Frida Kahlo

Frases de Frida Kahlo sobre el Amor, la Vida o las Mujeres

No hay que ser un entendido en arte para apreciar las frases de Frida Kahlo. Esta gran artista mexicana trascendió los límites de la pintura y se convirtió en un símbolo de pasión, fortaleza y superación personal.  Y es que la vida de Frida estuvo marcada por el sufrimiento: a los 6 años contrajo poliomielitis y a los 18 sufrió un accidente de tráfico (el autobús en que viajaba fue arrollado por un tranvía). Ambos sucesos le dejaron múltiples secuelas y la obligaron a soportar un rosario de operaciones y convalecencias. Fue durante la convalecencia por el accidente cuando empezó a pintar en serio.

Espero que estas frases te ayuden a conocer mejor el pensamiento de Frida y su carácter indomable.

Frases de amor de Frida Kahlo

Frida Kahlo tuvo una vida sentimental bastante agitada. Fue amante de León Trotsky y se rumorea que mantuvo una relación con Chavela Vargas, entro otros amoríos. Aunque sin duda su gran amor fue Diego Rivera, con quien se casó. Su historia de amor estuvo llena de altibajos e infidelidades, pero muchas de las frases de amor de Frida Kahlo son frases de Frida a Diego.

¿Cuál es mi camino? ¿Esperarte? ¿Olvidarte? ¿Hacer lo que tú haces, ir de los brazos de uno y de otro, hoy dormir con alguien mañana con otro diferente?

¿Por qué le llamo mi Diego? Nunca fue ni será mío. Es de él mismo.

¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.

Aprenderé historias para contarte, inventaré nuevas palabras para decirte en todas que te quiero como a nadie.

Aunque haya besado a otros, en el fondo sólo te he amado a ti.

Aunque haya dicho te quiero a muchos, y haya tenido citas y besado a otros, en el fondo sólo te he amado a ti.

Bebo para olvidar, pero ahora… No me acuerdo de qué.

Cómo olvidar aquel día cuando te pregunté sobre mis cuadros por vez primera. Yo chiquilla tonta, tu gran señor con mirada lujuriosa me diste la respuesta aquella, para mi satisfacción por verme feliz, sin conocerme siquiera me animaste a seguir adelante.

Como siempre, cuando me alejo de ti, tomo dentro de mí tu mundo y tu vida, y así es como puedo sostenerme por más tiempo.

Donde no puedas amar, no te demores.

El diablo es rubio y en sus azules ojos, dos estrellitas, encendió el amor. Con su corbata y sus calzones rojos, el diablo me parece encantador.

Era una flor solitaria, mariposa gozosa te posaste ahí; después el polen de otra flor más fragante llamó, y la mariposa voló.

Escoge a una persona que te mire como si fueras magia.

Esperar con la angustia guardada, la columna rota y la inmensa mirada. Sin andar en el vasto sendero, moviendo mi vida cercada de acero.

Gracias porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que he esperado toda la vida.

Inventaré nuevas palabras para decirte en todas que te quiero como a nadie.

Jamás en toda la vida, olvidaré tu presencia. Me acogiste destrozada y me devolviste íntegra, entera.

Las ranas siguen cantando para nosotros –y nuestro río espera -el pueblo casto espera la osa mayor –y yo– te adoro.

Los átomos de mi cuerpo son los tuyos y vibran juntos para querernos.

Quisiera darte todo lo que nunca has tenido, y ni así sabrías que es poder amarte.

Quizá esperen oír de mí lamentos de ‘lo mucho que se sufre’ viviendo con un hombre como Diego. Pero yo no creo que las márgenes de un río sufran por dejarlo correr.

Si usted me quiere en su vida, usted me pondrá en ella. Yo no debería estar peleando por un puesto.

Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí.

Siempre que hablo contigo acabo muriéndome más, un poco más.

Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de la misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido.

Siento que te quise siempre, desde que naciste, y antes, cuando te concibieron. Y a veces siento que me naciste a mí.

Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca. Deberías aprender a leer mis ojos cuando te miro.

Te amo más que a mi propia piel.

Te mereces un amante que quiera bailar contigo, que llegue al paraíso cada vez que te mira a los ojos y que nunca se canse de estudiar tus gestos.

Te mereces un amante que se lleve las mentiras y te traiga esperanza, café y poesía.

Te mereces un amante que te haga sentir segura, que haga desaparecer el mundo si camina de tu mano, alguien que cree que sus abrazos son el mejor complemento de tu piel.

