Frases de Osho sobre la Conciencia, el Amor y la Vida

frases de Osho

Osho fue un filósofo y líder espiritual de la India, también conocido como Bhagwan Shri Rashnísh. Es conocido por fundar el movimiento rajnishe y escribir un buen numero de libros espirituales. Tanto si le conoces como si no, aquí tienes las mejores frases de Osho para leer y reflexionar

Frases de Osho

¿Cómo puede uno ser iluminado? Uno puede, porque uno es iluminado, solo hay que reconocer el hecho.
Ahora el hombre debe aprender a vivir sin ideologías, religiones, políticas. Cuando la mente no está atada a ninguna ideología, es libre de moverse a nuevos entendimientos. Y en esa libertad florece todo lo bueno y todo lo bello.
Amate y respétate a ti mismo y nunca te comprometas con nada. Y entonces te sorprenderás lo mucho que comienzas a crecer, como si las rocas han sido apartadas y el río comienza a fluir.
Amo este mundo porque es imperfecto. Es imperfecto, y por eso está creciendo; si fuese perfecto estaría muerto. El crecimiento solo es posible si hay imperfección. Yo soy imperfecto, el universo entero es imperfecto, y amar esta imperfección, regocijarse en ella es todo mi mensaje.
Amo, porque mi amor no es dependiente del objeto de amor. Mi amor es dependiente de mi estado. Por lo que cuando una persona cambia, se vuelve diferente, un amigo se convierte en enemigo, no importa, porque mi amor nunca fue dependiente de la otra persona. Mi amor es mi estado de ser. Yo simplemente amo.
Cada persona viene a este mundo con un destino específico -tiene algo que conseguir, tiene que mandar algún mensaje, tiene que completar algún trabajo. No estás aquí accidentalmente, estas aquí significativamente. Hay un propósito detrás tuya.
Cada vez que tengas miedo, intenta explorar, y encontrarás que la muerte se escondía en algún sitio. Todo el amor es de la muerte. La muerte es la única fuente del miedo.
Cierta oscuridad es necesaria para ver las estrellas.
Cuando ames, ama a la persona como su fuese un dios, no menos que eso. Nunca ames a una mujer como si fuese una mujer y nunca ames a un hombre como si fuese un hombre.
Cuando digo que sois dioses y diosas, quiero decir que vuestras posibilidades son infinitas, tu potencialidad es infinita.
Cuando digo ser creativos, no quiero decir que deberías convertirse en grandes poetas y grandes pintores. Simplemente quiero decir que dejes tu vida ser un pinto, deja tu vida ser un poema.
Dicen: piensa dos veces antes de saltar. Yo digo: salta primero y luego piensa todo lo que quieras.
Digo simplemente que hay una forma de estar sano. Digo que te puedes librar de todo lo insano creado en tu pasado. Simplemente siendo un testigo de tus pensamientos.
Dios es una experiencia sinérgica. La ciencia nunca lo podrá revelar, la filosofía nunca puede llegar a él. Solo un enfoque poético, muy pasivo, un enfoque muy amoroso, puede.
Dudar no es un pecado, es un signo de inteligencia. No eres responsable de una nación, de ninguna iglesia, de ningún Dios. Solo eres responsable de una cosa; el autoconocimiento. Y el milagro es que, si eres capaz de cumplir esa responsabilidad, serás capaz de cumplir muchas otras responsabilidades sin esfuerzo.
El amor es la meta, la vida es el viaje.
El completo esfuerzo de un Jesús, Buddha o un Bodhidharma, no es más que cómo deshacer lo que la sociedad te ha hecho.
El coraje es una historia de amor con lo desconocido.
El día en que crees que sabes, tu muerte ha ocurrido, porque ahora no habrá asombro, alegría o sorpresa. Ahora vivirás una vida muerta.
El discípulo no busca el conocimiento; quiere ver, no conocer. Quiere ser. No está más interesado en tener más conocimiento; quiere tener más ser.
El futuro de la humanidad se moverá más cerca del enfoque Zen, porque el encuentro de oriente y occidente es posible a través de algo como el Zen, lo cual es terrenal y sin embargo no terrenal.
El momento en que entras en el mundo de las palabras, comienzas a caer fuera de lo que es. Cuanto más entras en el lenguaje, más lejos estas de la existencia
