la casa de papel

Frases de La casa de papel, la serie española de moda

Lo reconozco. Yo también estoy enganchado a la Casa de Papel. Empecé a verla hace algunas semanas y ya voy por la cuarta temporada (imagina mi desilusión después de saber que la quinta será la última). De hecho, fue el principal motivo para comprar el Chromecast; porque hay series que solo deben verse en pantalla grande.

Hay muchas cosas que me gustan de la serie, pero creo que una de ellas son esos guiones llenos de buenos diálogos y citas lapidarias. Es por eso que me apetecía compartir contigo una lista de las mejores frases de la casa de papel, esperando que las disfrutes tanto como yo.

La casa de papel: frases de la serie

Frases de Nairobi

Nairobi es posiblemente el personaje más querido por los fans de la serie (así lo muestran las búsquedas en Google). No me extraña, la falsificadora del grupo tiene un gran carisma y cuenta con algunas de las mejores frases de la serie. Frases como estas:

¿Sabéis qué da mucho miedo también? Volver a casa de noche sola, pero una continúa haciéndolo. Coge el miedo de la mano y a seguir viviendo… porque hay que vivir. ¡Señores, hay que vivir hasta el final!

A nosotros eso no nos va a pasar, porque Bogotá, ¿qué somos? Los p*tos amos.

A ver, quiero las máquinas funcionando las veinticuatro horas. Como si esto fuera una red de Pocholos. Chiqui Pum, Chiqui Pum, Chiqui Pum.

De verdad mírate a los ojos, mira la súper hembra que eres, repítelo, soy la p*ta ama.

Jarana hermana.

Me vas a escuchar una cosa que te voy a decir, y te lo vas a grabar a fuego en esa frente tan bonita que tienes. Tú eres una mujer libre, eres libre de irte de fiesta, eres libre de irte de una isla y eres libre de irte del planeta si te apetece.

No me jodas Berlín que esto no es una película de Tarantino.

Para amar se necesita coraje, yo sí me atrevo, mira. Helsi te quiero, te quiero tanto que tendría una familia contigo. Lo ves, esto es valor, lo siento y lo digo.

Profesor, soy Nairobi, Berlín no está en condiciones, así que a partir de ahora estoy al mando yo. Empieza el matriarcado.

Que contenta me tienes, venga señores, que pim que pam que pim que pam.  ¡Con alegría! Y a ganarse el bocata, ¡vamos!

Tienes que quererte más. Y pasar de este payaso que encima te chulea. La próxima vez que te diga ‘bum, bum’, tú le dices que ‘chao’. Y que bum, bum, a la loma del orto.

Tú no eres machista, eres gilip***as.

Frases de Tokio

Tokio tiene un papel muy destacado en la trama y dentro de la serie. Es la narradora, ni más ni menos. Así que no es de extrañar que ella tenga algunas de las mejores frases…         

Al fin y al cabo, el amor es una buena razón para que todas las cosas fallen.

Como en el ajedrez, hay veces que para ganar es necesario sacrificar una pieza.

Cuando empezábamos no teníamos ni puñetera idea de cómo nos llamábamos, pero sabíamos cuáles eran nuestros sueños.

Cuanto más fastidiada estás, más felices parecen los días del pasado.

Es como un tiburón en una piscina, puedes bañarte con él. Pero nunca estás tranquila.

La última vez que renovó el DNI fue a los 19 años. A todos los efectos, un fantasma.

Lo bueno de las relaciones es que acabamos olvidando cómo empezaron. (Tokio)

Lo que había conseguido El Profesor, era dividir a los rehenes entre aquellos que iban a convertirse en nuestros socios y aquellos que aún podrían seguir complicándonos las cosas. O eso creíamos….

Nadie sabía de nadie. Lo que nunca sospeché era que Nairobi tuviera un hijo o una hija, y eso era lo que parecía indicar la cicatriz de su cesárea. Y ahí empezó nuestra amistad….

Ni siquiera oía lo que gritaba, solo quería escribir una puñetera carta de amor.

Si lo piensas, nunca encuentras un buen día para aun atraco.

Solo vemos las consecuencias cuando están delante de nuestras narices.

Soy más bien de huir, en cuerpo y alma. Y si no puedo llevar mi cuerpo, al menos, que escape mi alma.

Y mientras se acercaba nuestra primera derrota, el cerebro de la operación estaba ausente, porque por muy brillante que fuera sólo tenía dos ojos y en ese momento eran todos para la inspectora.

Frases de otros personajes célebres de la casa de papel

Por supuesto no hay que olvidarse a otros personajes como El Profesor, Berlín, Estocolmo, Denver, Lisboa. Todos ellos nos han dejado sus perlas:

¿Te parezco un mamón al qué se puede mentir cómo si le escupieran a la cara? (Berlín)

¿Usted sabe que en las películas de terror siempre hay un tipo valiente que siempre piensa: “no duraré mucho”? (Berlín)

Cualquiera te traicionaría si se dan las condiciones adecuadas. (Berlín)

Hay gente que estudia años para ganar un sueldo de mierda, nosotros solo vamos a estudiar cinco meses. (El Profesor)

La traición es inherente al amor. (Berlín)

Me he pasado la vida siendo un poco hijo de puta, pero hoy creo que me apetece morir con dignidad. (Berlín)

Mucho cuidado, porque en el momento que haya una sola gota de sangre, dejaremos de ser unos Robin Hood para convertirnos simplemente en unos hijos de p*ta. (El Profesor)

No volverán a trabajar en sus vidas. Ni ustedes, ni sus hijos. (El Profesor)

Somos muy pequeños, como ratones que tienen que ir por la vida haciendo agujeros, porque no tenemos ni idea de otra cosa para hacer. (Moscú)

Te han enseñado en la vida a diferenciar de buenos y malos. Si esto lo hacen otras personas, no pasaría nada. (El Profesor)

Todos vamos a morir… por eso brindo, porque estamos vivos. (Berlín)

Tú y yo quedamos en que yo era un machista. Pues las mujeres y los m**icas primero. (Berlín)

Yo no soy mudo, soy… calladito. (Marsella)

La casa de papel: imágenes con frases

Terminamos con algunas imágenes con frases de la casa de papel listas para compartir en las redes sociales.  

Eso es todo, a la espera de la quinta temporada que seguro nos dejará unas cuentas citas memorables. Hasta entonces puedes matar el gusanillo repasando las frases de otras frases geniales como Breaking Bad o Juego de Tronos.