frases de coco chanel

140 Frases de Coco Chanel sobre el Amor, la Mujer y la Moda

Coco Chanel fue mucho más que una enorme diseñadora de moda más grande de su tiempo, también se ha convertido en un icono. Entre otras cosas porque siempre decía lo que pensaba, hablando sin tapujos en una sociedad aún poco acostumbrada a la libertad de expresión femenina. Muchas de las frases célebres de Coco Chanel siguen siendo tan vigentes como el día que se dijeron.

Frases de Coco Chanel sobre la Mujer

Chanel es un referente para las mujeres, tanto en moda como en forma de pensar. Veamos algunas de sus frases más destacadas sobre la mujer, el éxito o la vida en general.

A menudo, quienes alcanzan el éxito son los que ignoran que es posible fracasar.

Cuántas preocupaciones desaparecen cuando se decide ser ‘alguien’ en vez de ‘algo’.

El acto más valiente es pensar por ti misma. En voz alta.

El éxito es a menudo alcanzado por aquellos que no saben que el fracaso es inevitable.

El pecado puede ser perdonado, pero ser estúpido es para siempre.

Ha habido muchas duquesas de Westminster. Chanel hay una sola.

Inventé mi vida tomando por sentado que todo lo que no me gustaba tendría un contrario que me gustaría.

La arrogancia está en todo lo que hago. Está en mis gestos, en la dureza de mi voz, en el resplandor de mi mirada, en mi rostro tenso y atormentado.

La belleza comienza en el instante en que decides ser tú misma.

La belleza debe comenzar desde el alma y el corazón, de otra forma, los cosméticos serían inútiles.

La culpa es quizás la compañera más dolorosa de la muerte.

La juventud es algo muy nuevo: hace veinte años nadie la mencionaba.

La libertad. Eso es lo que imprimo con mayor énfasis a mis diseños, la libertad es conquistar el miedo.

La naturaleza te da el rostro que tienes a los 20. La vida moldea el rostro que consigues a los 30. Pero a los 50 tienes el rostro que mereces.

La simplicidad es la clave de la verdadera elegancia.

La simplicidad no es sinónimo de pobreza.

Las mejores cosas de la vida son gratis. Las segundas mejores son muy, muy caras.

Las mujeres deben decir siempre a los hombres que ellos son los fuertes. Que ellos son los grandes, los maravillosos. En verdad, las mujeres son las más fuertes. Es sólo mi opinión, no soy una profesora.

Las mujeres siempre han sido las fuertes. Los hombres las buscan como una almohada sobre la que apoyar su cabeza. Siempre anhelan a la madre que los tenían como niños.

Las mujeres siempre han sido las más fuertes del mundo. Los hombres están siempre buscando de las mujeres una pequeña almohada para poner sus cabezas abajo. Siempre están deseando a la madre que los tuvo como niños.

Los tiempos difíciles despiertan un deseo instintivo de autenticidad.

Mantén la cabeza, los tacones y los principios altos.

Me despierto, me visto, tomo un té. Siempre en ese orden.

Me parece bien ser imitada.

Mi infancia fue el período más triste de mi vida.

Mi vida no me agradaba, por lo que cree mi vida.

Nadie es joven después de los cuarenta años, pero se puede ser irresistible a cualquier edad.

No entiendo cómo una mujer puede salir de casa sin arreglarse un poco, aunque sólo sea por cortesía. Nunca se sabe, tal vez ese es el día que tiene una cita con el destino. Y lo mejor es estar lo más bonita posible para el destino.

No hay nada peor que la soledad. La soledad puede ayudar a un hombre a realizarse, pero destruye a una mujer.

No me importa lo que pienses de mí. Yo no pienso en ti en absoluto.

No pierdas tiempo chocando contra una pared, con la esperanza de transformarla en una puerta.

No sé por qué las mujeres quieren cualquiera de las cosas que los hombres tienen, cuando una de las cosas que tienen las mujeres son los hombres.

No soy joven, pero me siento joven. El día en que me sienta vieja, me iré a la cama y me quedaré allí. Me encanta la vida. Siento que vivir es una cosa maravillosa.