Te mereces un amante que te quiera despeinada, con todo y todas las razones que te hacen despertarte deprisa y los demonios que no te dejan dormir.

Te necesito tanto que me duele el corazón.

Te quiero… gracias porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida.

Ten un amante que te mire como si fueras un bizcocho de bourbon.

Tú mereces lo mejor de lo mejor porque, tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo siguen siendo honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta.

Tuve dos grandes accidentes en mi vida. Uno fue el tranvía y el otro Diego (Rivera). Diego fue de lejos el peor de ellos.

Usted puede esperar oír mis lamentos: Cuánto se sufre viviendo con un hombre como Diego. Pero yo no creo que las orillas sufran por dejar que los ríos sigan su curso.

Vivo cada día con la esperanza de verte regresar… y cada noche sabiendo que no estás.

Y una cosa puedo jurar: yo, que me enamoré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar.

Yo le duro lo que usted me cuide, yo le hablo como usted me trate y le creo lo que usted me muestre.

Frases de Frida sobre la mujer

Es un tópico decir que Frida Kahlo fue una mujer adelantada a su tiempo, pero así es. Tanto que se ha convertido en un símbolo feminista. No solo luchó por la igualdad, sino que su forma de vivir rompió los moldes de la época. Estas son las mejores frases de Frida Kahlo para las mujeres.

¡Las mujeres mexicanas (como yo) a veces tenemos una visión tan tonta de la vida!

Con esta cita, viene a decir que una mujer debe ser leal a sus creencias; no debe venderse ni debilitar su carácter o su personalidad por nada ni por nadie.

Enamórate de ti, de la vida y luego de quien tú quieras.

Es tan desagradable sentir que una mujer es capaz de vender cada pedacito de sus convicciones o sentimientos sólo por la ambición de dinero o escándalo.

Jamás tomaré dinero de ningún hombre hasta mi muerte.

La belleza y la fealdad son un espejismo, porque los demás terminan viendo siempre nuestro interior.

La parte más importante del cuerpo es el cerebro. De mi rostro me gustan mis cejas y mis ojos. Aparte de eso no me gusta nada más. Mi cabeza es demasiado pequeña. Mis pechos y mis genitales son corrientes. Del sexo opuesto, tengo el bigote y el rostro en general».

La pintura completa, mi vida.

La tristeza se retrata en toda mi pintura, pero así es mi condición, ya no tengo compostura.

La vida insiste en ser mi amiga y el destino mi enemigo.

Me importa una mierda lo que piense el mundo. Yo nací puta, yo nací pintora, yo nací jodida. Pero fui feliz en mi camino. Tú no entiendes lo que soy. Yo soy amor, soy placer, soy esencia, soy una idiota, soy una alcohólica, soy tenaz. Yo soy, simplemente soy.

Me la imagino, sí, e imagino que ella también debe estar en mí. Bueno, yo espero que, si tú estás leyéndome, sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan rara como tú.

No me hace falta comprar vestidos ni otras cosas semejantes, porque como tehuana ni siquiera uso calzones ni me pongo medias.

No olvides que la parte más importante del cuerpo es el cerebro.

Soy libre para darme en la madre a mí misma.

Soy mi propia musa. Soy la persona que quiero mejorar.

Tenemos que ser honestas, nosotras las mujeres no podemos vivir sin dolor.

Y sabes bien que el atractivo sexual que se encuentra en la mujer se acaba rápidamente, y después no les queda más lo que tengan en su cabeza para poderse defender en esta cochina vida del carajo.

Frases de Frida Kahlo sobre la vida

La vida de Frida Kahlo fue corta, pero intensa. Nació en 1907 y murió en 1954 (con solo 47 años) a causa de una bronconeumonía. Su estrella se apagó demasiado pronto, pero su arte y su legado sigue brillando con fuerza. Si quieres saber más sobre esta artista puedes leer su biografía; pero primero echa un vistazo a estas inspiradoras frases de Frida Kahlo.

¡El espejo! ¡Verdugo de mis días!

¡Quémenlo! No quiero que me entierren. He pasado demasiado tiempo tumbada… ¡Solo quémenlo! (Cuando le preguntaron que quería que hicieran con su cuerpo al morir.)

¡Quién diría que las manchas viven y ayudan a vivir! Tinta, sangre, olor.

¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz?

A veces prefiero hablar con obreros y albañiles que con esa gente estúpida que se hace llamar gente culta.

Al final del día podemos soportar más de lo que creemos.

Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarse a que te devore desde el interior.