El momento en que te vuelves desgraciado, te cierras al fenómeno básico de la vida: la expansión, el compartir. El momento en que comienzas aferrándote a las cosas, has perdido el objetivo. Porque las cosas no son el objetivo, tu ser más profundo es el objetivo, no una casa hermosa, sino un hermoso tú.
El momento en que un niño nace, también nace la madre. Ella nuca existió antes. La mujer existió, pero la madre nunca. Una madre es algo absolutamente nuevo.
El mundo entero es un ciclón. Pero una vez que has encontrado el centro, el ciclón desaparece. Esta insignificancia es la última cima de la consciencia.
El pensamiento sucede en tu cabeza. No está realmente en la profundidad de las raíces de tu ser; no es tu totalidad.
El significado es creado por el hombre. Y porque buscas constantemente significado, comienzas a sentir falta de sentido.
El Zen es una forma de desaprender. Te enseña cómo tirar lo que has aprendido, cómo volverte poco habilidoso de nuevo, cómo ser de nuevo un niño, cómo comenzar a existir sin mente de nuevo, cómo estar aquí sin ninguna mente.
El Zen incluye todo. Nunca niega, nunca dice no a nada; acepta todo y lo transforma en una realidad más alta.
En el amor el otro es importante, en la lujuria el otro es importante.
En el espacio de la no-mente, la verdad desciende como la luz.
En la terminología budista no hay algo como el pecado, solo errores. No hay condena. Puedes corregir tus errores. Es simple.
Enamorándote permaneces siendo un niño; creciendo en el amor maduras. Poco a poco el amor se convierte, no en una relación, sino en un estado de tu ser. No estas enamorado, eres amor.
Encontrarás significado en la vida si lo creas. Es una poesía a ser compuesta. Es una canción a ser cantada. Es un baile a ser bailado.
Es hermoso estas solo, también es hermoso estar enamorado, estar con gente. Y son complementarios, no contradictorios.
Ese es el simple secreto de la felicidad. Hagas lo que hagas, no dejes que el pasado se interponga, no dejes que el futuro te moleste. Porque el pasado ya no existe, y el futuro aún no ha llegado. Vivir en la memoria, vivir en la imaginación es vivir en la no existencia.
Este es el enfoque del Zen: nada tiene que ser hecho. No hay nada que hacer. Uno solo tiene que ser. Tómate un descanso, se normal y se natural.
Experimenta la vida de todas sus formas; bien-mal, dulce-amargo, luz-oscuro, verano-invierno. Experimenta todas las dualidades. No tengas miedo de experimentar, porque cuanta más experiencia tengas, más madura serás.
Hay una gran diferencia entre confianza y creencia. La confianza es personal. La creencia es social.
La amistad es el amor más puro. Es la mayor forma de amor donde nada se pide, no hay condiciones, donde uno disfruta simplemente dando.
La capacidad de estar solo es la capacidad de amar. Puede parecerte paradójico, pero no lo es. Es una verdad existencial: solo aquellas personas que son capaces de estar solas son capaces de amar, de compartir, de ir al centro más profundo de otra persona, sin poseer al otro, sin ser dependiente del otro, sin reducir al otro a una cosa y sin convertirse en adicto al otro.
La creatividad es la rebelión más grande de la existencia.
La felicidad es una sombra de la harmonía; persigue la harmonía. No hay otra forma de ser feliz.
La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.
La iluminación será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.
La inteligencia es peligrosa. La inteligencia significa que comenzarás pensando por ti mismo; comenzarás a mirar alrededor por ti mismo. No creerás en las escrituras; creerás solo en tu propia experiencia.
La mente moderna ha perdido toda capacidad de asombrarse. Ha perdido toda capacidad de mirar en lo misterioso, en lo milagroso, por el conocimiento, porque cree que sabe.
La pregunta real no es si la vida existe antes de la muerte. La pregunta real es si estas vivo antes de la muerte.
La tristeza da profundidad. La felicidad da altura. La tristeza da raíces. La felicidad da ramas. La felicidad es como un árbol que va hacia el cielo, la tristeza es como raíces que van hacia el vientre de la tierra. Ambas son necesarias, y cuanto más alto va un árbol, más profundamente llega simultáneamente. Cuanto más alto es el árbol, más grandes serán sus raíces, siempre en proporción. Es un equilibrio.
