frases de carmen de mairena

Frases de Carmen de Mairena (+vídeo recopilatorio)

Corrían los últimos años del siglo XX y media España trasnochaba para ver Crónicas Marcianas. Era este un programa polémico como pocos; un nido de telebasura para unos, un formato rompedor para otros (de hecho, ganó varios premios). El caso es que muchos lo veíamos y gracias a él descubrimos a personajes irrepetibles, como Galindo, Pozi o Carmen de Mairena. Como ya habrás adivinado, nos centraremos en esta última, haciendo un repaso por las mejores frases de Carmen de Mairena.

Carmen se ganó la fama con sus rimas, tan ingeniosas como subidas de tono. Aviso: si te escandalizas con facilidad o tus amigos te consideran un poco repipi, es mejor que no sigas leyendo.

Frases de Carmen de Mairena

Es de justicia decir que la carrera de Carmen de Mairena empezó mucho antes de Crónicas Marcianas. En 1959 debutó como artista de variedades en Barcelona. Empezó entonces una carrera de cupletista con cierto renombre a nivel local, primero como Miguel de Mairena y a partir de los 70 como Carmen de Mairena. Después de su cambio de identidad pasó por una época bastante complicada, hasta que en los 90 Javier Cárdenas la redescubre y la lanza a la fama nacional.

Sus últimas apariciones conocidas incluyen intervenciones en Sálvame, actuaciones en el Intermedio (¡interpretando a Franco!) y una candidatura a las elecciones catalanas de 2010 (su partido no entró en el parlamento, pero consiguió más votos que UPyD).

En fin, como veis la vida de Carmen daría para una película. A nosotros nos gustaría verla, desde luego, aunque tendrían que ponerla para mayores de 18, porque sus frasecitas se las traen 😅😅😅. Sigue leyendo, sigue…

¡Mmmmm…, ay! Qué gusto, qué maravilla, ¡¡qué pollón!!

¿Sabéis porqué soy actriz porno? Porque tengo el coño como un horno.

¿Tú sabes porque tengo esta voz? Porque me como las poyas de dos en dos.

Al niñito ese de Crónicas Marcianas, le voy a tumbar en una mesa y le voy a dejar el culo como una fresa…

Ame un beso guapo.

Ay…mira me cabe cuarto y mitad.

Ayer me lo hice con un vasco, y me dejó el culo hecho un asco.

Beckham, quiero que seas pichichi para que me comas el chichi.

Chupa y mama que se derrama.

Coge una ciruela y pa’ dentro hasta que duela.

Como soy una mujer madura, me he puesto en el coño una cerradura.

Cuando un maricón habla, el otro se calla.

Disfruto como un enano, con una polla en cada mano.

En boca cerrada no entran moscas, entran pollas como roscas.

Hola corazones, en el coño tengo flores.

La chupo a cuatro tiempos: 1, 2, 3, 4.

Lo que tengo de morro lo tengo de potorro.

Más vale tener buen humor que en el culo un tumor.

Mientras tenga que estar de espera, estaré encadená como una perra.

Mira si tengo glamour, que me perfumo el coño con ambipur.

Qué cara, qué gesto… ¿pero qué coño es esto?

Qué electricista ni que electricista, tengo el coño que me echa chispas.

Se me está poniendo el rabo como un freno de mano.

Será tonto este tío, ¿tú que me has tomado por un ‘arangutan’?

Si comes higos chumbos, se te pondrán los cojones como Dumbo.

Si entrara a esas habitaciones, me tiraba hasta al botones.

Si tú me enseñas el madroño, yo te enseño to’ mi coño.

Soy Carmen de Mairena y tengo el coño como una cremallera.

Soy como la Pantoja, polla que veo, polla que se me antoja.

Soy como las de Logroño, polla que cojo polla que me refriego por el coño.

Soy como Madame Kiros, que me como las pollas de dos en dos.

Soy elegante, por detrás y por delante.

Soy la mujer perfecta, tengo pene y tengo teta.

Soy puta pero mi coño lo disfruta.

Tengo el poderío en el coño metío.

Todo lo que tengo de morro lo tengo de potorro.

Tú trabajas en correos ¿eh? ¡qué paquetón!

Victoria tu marido juega de media punta, pero yo soy medio puta.

Yo de Dinio no opino, a mí solo me importa el pepino.

Yo soy del club de fans de Sardá, y no me folla porque no querrá.

Yo soy esa, la que te pone la cosa tiesa.

Yo tengo mucho glamour porque me ambiento el coño con ambipur.

Yo tengo mucho talante, por detrás y por delante.

 

Rimas de Carmen de Mairena

Si leer las frases de Carmen de Mairena es una experiencia desopilante, escucharlas de su propia voz es otro nivel. Baja el sonido y asegúrate de que no hay nadie cerca antes de darle al play.

 

Esperamos que te vayas divertido con este post tanto como nosotros. Y ahora puedes compartir el artículo o metértelo por el culo.