Frases de Matar a un ruiseñor

frases de matar a un ruiseñor

Matar a un ruiseñor, una obra sin igual de la literatura que la escritora estadounidense Harper Lee legó al mundo. La novela trata temas muy sensibles, como es el caso de la desigualdad racial y violencia sexual; temas que aun hoy son objeto de debate y controversia. Finalmente, se adaptó al cine en el año de 1962 y fue todo un éxito de taquilla.

Es por ello que homenajeado  esta gran obra literaria, queremos compartirte una selección de frases de Matar a un Ruiseñor, ¡que las disfrutes!

Frases de Matar a un ruiseñor  

A veces la Biblia en manos de un hombre determinado es peor que una botella de whisky en las de…, oh, de tu padre.
Desde hoy en adelante ya no me inquietaré por lo que pueda ser de ti, hijo; siempre encontrarás un recurso.
Dispara a todos lo grajos que quieras, pero recuerda que es pecado matar a un ruiseñor.
El Ku Klux ha desaparecido. No revivirá nunca.
El libro que debes leer no es el que piensa por ti, sino el que te hace pensar.
El momento en el que tus amigos te necesitan es cuando están equivocados. No te necesitan cuando están en lo cierto.
Ella es víctima de la cruel pobreza y la ignorancia, pero no puedo compadecerla; es blanca.
Es mejor ser silencioso que un tonto.
Estabas tan absorta contemplando el fuego que no te diste cuenta cuando él te abrigó con la manta.
Hay hombres en este mundo que han nacido para cargar con las tareas desagradables de los demás, tu padre es uno de ellos.
Hay hombres tan… ocupados en acongojarse por el otro mundo que no han aprendido a vivir en éste.
Hay una especie de hombres a los cuales es preciso pegarles un tiro antes que uno pueda darle los buenos días. Y aun entonces, no valen el precio de la bala que se gasta matándolos.
Hijo mío, hay muchas cosas feas en el mundo, me gustaría que no las vieras, pero no es posible.
La casa estaba habitada por un fantasma maligno.
La mayoría de las personas son buenas cuando finalmente puedes verla.
La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno.
Las cosas nunca son tan malas como parecen.
Llorar por el infierno en que los hombres blancos hunden a los de color, sin pensar que también son personas.
Los ruiseñores sólo se dedican a cantar para alegrarnos. No estropean los frutos de los huertos, no anidan en los arcones del maíz, no hacen nada más que derramar su corazón, cantando para nuestro deleite. Por eso es pecado matar un ruiseñor.
Mantén tu cabeza en alto y baja tus puños. No importa lo que te diga cualquier persona, no dejes que te provoque. Intenta pelear, con tu cabeza, por un cambio.
Matar a un ruiseñor es un grave pecado, porque lo único que hace es cantar para regalarnos el oído.
Mi pequeña fantasía se había puesto a funcionar otra vez: él estaría sentado en el porche.
Mira, hijo, cuando uno está enfermo como lo estaba ella, tiene derecho a tomar lo que sea para hacer más llevaderos sus males.
Muchos reciben consejos, solo los más sabios se benefician de ellos.
No sabemos qué sucede en las casas, detrás de las puertas cerradas, qué secretos.
Nunca conoces realmente a una persona hasta que no has llevado sus zapatos y has caminado con ellos.
Para poder vivir con otras personas tengo que poder vivir conmigo mismo.
Pero te diré una cosa, y no la olvides: siempre que un hombre blanco abusa de un negro, no importa quién sea, ni cuán rico sea, ni cuán distinguida haya sido la familia de que procede, ese hombre blanco es basura.
Quería que vieras algo en ella… quería que vieras lo que es la verdadera valentía, que no tuvieras la idea de que la valentía consiste en un hombre con un arma en la mano.
Si consigues aprender una sola cosa te llevarás mucho mejor con tus semejantes, nunca llegarás a comprender a una persona hasta que no veas las cosas desde su punto de vista.
Siempre di la verdad, no hagas daño a otros, y no creas que eres el ser más importante sobre la tierra.
Todo abogado topa durante su vida con un caso que lo afecta personalmente. Éste es el mío, me figuro.
Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final pase lo que pase.
Usted realmente tiene que empezar a golpear los libros, ya que no es una broma aquí.

Una novela que sin duda deja grandes valores y enseñanzas, tales como el respeto, la tolerancia y la bondad. Esperamos que estas frases de matar un ruiseñor te animen a leer la obra de  Harper Lee.