La verdad es que la existencia quiere que te conviertas en un festival porque cuando eres infeliz, también desprendes felicidad a tu alrededor.
La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido.
La verdad no se encuentra en el exterior. Ningún maestro, ningún escrito te lo puede dar. Esta dentro de ti y si deseas conseguirla, búscala en tu propia compañía.
La vida comienza donde termina el miedo.
La vida es equilibrio entre descanso y movimiento.
Las personas inmaduras que se enamoran destruyen la libertad del otro, creando límites, haciendo una prisión. Las personas maduras enamoradas ayudan al otro a ser libre; se ayudan el uno al otro a destruir todo tipo de ataduras. Y cuando el amor fluye con la libertad, hay belleza. Cuando el amor fluye con la dependencia, hay fealdad.
Llegas a ser un maestro solo con una humildad profunda, porque el aprendizaje solo es posible con la humildad. Tienes que rendirte, no actuar, no manipular, no impresionar.
Lo femenino es más poderoso que lo masculino, lo suave es más poderoso que lo duro, el agua es más poderosa que la roca.
Los filósofos nunca son felices aquí. Ahora no es su tiempo ni su espacio. Viven allí, viven en cualquier otro lugar.
Los tontos se ríen de otros. La sabiduría se ríe de sí misma.
Mi meditación es simple. No requiere prácticas complejas. Es simple. Es cantar. Es bailar. Es sentarse silenciosamente.
Millones de personas están sufriendo: quieren ser amados, pero no saben cómo amar. Y el amor no puede existir como un monologo; es un dialogo; un dialogo muy harmonioso.
Mira a los árboles, los pájaros, las nubes, las estrellas y si tienes ojos serás capaz de ver que toda la existencia es alegría. Todo es simplemente feliz. Están felices sin ninguna razón: no van a ser primeros ministros o presidentes y no van a ser ricos y nunca van a tener ingresos en el banco.
Nadie es superior, nadie es inferior, pero tampoco nadie es igual. La gente simplemente es única, incomparable. Tú eres tú, yo soy yo. Yo tengo que contribuir a mi vida potencial; tú tienes que contribuir a tu vida potencial. Yo tengo que descubrir mi propio ser; tú tienes que descubrir tu propio ser.
Nadie está aquí para cumplir tu sueño. Todo el mundo está aquí para cumplir su propio destino, su propia realidad.
Nadie puede decir nada sobre ti. Lo que diga la gente es sobre ellos mismos.
Nadie tiene el poder de dar dos pasos a la vez; solo puedes dar un paso a la vez.
Ninguna ideología puede ayudar a crear un nuevo mundo o una nueva mente o un nuevo ser humano, porque la orientación ideológica es en sí mismo la raíz causante de todos los conflictos y miserias.
No busques, no preguntes, no respondas, no llames, no demandes, relájate. Si te relajas, está ahí. Si te relajas, comienzas a vibrar con ello.
No elijas, acepta la vida como es en su totalidad.
No es una cuestión de aprender mucho. Al contrario, es una cuestión de desaprender mucho.
No intentes entender la vida. Vívela. No intentes entender el amor. Muévete hacia él. Entonces conocerás, y todo el conocimiento vendrá de tu experiencia. Cuanto más sepas, sabrás que más queda por conocer.
Nunca interfieras en la vida de nadie y no dejes que nadie interfiera en tu vida.
Se la persona que eres. No intentes ser otra, y te volverás maduro. La madurez es aceptar la responsabilidad de ser uno mismo, sea cual sea el coste. Arriesgar todo por ser uno mismo, sobre eso es la madurez.
Se menos un juez y te sorprenderás que cuando te conviertes en un testigo y no te juzgas a ti mismo, dejas también de juzgar a otros. Y eso te hace más humano, más compasivo, más comprensivo.
Se normal, pero trae consciencia a tu vida normal. Trae Dios a tu vida normal, introdúcelo. Duerme, come, reza, medita, pero no creas que estás haciendo algo especial, y entonces serás especial.
Se realista: planea para un milagro.
Se trata simplemente de sentarse silenciosamente, observando los pensamientos pasando a través de ti. Simplemente observando, no interfiriendo, no juzgando, porque el momento en que juzgas, has perdido la pura observación. El momento en que dices “esto es bueno, esto es malo”, has saltado en el proceso de pensamiento.
