Frases de la Rosa de Guadalupe

Frases de la Rosa de Guadalupe

La Rosa de Guadalupe es una serie de televisión mexicana que retrata milagros concedidos por la Virgen de Guadalupe, patrona de México. El programa toma su nombre del gesto que simboliza el milagro de la Virgen: la aparición de una rosa blanca. Las siguientes frases de la Rosa de Guadalupe son perfectas para reflexionar.

Frases de amor de la Rosa de Guadalupe

Estas frases de amor de la Rosa de Guadalupe son prueba de la bondad que tiene esta Virgen.

Cuando alguien te muestra quién es de verdad, confía.
Dicen que cuando hay amor verdadero se perdona, pero perdonar implica más cosas.
El amor intenso no mide, sino que simplemente da.
El amor no reclama posesiones sino que da libertad.
El hecho de ser honestos es lo que hace que las relaciones perduren.
El modo en el que la gente te trata es su karma, mientras que cómo reaccionas es el tuyo.
La relación entre marido y mujer debe ser la de dos mejores amigos.
Las relaciones basadas en la obligación carecen de dignidad.
Las relaciones saludables crecen de una confianza sin límites.
Ni la ausencia de amor implica el odio, ni la ausencia de odio garantiza el amor.
Ni la ausencia ni el miedo significan algo cuando se ama.
Ninguna persona involucrada en una relación debería sentir que para hacerla viable necesita renunciar a una parte esencial de sí misma.
No existen límites para el poder del amor.
Nunca pierdes al amar, siempre pierdes al reprimirte.
Solo podemos aprender a amar, amando.

Frases de reflexión de la Rosa de Guadalupe

Estas frases de reflexión de la Rosa de Guadalupe son ideales para conversar sobre la vida.

Aprende a valorar lo que tienes, antes de que el tiempo te enseñe a valorar lo que tuviste.
Aunque te sientas cansado, el tiempo te abandone, un error te lastime, una traición te hiera o quizás una ilusión se apague e ignoren tus esfuerzos, inténtalo de nuevo ya que el fracaso es la oportunidad de un mejor comienzo.
Camina en confianza aunque no sepas el final.
Cuando festejamos la memoria de la Santa Madre María, afirmamos que aún se encuentra latente un fuerte sentimiento de esperanza en el corazón de nuestros pueblos, a pesar de que la mayoría vive bajo condiciones difíciles capaces de ofuscar la esperanza en gran manera.
De la misma forma en la que le brindó su apoyo al pequeño Juanito en su momento de angustia, ella se manifiesta ante todos nosotros para brindarnos su apoyo, sobre todo con aquellos que llegan a pesar que su vida no posee valor alguno.
La lucha más grande de todo ser humano, es luchar con uno mismo.
La vida depende de cómo la miremos, pero la realidad es una sola y nosotros podemos cambiarla, manteniendo siempre por delante la fe, el amor y la esperanza.
La vida no es un problema que resolver, sino un regalo que hay que disfrutar.
La vida puede ser un camino difícil de andar, pero lo importante es atreverse a recorrer ese camino, porque al final se encuentra la felicidad.
No hay silencio que Dios no entienda, ni tristeza que él no sepa. No hay amor que ignore, ni lágrimas que no valore, porque él siempre estará contigo.
No hay sonrisa más hermosa que aquella que se abre paso en medio de las lágrimas.
Ser feliz no significa que todo sea perfecto, quiere decir que has decidido ver más allá de las imperfecciones.
Toma riesgos, supera tus miedos, la tranquilidad no llegará si te pasas la vida evadiendo.
Un error se disculpa y se olvida, pero al brindar un perdón, se tiene que hacer sin odio y realizar un buen duelo al rencor.
Uno nunca sabe lo que la vida le tiene preparado, tendremos momentos de tristeza y de alegrías, habrá veces donde nos tocará reír y otras llorar.

¿Te gustaron estas frases? ¿Conocías la serie de la Rosa de Guadalupe? No olvides compartir estas hermosas palabras en tus redes sociales.