Nunca quise pesar sobre un hombre más que un pájaro.

Para ser insustituible, siempre hay que ser diferente.

Puedes ser preciosa a los treinta, encantadora a los cuarenta e irresistible durante el resto de tu vida.

Puesto que todo está en nuestras cabezas, es mejor no perderla.

Se triunfa con lo que se aprende.

Seguir las reglas. No puedo imaginarme una vida así.

Si estás triste, ponte más pintalabios y ataca.

Si naciste sin alas, no hagas nada para evitar que crezcan.

Solo vives una vez. Haz que sea divertido.

Tan pronto como pones un pie en un yate, perteneces a algún hombre, no a ti misma, y mueres de aburrimiento.

Una mujer no tiene que ser bella, tiene que creérselo.

Una mujer puede darlo todo con una sonrisa y recuperarlo después con una lágrima.

Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida.

Una mujer tiene la edad que se merece.

Frases de moda de Coco Chanel

Por supuesto no podemos olvidarnos de la Coco modista. Definió un nuevo concepto de elegancia con un estilo reconocible que sigue encandilando.

¿Dónde se debe usar el perfume? Donde quieras ser besada.

¿Por qué defender una moda? No es moda si nadie la ve.

Adornos, ¡qué ciencia! Belleza, ¡qué arma! Modestia, ¡qué elegancia!

Algunas personas piensan que el lujo es lo contrario de la pobreza. No lo es. Es lo opuesto a la vulgaridad.

Antes de Chanel no había un sentido del estilo en Francia.

Aquellos que crean son raros; los que no pueden son numerosos. Por lo tanto, estos últimos son más fuertes.

Busca a la mujer del vestido. Sin mujer, no hay vestido.

El buen gusto hace bien a ciertos valores espirituales auténticos: como el propio gusto.

El lujo debe ser cómodo, de lo contrario no es lujo.

El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad.

El lujo no radica en la riqueza de las cosas, sino en la ausencia de la vulgaridad.

El mejor color del mundo es aquel que te favorezca.

El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha.

El perfume es el accesorio invisible y definitivo de la moda.

El temor insensato a que te copien. Para mí que me copien es una señal de éxito.

El único modo de ser irreemplazable siempre es ser diferente.

Es arrogante decir que la fragancia propia es suficiente para ser elegante.

Existe un estilo cuando la gente en la calle se viste como tú.

Hay gente que tiene dinero y gente que es rica.

Hay quienes cambian de estilo cada mes, pero en realidad, esa es la prueba de que no hay un estilo.

Incluso el más insignificante de los perfumes, si es elegido correctamente para calzar en la persona, es un buen perfume.

La elegancia es cuando el interior es tan hermoso como el exterior.

La elegancia implica renuncia.

La elegancia no consiste en ponerse un vestido nuevo.

La elegancia no es un privilegio de los que han superado la adolescencia, sino de los que han tomado posesión de su futuro.

La elegancia tiene lugar cuando el interior es tan hermoso como el exterior.

La libertad siempre es elegante.

La moda cambia, pero el estilo perdura.

La moda debería poder ser vista en las calles y no pertenecer a un grupo selecto de privilegiados.

La moda es arquitectura, una cuestión de proporciones.

La moda no es algo que solo exista en los vestidos. La moda está en el cielo, en las calles. La moda tiene que ver con las ideas, con la forma en que vivimos, con lo que está sucediendo.

La moda no se lee, se admira.

La moda pasa. Solo el estilo permanece.

La moda reivindica el derecho individual de valorar lo efímero.

La moda se desvanece, sólo el estilo permanece igual.

La moda se hace para convertirse en algo pasado de moda.

La moda siempre es el momento en que vives. Pero no es solo eso. El gran problema, el problema más importante, es rejuvenecer a las mujeres. Hacer que las mujeres se vean jóvenes. Entonces su perspectiva cambia. Se sienten más alegres.

La moda tiene dos propósitos: la comodidad y el amor. La belleza llega cuando la moda tiene éxito.

La simplicidad es la clave de la verdadera elegancia.

