Frases de HANNIBAL LECTER, el caníbal más famoso

frases de Hannibal Lecter

Hannibal Lecter es uno de los psicópatas más recordados de la historia del cine, aunque su origen está en las novelas escritas por Thomas Harris. El actor Anthony Hopkins fue el encargado de dar vida al Dr. Hannibal en una de las interpretaciones más espeluznantes que se recuerdan (ganó un Oscar por su interpretación en El silencio de los corderos). Aquí tienes unas cuantas frases de Hannibal Lecter, por si quieres conocer mejor a este genio aficionado al canibalismo.

Frases de Hannibal

¿Quién reza por nosotros al dormir?

A mí no me interesan los corderos, solo me los como.

Ambos sabemos la irrealidad de quitar una vida, sabemos que en esos momentos no son carne; sino aire y luz, y color.

Cada elección nos da la posibilidad de arrepentirnos.

Casi todo lo que hacemos, casi todo en lo que creemos, lo motiva la muerte.

Comenzamos a codiciar lo que vemos todos los días.

Con todo mi conocimiento e intromisión nunca podría predecirle del todo… Puedo alimentar a la oruga, y susurrar a través de la crisálida, pero… lo que sale de ahí sigue su propia naturaleza y me sobrepasa.

Cruzar los límites no es lo mismo que violarlos.

Debe comprender que la sangre y el aliento no son más que elementos que cambian para hacerle brillar, como el fuego es fuente de luz.

Disfruto haciendo retratos. Las expresiones faciales revelan los procesos mentales del sujeto.

El amor nos aleja de los sentidos, pero el odio hace que estén presentes para calcular nuestros actos.

El amor y la muerte son los goznes sobres lo que gira toda emoción humana. Lo que hacemos por nosotros muere con nosotros, lo que hacemos por los demás sobrevive.

En algún punto entre negar sucesos horribles y llamarlos a gritos reside la clave del trauma psicológico. El trauma psicológico es un mal de los débiles, yo quiero devolverte el poder.

Eres un muchacho extraordinario. Admiro tu valor. Me voy a comer tu corazón.

Es importante cada día probar cosas nuevas.

Es la certeza de la muerte lo que nos conduce a la grandeza.

Está en un lugar oscuro rodeado de sombras y ya no es seguro estar con él.

Estoy considerando seriamente en comerme a su esposa…

Formamos vínculos muy rápidos con lo que aún ni existe.

Hacer cosas malas a gente mala nos hace sentir bien.

Hola, Clarice, ¿han dejado ya de gritar los corderos?

La falta de confianza aumenta la necesidad religiosa. Si no puede confiar en los demás, tiene que confiar en Dios.

La grosería debe ser castigada.

La malicia de Dios no tiene medida y su ironía es incomparable.

La memoria hace los momentos inmortales pero el olvido promueve una mente sana. Es bueno olvidar.

La tendencia a ver a los demás menos humanos es universal.

Las cicatrices nos recuerdan que el pasado fue real.

Las emociones positivas son un regalo de nuestros ancestros los animales, la crueldad es un regalo de nuestra propia humanidad

Las ilusiones de un niño no pueden ser una base de vida.

Lo trágico no es morir, sino desperdiciarse.

Los departamentos de psicología están repletos de deficientes mentales.

Los niños nos transportan a nuestra niñez, a los recuerdos con papá, esa vida es un ancla que nos sostiene en la tempestad, todo el mundo necesita un ancla.

Me comí su Hígado, acompañado de habas y un buen Chianti.

Muchos malos comportamientos aparecen cuando nos sentimos inseguros.

Nada aísla más que una enfermedad mental.

Ninguna bestia es tan salvaje como el hombre cuando tiene el poder para expresar su ira.

No hay un único centro espiritual en el cerebro, cualquier idea de Dios viene del trabajo conjunto entre muchas áreas mentales distintas

No planeo visitarte, el mundo es más interesante si estas en él.

No provoque un problema solo por la satisfacción emocional a corto plazo.

No se conoce del todo a otro ser humano hasta que no se le ama. Con ese amor vemos potencial en nuestro amado, a través de ese amor permitimos que el amado vea su potencial; al expresarlo, el potencial del amado se hace realidad.

Nuestra capacidad para demostrar la decepción evolucionó para enseñar modales.

Nuestro cerebro debería experimentar ansiedad a ráfagas, no de la forma prolongada y frenética que pareces sufrir, por eso te sientes como si un león estuviera a punto de devorarte. Tienes que convencerte de que aquí no hay ningún león, cuando lo haya, te aseguro que lo sabrás.

Para alguien fuerte no hay nada más desconcertante que verse débil.

Para Sócrates la muerte no era una derrota, sino un remedio.

Puedes seguir ciega. Huir de esto. Alejarte, no intentaré contactar contigo; pero si te quedas, te mataré.

Quid pro quo, Clarice…, yo te cuento cosas y tú me cuentas cosas.

Recuerde que el espejo de su mente refleja su mejor versión, no la peor de otro.

Siempre me ha reconfortado la idea de la muerte, que mi vida puede acabar en cualquier momento me permite… apreciar completamente la belleza, el arte y el horror de todo lo que este mundo puede ofrecer.

Sin recuerdos la imaginación tomará el control.

Tenemos la necesidad de interactuar con los hijos, nos ayuda a descubrir quiénes somos.

Todo acto creativo tiene su consecuencia destructiva, aquel que fue ayer debe perecer para dar paso a quién es hoy.

Todo él es pura empatía. Puede asumir su punto de vista, o el mío, y tal vez otros que le asustan. Es un don incómodo, la percepción es un arma de doble filo.

Todos nuestros destinos vuelan y nadan en sangre y vacío.

Un psicoterapeuta es consejo y curiosidad a partes iguales; les marcamos el camino, pero no podemos imaginar a dónde les llevará ese camino.

Un pulso bajo es un buen indicador de la aptitud para la violencia.

Una grieta no siempre es una debilidad, la vida se acumula en las grietas.

Una reacción anormal a una situación anormal es un comportamiento normal.

Una terapia solo funciona cuando deseamos de verdad saber cómo somos, no como querríamos ser.

Uno observa la nada y solo ve las cosas que ya tiene en mente.

Vivimos en una época primitiva, ni salvaje, ni sabia. Las cosas a medias son una maldición. Una sociedad racional me hubiese matado o me hubiese aprovechado.

Yo comprendo su estado mental, usted comprende el mío, somos iguales. Eso le da la capacidad de engañarme y de que yo le engañe.

Frases de Hannibal Lecter en vídeo

Las frases del Dr. Hannibal suenan mucho más amenazante en su boca, así que vamos con este vídeo recopilatorio.

Si quieres que hagamos más recopilatorios de frases de tus películas favoritas, apóyanos compartiendo nuestros contenidos en las redes sociales.

Guillermo

Hola, me llamo Guillermo y soy muchas cosas, entre ellas coleccionista de frases. Un día decidí compartir mis frases favoritas con todo el mundo y así nació este lugar. Portal Frases no es el único proyecto online que tengo pero sí mi preferido.

También te podría gustar...