En este artículo se verás las mejores frases de Maradona, uno de los jugadores de fútbol más reconocidos mundialmente, en la Historia. Diego Armando Maradona nació el 30 de octubre de 1960 en un barrio humilde de Lanús, provincia de Buenos Aires, Argentina y falleció el 25 de noviembre del 2020, a los 60 años.

Desde pequeño dejó ver su pasión y habilidades por el fútbol y, desde los 9 años, comenzó a ingresar en clubes de fútbol. No obstante, como su sueño siempre fue jugar en un mundial y ganarlo, en 1982, cuando se presenta la oportunidad de ir al mundial España ’82, decide concentrarse en eso y ahí también comienza su carrera en el exterior. Después regresa a Argentina y, finalmente, en el mundial de México del ’86, logra cumplir su sueño y llevar a la victoria a su equipo con jugadas que hoy son recordadas como: la mano de Dios y el gol del siglo.

En el período posterior, Maradona siguió siendo parte del ambiente futbolístico con cargos tales como los de director técnico, vicepresidente y dirigente.

Frases célebres de Maradona

A continuación, podrás ver las mejores frases de Maradona:

¿Sabés qué jugador hubiera sido si no me hubiera drogado?
A los políticos les saco una ventaja. Ellos son públicos, yo soy popular.
Acá uno se cree Napoleón, otro se cree un rey y yo digo que soy Maradona y nadie me cree.
Antes no había fechas FIFA, los clubes te retenían el pasaporte. Aquel era otro fútbol, era otro mundo. Yo no me borré. Nunca me saqué la camiseta de la Selección.
Cada vez que era la hora de la comida, mi vieja decía: ‘Me duele el estómago’. ¡Mentira! Era porque no alcanzaba y quería que comiéramos nosotros.
Corro, me esfuerzo, pero sobre todo el diálogo con el balón.
Cuando me dicen que soy Dios, yo respondo que están equivocados. Soy un simple jugador de fútbol. Dios es Dios y yo soy Diego.
El deporte es el engranaje de una enorme máquina de intereses económicos, políticos, industriales y de imagen.
El otro día jugué un rato al fútbol y me di cuenta que tengo menos piernas que una foto carnet.
En el Mundial soy capaz de ir al arco con tal de estar en la cancha.
Este no es un partido despedida. Es un partido homenaje. Yo nunca me voy a ir del fútbol.
Hasta ahora he vivido cuarenta años pero que valen por setenta. Realmente me sucedió de todo. De un golpe salí de Fiorito y fui a parar a la cima del universo y allí me las tuve que arreglar yo solo.
He jugado el Barcelona-Real Madrid, pero el Boca-River es distinto. Es como que se me inflama el pecho
Jamás me imaginé que iba a salir al balcón de la Casa Rosada a saludar a la gente. Me sentí el presidente.
Jugar sin público es jugar adentro de un cementerio.
Me siento orgulloso de mi papá, quien siempre me llevó a entrenar, pese a todas las dificultades del mundo. Había veces que tenía que ir a pedir plata para poder pagarme el colectivo.
Messi a veces juega para Messi. Todavía se olvida de sus compañeros. Muchas veces se convierte en ‘Deportivo Messi’ porque juega para él.
Mi mamá me consideraba el mejor del mundo, así que si ella lo dice será verdad.
Miren que me han puesto apodos, pero ‘Pelusa’ es el que más va conmigo porque me devuelve a la infancia en Fiorito. Me acuerdo de los Cebollitas, de los arcos de caña, cuando jugábamos solamente por la Coca y el sándwich. Eso era más puro.
Mis hijas legítimas son Dalma y Gianina. Los demás hijos son de la plata o de la equivocación.
Mis sueños son dos. Mi primer sueño es jugar en el Mundial. Y el segundo es salir campeón de octava y lo que siga en el campeonato este.
No tengo miedo de que se me caiga la corona. Al estar acá, demuestro que soy de la casa.
Para mi ir a un Mundial es lo mismo que para un chico ir a Disney.
Pase lo que pase, dirija quien dirija, todo el mundo sabe que la camiseta diez de la Selección seguirá siendo mía. Para siempre.
Pelé hubo uno solo. Los demás venimos en segunda línea.
Quiero ser el ídolo de los niños pobres de Nápoles, porque son como yo estaba en Buenos Aires.
Si estás vacío, llénate.
Si me muero, quiero volver a nacer y quiero ser futbolista. Y quiero volver a ser Diego Armando Maradona. Soy un jugador que le ha dado alegría a la gente y con eso me basta y me sobra.
Si para ser técnico de la selección hay que hacer lobby y hablar con periodistas como Niembro, yo abandono. Renuncio al cargo.
Si Pelé es Beethoven, yo soy Ron Wood, Keith Richards y Bono, todos juntos.
Si yo no hubiera hecho las cosas malas que hice en mi vida, Pelé no llegaba ni segundo.
Te voy a contar un secreto Shilton: fue con la mano.
Yo conocí el ser pobre y es malo y difícil. No se lo recomiendo a nadie. Se quiere tener un montón de cosas y debemos conformarnos solamente con soñarlas.
Yo crecí en un barrio privado… privado de luz, de agua, de teléfono.
Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha.
Yo soy o blanco o negro, gris no voy a ser en mi vida.

Estas fueron algunas de las frases célebres de Maradona, conocido como el ‘Pelusa’, ‘El 10’ y ‘La mano de Dios’. Seguro con ellas sabrás conocer mejor su pasión por el fútbol y un poco de sus orígenes y pensamientos.