años de lucha te parecerán los más bellos.

Un hombre como yo no puede vivir sin un caballo de pasatiempo, una pasión consumidora; en palabras de Schiller, un tirano. He encontrado a mi tirano, y en su servicio no conozco límites.

Un hombre que ha sido el indiscutible favorito de su madre mantiene durante su vida el sentimiento de un conquistador.

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla

Uno puede defenderse de los ataques; contra el elogio se está indefenso.

Vivimos en una época muy extraña cuando, sorprendidos, nos damos cuenta de que el progreso va de la mano con la barbaridad.

Y es que la naturaleza no hace nada en vano, y entre los animales, el hombre es el único que posee la palabra.

Frases de Sigmund Freud sobre el inconsciente y los sueños

Gran parte de la obra de Freud giró alrededor de los sueños y el inconsciente, la parte de nuestra mente más desconocida.

Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.

El ego no es dueño de su propia casa.

El Ego representa lo que llamamos razón y cordura, en contraste con el Ello que contiene las pasiones.

El inconsciente de un ser humano puede reaccionar al de otro sin pasar por el consciente.

El inconsciente de un ser humano puede reaccionar sobre el de otro sin pasar por lo consciente.

El inconsciente es el círculo más grande que incluye dentro de sí el círculo más pequeño del consciente; todo consciente tiene su paso preliminar en el inconsciente, mientras que el inconsciente puede detenerse con este paso y todavía reclamar el pleno valor como actividad psíquica.

El sueño es la liberación del espíritu de la presión de la naturaleza externa, un desprendimiento del alma de las cadenas de la materia.

El sueño no es un fenómeno somático sino un fenómeno psíquico.

El sueño posee una maravillosa poesía, una exacta facultad alegórica, un humorismo incomparable y una deliciosa ironía.

La antigua creencia de que el sueño revela el futuro no está enteramente desprovista de verdad. Al representarnos un deseo cumplido, el sueño ciertamente nos lleva al futuro; pero este futuro, tomado por el soñador como presente, se ha formado en la semejanza de ese pasado por el deseo indestructible.

La interpretación de los sueños es el camino real al conocimiento de las actividades inconscientes de la mente.

La psiquiatría es el arte de enseñar a la gente cómo mantenerse en sus propios pies mientras descansas en sofás.

Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas.

Los logros más complicados del pensamiento son posibles sin la asistencia de la consciencia.

Los sueños pueden ser así declarados: Son realizaciones ocultas de deseos reprimidos.

Los sueños son a menudo más profundos cuando parecen más locos.

Mientras que durante la vigilia piensa y representa el alma en imágenes verbales y por medio del lenguaje, en el sueño piensa y representa en verdaderas imágenes sensoriales.

No elegimos aleatoriamente el uno al otro. Solo conocemos a aquellos que ya existen en nuestro subconsciente.

Sigmund Freud: frases de amor y la mujer

El amor y las relaciones humanas (especialmente entre hombres y mujeres) son también objeto de estudio para Freud que nos dejó varias reflexiones interesantes sobre el tema.

Cuando se aman no se desean y cuando se desean no se pueden amar.

El amor es un estado de psicosis temporal.

El amor y el trabajo son los pilares de nuestra humanidad.

El que ama, se hace humilde. Aquellos que aman, por decirlo de alguna manera, renuncian a una parte de su narcisismo.

He aquí la gran incógnita que no he podido resolver, a pesar de mis treinta años de investigación sobre el alma femenina: ¿Qué es lo que quiere la mujer?

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas.

La inmortalidad significa ser amado por mucha gente anónima.

La suerte del amor: podría expresarse libremente delante del otro. El misterio de amor: puede callar muchas cosas.

La vida sexual de mujeres adultas es un continente oscuro para la psicología.

Los sentimientos de amor y temor de Dios no tienen su origen en Dios, sino en los seres humanos. Son sentimientos de frustración dirigidos por el hombre a un ser imaginario que pretende que sea su padre.

Nunca estamos tan indefensos contra el sufrimiento como cuando amamos.

Pues allí donde el amor despierta, muere el yo, déspota, sombrío.

Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.

Si quieres que tu esposa te escuche, entonces habla con otra mujer; ella será todo oídos.

Siempre es posible unir a un número considerable de personas en el amor, siempre y cuando haya otras personas que sobren para recibir manifestaciones de su agresividad.

Sin amor caemos enfermos.

Todo lo que se da es pedir, y todo lo que se pide es amor.

Todo lo que hagas en la cama, es hermoso y absolutamente correcto si ambos están felices.

Un hombre que ha sido el indiscutible favorito de su madre mantiene durante su vida el sentimiento de un conquistador.

Una mujer debería suavizar, pero no debilitar a un hombre.

Uno está muy loco cuando está enamorado.

Y pensar que lo que menos hice en mi vida fue tener sexo.

Frases psicológicas de Freud

¿Te interesa la psicología? Acabamos con un vídeo que recopila 20 citas de Freud que resultan fundamentales para entender el psicoanálisis.

Esperamos que te haya gustado esta recopilación de citas freudianas. No dejes de compartirla en redes sociales para que podamos seguir haciendo artículos con las mejores frases de las mentes más poderosas de la historia.