Las mujeres no somos flores ¿por qué deberíamos oler como flores entonces?

Las mujeres piensan en todos los colores excepto la ausencia de los mismos. El negro lo tiene todo. Y también el blanco. Su belleza es absoluta. Representan la perfecta armonía.

Las mujeres siempre van demasiado arregladas, pero nunca están lo suficientemente elegantes.

Me pueden criticar, me importa poco mientras vistan Chanel de los pies a la cabeza.

Menos, es más.

Mi estilo está ligado a las emociones.

Mis piezas son confortables, clásicas, elegantes. Le doy a mis clientas una solución. No una razón para cambiar su guardarropa.

No creo en el plagio, creo en la imitación.

No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase.

No es posible la elegancia sin un perfume.

No es simple dar una definición de elegancia, es de hecho un tema muy difícil.

No existen mujeres feas, sólo mujeres que no saben arreglarse

No hago moda, yo soy la moda.

No hay éxito sin copias ni imitaciones, simplemente no existe.

No hay mujeres feas, sino mujeres vagas.

No hay nada tan cómodo como una oruga y nada tan adorable como una mariposa. Necesitamos vestidos que arrastren y vestidos que vuelen. La moda es a la vez una oruga y una mariposa. Mariposa por la noche; oruga por la mañana.

No me interesa crear necesidades, tampoco angustias. La moda se ha convertido en un circo.

Nunca leo revistas de moda, la moda de los demás no me interesa.

Pienso que el perfume es lujo.

Que me copien me hace sentir muy contenta, era eso lo que quería. Crear un estilo.

Sé elegante. Sé cualquier cosa, pero no seas cutre.

Si quieres ser original, entonces espera a ser copiada.

Sólo aquellos sin memoria insisten en su originalidad.

Todo lo que es moda pasa de moda

Un vestido bonito puede quedar bien en una percha, pero eso no significa nada. Necesita ser visto sobre los hombros, con el movimiento de los brazos, las piernas y la cintura.

Una moda que no llega a las calles no es moda.

Una mujer con buenos zapatos nunca es fea.

Una mujer debería ser dos cosas: elegante y fabulosa.

Una mujer que se viste de Chanel, se viste para ella misma para respirar. Una mujer que puede respirar, puede pensar.

Una mujer sin perfume es una mujer sin futuro.

Uno no puede estar siempre innovando. Quiero crear clásicos.

Viste de forma vulgar y recordarán el vestido. Viste de forma elegante y recordarán a la mujer.

Vístete como si fueras a encontrarte con tu peor enemigo hoy.

Yo impuse el negro. Todavía es un color fuerte hoy en día. El negro arrasa con todo lo que hay a su alrededor.

Yo no hago moda, yo soy la moda

Frases de amor de Coco Chanel

El amor y la pasión están muy presentes en la vida de Coco Chanel, y aquí también tenia las cosas muy claras como muestran estas frases suyas.

¡La creatividad!¡La pasión!¡El arte! Eso es lo que Me atrae de Picasso.

¿Mis amigos? No tengo amigos.

Durante mi infancia solo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida; aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Solo el orgullo me salvó.

Encontrar un hombre que te ame no te transforma en una cazadora de hombres, porque si lo cazaste, deja de ser un hombre para transformarse en un zorro y el día de mañana abrirá un agujero y se escapará.

Hay tiempo para trabajar, y hay tiempo para amar. A partir de ahí, no hay tiempo para nada más.

La coquetería es el triunfo del espíritu sobre los sentidos.

La pasión pasa. El aburrimiento permanece.

Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres.

Los grandes amores también deben ser soportados.

Los hombres siempre recuerdan a la mujer que les causó preocupación e inquietud.

Mientras sepas que los hombres son como niños, ¡lo sabes todo!

Salta por la ventana si eres el objeto de la pasión. Huye si lo sientes. A la pasión le sigue el aburrimiento.

Si sabes que los hombres son como niños, ya lo sabes todo.

¿Te han gustado estos mensajes de la gran Coco Chanel? Ayúdanos a difundirlas compartiéndolas a través de tus redes sociales.