Árbol de la esperanza, mantente firme.

Cada tic-tac es un segundo de la vida que pasa, huye y no se repite. Y hay en ella tanta intensidad, tanto interés, que el problema es sólo saberla vivir. Que cada uno resuelva como pueda.

Creo que, poco a poco, podré solucionar mis problemas y sobrevivir.

Dame ilusión, esperanza, ganas de vivir y no me olvides.

Doctor, si me deja tomar este tequila le prometo no beber en mi funeral.

Dolor, placer y muerte no son más que el proceso de la existencia. La lucha revolucionaria en este proceso es una puerta abierta a la inteligencia.

El arte más poderoso de la vida es hacer del dolor un talismán que cura. ¡Una mariposa vuelve a nacer florecida en fiesta de colores!

El dolor no es parte de la vida, se puede convertir en la vida misma.

El hombre es dueño de su destino y su destino es la tierra y él mismo la está destruyendo hasta quedarse sin destino.

El surrealismo es la mágica sorpresa de encontrar un león dentro de un armario, donde se está seguro de encontrar camisas.

En realidad no sé si mis cuadros son surrealistas o no, pero sí sé que representan la expresión más franca de mí misma.

Espero que la marcha sea alegre y espero no volver nunca más.

Hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados, y aunque tú no lo quieras creer, yo soy de las estrelladísimas…

Intenté ahogar mis penas en alcohol, pero las condenadas aprendieron a nadar.

Lo más importante para todos en Gringolandia es ser ambicioso y llegar a ser alguien, y francamente, yo no tengo ninguna ambición de convertirme en alguien.

Lo que no me mata, me alimenta.

Lo único que tengo bueno es que ya voy acostumbrándome a sufrir…

Lo único que yo sé es que pinto porque tengo la necesidad de hacerlo, pinto siempre lo que me pasa por la cabeza sin ninguna otra consideración.

Manda al carajo a toda la sociedad estúpida, podrida en mentiras, del capitalismo y el imperialismo norteamericano. La revolución es ineludible.

Me enamoro con cada palabra, me destrozo con cada acción.

Me gusta pintar flores para que nunca mueran.

Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco.

México está como siempre, desorganizado y dado al diablo, sólo le queda la inmensa belleza de la tierra y de los indios.

Mi sangre es un milagro que, desde mis venas, cruza el aire de mi corazón al tuyo.

Nada es absoluto. Todo cambia, todo se mueve, todo gira, todo vuela y desaparece.

Nada es más valioso que la risa. Se requiere de fuerza para reír y abandonarse a uno, para ser ligera. La tragedia es lo más ridículo.

No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol.

No estoy enferma. Estoy rota. Pero estoy feliz de vivir mientras pueda pintar.

No reniego de mi naturaleza, no reniego de mis elecciones, de todos modos, he sido afortunada. Muchas veces en el dolor se encuentran los placeres más profundos, las verdades más complejas, la felicidad más certera.

No tengo ninguna ambición de convertirme en alguien.

Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad.

Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?

Pinto autorretratos porque estoy mucho tiempo sola. Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco.

Pinto flores para que así no mueran.

Poner un muro al propio sufrimiento es arriesgarse demasiado a que te devore desde dentro.

Quise ahogar mis penas en licor, pero las condenadas aprendieron a nadar.

Si actúas como si supieras lo que estás haciendo, puedes hacer lo que quieras.

Sigo mal, pero todavía seguiré peor, estoy aprendiendo a estar en soledad y eso ya es una gran ventaja y un pequeño triunfo.

Solía pensar que era la persona más extraña del planeta, pero luego me di cuenta de que hay mucha gente en el mundo, así que debía de haber alguien como yo que se sintiera rara y con defectos igual que yo. Solía imaginarme a esa mujer y pensar que también estaría allí fuera pensando en mí. Bueno, espero que, si lo estás y lees esto, sepas que sí, es verdad, estoy aquí y soy tan rara como tú.

Todo puede tener belleza, incluso lo más horrible.

Todos somos una parte insignificante pero importante de un todo del que todavía no tenemos conciencia.

Imágenes de Frida Kahlo con frases

No me resisto a terminar el post con un vídeo de citas de Frida. Muchas ya las he compartido, pero me parece interesante porque incluye fotos e imágenes de las pinturas más famosas de Frisa Kahlo:

Hasta aquí el repaso, espero que te haya gustado. No te olvides de compartir en redes sociales, y si quieres leer más citas de grandes artistas visita esta recopilación de frases sobre arte.