Frases de Benito Juárez

frases de Benito Juárez

Benito Juárez fue el presidente de México entre 1858 y 1872, y su mandato fue crucial para la consolidación del Estado mexicano como una República. Este político de origen indígena, inició su carrera en el Ayuntamiento de Oaxaca, continuamente se convirtió en diputado local y federal. Escaló de nivel hasta llegar a la Gobernación de Oaxaca.

Pero sus riñas con el presidente Antonio López, lo llevaron al exilio en Estados Unidos, donde creció en conocimiento y fortaleció su voluntad para cambiar el destino del pueblo mexicano. Tiempo después de regresar a México, se convierte en presidente y realiza profundas reformas político-sociales, que actualmente son recordadas con mucho respeto y cariño por los mexicanos.

Su espíritu libre, defensor de la justicia, la igualdad y la ciudadanía, es recordado a través de sus inspiradoras frases. En esta ocasión te traemos una recopilación con frases de Benito Juárez.

Frases célebres de Benito Juárez

¿Permitiremos que se repitan los males cuyas consecuencias deploramos todavía?

¿Por qué México, mi país, es tan extraño que está formado, a mitad y mitad, de una fuente inagotable de ternura y de un pozo profundo de bestialidad?

Aquel que no espera vencer, ya está vencido.

Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad.

El gobierno tiene el sagrado deber de dirigirse a la Nación, y hacer escuchar en ella la voz de sus más caros derechos e intereses.

El pueblo que quiere ser libre lo será. Hidalgo enseñó que el poder de los reyes es demasiado débil cuando gobiernan contra la voluntad de los pueblos.

En política, la línea recta es la más corta.

Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Hay circunstancias en la vida en que es preciso aventurar todo si se quiere seguir viviendo física y moralmente.

Hay que seguir la lucha con lo que podamos hasta que podamos.

La constancia y el estudio hacen a los hombres grandes, y los hombres grandes son el porvenir de la Patria.

La democracia es el destino de la humanidad; la libertad su brazo indestructible.

La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos.

La emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre, como es libre en el hombre la facultad de pensar.

La perfección es el único don que la naturaleza le ha negado al ser humano pero aun reconociéndolo tratamos de perfeccionarnos.

La protección de los animales forma parte esencial de la moral y de la cultura de los pueblos civilizados.

Libre, y para mi sagrado, es el derecho de pensar.

Los hombres no son nada, los principios lo son todo.

Los hombres que no pueden soportar el yugo suave de la ley, tampoco pueden conformarse con ese orden de cosas, y de aquí procede ese constante empeño de destruir el sistema federativo, sustituyéndolo con el poder absoluto.

Mi deber es hacer cumplir la ley no sólo con medidas del resorte de la autoridad, sino con el ejemplo, para alentar a los que con un escrúpulo infundado, se retraían de usar el beneficio que les concedía la ley.

Mi deber es no atender a los que sólo representan el deseo de un corto número de personas, sino a la voluntad nacional.

No deshonra a un hombre equivocarse. Lo que deshonra es la perseverancia en el error.

No reconozco una fuente de poder más pura que la opinión pública.

No se puede gobernar a base de impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes.

Nunca abuses del poder humillando a tus semejantes, porque el poder termina y el recuerdo perdura.

Quien no tenga fe en la justicia de su causa, más le vale pasarse al enemigo.

Siempre tuerce los principios el que oscurece la verdad, para ocultar sus faltas en las tinieblas.

Sin goces que nos inspiren amor a la patria, seremos presa del extranjero que quiera sojuzgarnos, extinguiendo nuestra raza, que será suplantada por otra raza.

Tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares.

Una voluntad firme y constante de hacer el bien superará las más graves dificultades.

¿Cuál es el lema de Benito Juárez y qué quiere decir?

Este personaje mexicano es reconocido por su ilustre frase: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Estas palabras significan que debemos respetar a los demás para poder vivir en paz con ellos. La libertad de una persona termina cuando comienza la libertad de otra, y respetar esos límites es lo que nos permite coexistir como ciudadanos de una Nación.

¿Te gustó esta lista de frases de Benito Juárez? Entonces no olvides compartirla con tus amigos.