Sea lo que sea lo que sientas, te conviertes en ello. Es tu responsabilidad.
Ser creativo significa estar enamorado de la vida. Solo puedes ser creativo si amas la vida lo suficiente que quieres mejorar su belleza, quieres traer a ella un poco más de música, un poco más de poesía, un poco más de baile.
Si amas a una flor, no la recojas. Porque si la recoges muere y cesa de ser lo que era. Por tanto, si amas a una flor, déjala ser. El amor no es sobre posesión. El amor es sobre apreciación.
Si deseas ver la verdad, no mantengas ninguna opinión a favor o en contra.
Si eres un padre, abre las puertas del niño a direcciones desconocidas para que pueda explorar. No tengas miedo de lo desconocido, dale apoyo.
Si estas absolutamente sin mente, solo pura consciencia, el tiempo se para completamente, desaparece, no dejando rastro.
Si puedes traer tu consciencia, tu inteligencia al acto, si puedes ser espontáneo, entonces no hay necesidad de cualquier religión, la vida se vuelve en sí misma en la religión.
Si te puedes convertir en un espejo, te has convertido en un meditador. La meditación no es más que una habilidad en reflejar. Y ahora, ninguna palabra se mueve dentro de ti, por lo que no hay distracción.
Si vives con personas poco saludables, ser saludable es peligroso. Si vives con gente loca, ser cuerdo es peligroso. Si vives en un manicomio, incluso si no estás loco, al menos aparenta que lo estas o la gente loca te matará.
Si, cuando ver por primera vez, una gran risa surge en ti – la risa sobre la completa ridiculez de tu desgracia, la risa sobre la ridiculez de tus problemas, la risa sobre lo absurdo de tu sufrimiento.
Solo aquellos que están preparados para ser don nadies son capaces de amar.
Solo estar vivo es un regalo, pera nadie te dijo ser agradecido a la existencia.
Te conviertes en lo que piensas que eres. O no es que te conviertes en ello, sino que la idea queda muy profundamente arraigada.
Te sientes bien, te sientes mal, y esos sentimientos burbujean desde tu inconsciencia, desde tu propio pasado. Nadie es responsable excepto tú. Nadie te puede cabrear, y nadie te puede hacer feliz.
Tira la idea de convertirte en alguien, porque ya eres una obra maestra. No puedes ser mejorado. Solo tienes que llegar a serlo, saberlo, darte cuenta.
Todo lo que es grande no puede ser poseído, y esa es una de las cosas más tontas que el hombre está haciendo. Quiere poseer.
Tú y tu cerebro sois dos cosas. El cerebro es tu maquinaria justo como cualquier otra cosa. Esta mano es tu mecanismo; yo la uso. Mi cerebro es mi mecanismo: yo lo uso.
Un hombre que esta 100% sano está muerto.
Un hombre se convierte en un Buddha en el momento en que acepta todo lo que la vida le trae con gratitud.
Una cosa: tienes que andar y crear el camino andando; no encontrarás un camino ya hecho. No es barato alcanzar a la mayor realización de la verdad. Tendrás que crear el camino andando tu solo; el camino no está ya hecho esperándote. Es justo como el cielo: los pájaros vuelan, pero no dejan huellas. No los puedes seguir; no hay huellas detrás.
Una persona muy religiosa no tiene teología. Si, tiene la experiencia, tiene la verdad, tiene la luminosidad, pero no tiene teología.
Una vez que hayas comenzado a ver la belleza de la vida, la fealdad comienza a desaparecer. Si comienzas a ver la vida con alegría, la tristeza desaparece. No puedes tener el cielo y el infierno, solo puedes tener uno. Es tu opción.
Uno solo necesita un poco de estado de alerta para ver y descubrir: la vida es una gran risa cósmica.
Vivo mi vida basándome en dos principios. Uno, vivo hoy como si hoy fuese mi último día en la tierra. Dos, vivo hoy como si fuese a vivir para siempre.
Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminación repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

¿Te han gustado las frases de este gurú? Pues sigue reflexionando con la mayor colección de frases para meditar.

Guillermo

Hola, me llamo Guillermo y soy muchas cosas, entre ellas coleccionista de frases. Un día decidí compartir mis frases favoritas con todo el mundo y así nació este lugar. Portal Frases no es el único proyecto online que tengo pero sí mi preferido.

También te podría gustar...