Frases de Forrest Gump, la Película que encumbró a Tom Hanks

frases de forrest gump

Hay pocos personajes de cine que despierten tanta simpatía como Forrest Gump. La vida es una caja de bombones, nunca sabes cuál te va a tocar, y a Tom Hank le tocó interpretar a uno de los protagonistas más memorables de su carrera (y mira que los ha tenido buenos). Seguro que ya conoces la historia, así que vamos lo que importa: las mejores frases de Forrest Gump. Esta es nuestra selección de favoritas:

Frases célebres de Forrest Gump

Forrest Gump ofrece un recorrido por la alucinante historia de Forrest, pero también por la historia de Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XX. Forrest participa en la Guerra de Vietnam y conoce a famosos de la época como John Lennon. La película está llena de momentos épicos y también de frases brillantes de Forrest, que demuestra que no es tonto porque tonto es el que hace tonterías.

¡Corre Forrest, corre!

¡Deberías volver a Greenbow, A-LA-BA-MA!

A veces nunca hay suficientes piedras.

A veces paraba de llover por un tiempo para que las estrellas salieran, y eso era agradable. Era como justo antes de que el sol se pusiera sobre el canal. Había siempre un millón de chispas en el agua como aquel lago de la montaña, era todo tan claro, Jenny, parecía como si hubiese dos cielos, uno sobre la cima del otro. Y luego en el desierto, cuando el sol salía, no podía distinguir dónde el cielo terminaba y la tierra comenzaba. Era tan hermoso.

A veces pasa.

Alguien dijo que la paz del mundo estaba en mis manos, pero yo sólo jugué al ping-pong.

Aquel día, sin ninguna razón en particular, decidí salir a correr. Corrí hasta el final del camino, y cuando llegué, pensé que tal vez podía correr hasta el final del pueblo. Y cuando llegué, pensé que tal vez podía correr hasta el condado de Greenbow. Noté que, si había llegado tan lejos, tal vez podía correr a través del gran estado de Alabama. Corrí derecho hasta el océano. Y cuando llegué, noté que ya había llegado lejos, y que tal vez debía dar la vuelta y continuar corriendo. Y cuando llegué al otro océano, noté que debía dar la vuelta y continuar corriendo. Cuando tenía sueño, dormía. Cuando tenía hambre, comía. Cuando debía… tú sabes, iba.

AY! ¡Algo me ha mordido!

Bubba era de Bayou la Batre y su mamá cocinaba gambas, la madre de su madre había cocinado gambas, igual que la madre de su madre. La familia de Bubba sabía todo lo que había que saber sobre las gambas.

Bubba era mi muy mejor amigo. Y hasta yo sé que un amigo no se encuentra, así como así.

Cuando corro, dicen que soy como el viento.

Debe ser difícil ser un rey.

Éramos como pan y mantequilla.

Es curioso lo que uno puede recordar. Porque yo no me acuerdo de cuando nací, ni recuerdo mi primer regalo de navidad, ni tampoco sé cuándo salí de excursión por primera vez. Pero sí recuerdo cuando oí por primera vez la voz más dulce del mundo entero.

Es un idiota, pero hay que ver como corre.

Ese día estábamos caminando como siempre, y luego, así como si nada, alguien paró la lluvia y salió el sol.

Ese día, estábamos caminando como siempre, y luego, así como si nada, alguien paró la lluvia, y el sol salió.

Estoy cansado. Quiero irme a casa.

Haz lo mejor que puedas con lo que Dios te ha dado.

Jenny y yo éramos como uña y carne.

La verdad, aunque yo siempre iba corriendo, nunca pensé que eso me llevara a ningún lado.

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.

Lamento haber arruinado su fiesta de panteras negras.

Mamá decía que puedes saber mucho de las personas por los zapatos que usa.

Mamá dice que Dios es muy misterioso.

Mamá dice que tonto es el que hace tonterías.

Mamá siempre decía que se puede decir mucho sobre una persona por sus zapatos. A dónde van, a dónde estuvieron. Yo usé un montón de zapatos.

Me podrías dar un último primer beso.

Mi nombre es Forrest Gump, y me llaman Forrest Gump.

Nunca llegó a decírmelo, pero creo que el teniente Dan ya había hecho las paces con Dios.

Nunca llegué a saber por qué Jenny había vuelto, pero no me importaba, era como en los viejos tiempos, volvíamos a ser como uña y carne, cada día yo cogía flores bonitas y se las ponía en su habitación y ella me hizo el mejor regalo que nadie pueda recibir en el mundo, y hasta me enseñó a bailar, en fin… ella y yo éramos como una familia, fue la época más feliz de mi vida.

Puede que yo no sea muy listo, pero sí sé lo que es el amor.

Quiero ir a casa.

Se atraen más moscas con miel que con hiel.

Si necesitas algo, no estaré lejos.

Supongo que a veces no hay suficientes piedras.

Tonto es el que hace tonterías, Señor.

Tonto es el que hace tonterías.

Una promesa es una promesa

Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto.

Y volví a ver al presidente de los Estados Unidos de Norte América … otra vez.

Yo no sé mucho de casi nada.

Yo no sé si todos tenemos un destino, o si estamos flotando casualmente como en una brisa. Pero yo creo que pueden ser ambas, puede que ambas están ocurriendo al mismo tiempo.

Frases de la película Forrest Gump

Forrest Gump es una película larga, pero al contrario de lo que pasa en otras cintas de tanta duración, no se hace pesada en ningún momento. Te dejamos con los mejores momentos en vídeo.

Qué gran película, verdad. Sí te ha gustado, comparte estas frases a través de tus redes sociales. ¿A qué esperas? ¡Corre, Forrest!

Guillermo

Hola, me llamo Guillermo y soy muchas cosas, entre ellas coleccionista de frases. Un día decidí compartir mis frases favoritas con todo el mundo y así nació este lugar. Portal Frases no es el único proyecto online que tengo pero sí mi preferido.

También te podría gustar...