dichos de abogados

Dichos y refranes de abogados, letrados y otros picapleitos

Hay muchos dichos sobre abogados y lo cierto es que la mayoría no dejan a la profesión en muy buen lugar. Picapleitos o leguleyos son solo algunos de los términos poco amistosos con los que el saber popular se refiere a quienes se dedican a la abogacía.

No sabemos a qué se debe la mala fama de los abogados, pero esta antipatía ha creado algunos de los refranes más graciosos que conocemos. Si eres abogado o estudiante de derecho no te lo tomes muy en serio y recuerda que siempre es bueno reírse de los estereotipos.

 Dichos de abogados

¿De qué viven los abogados? De los tercos y los porfiados.

Abogacía, que no zorrocía.

Abogado de ricos, mal de pobres.

Abogado en el concejo hace de lo blanco negro.

Abogado en el consejo, hace de lo blanco negro.

Abogado joven, pleito perdido.

Abogado muy ladino, gusta más de andarse por trochas que por caminos.

Abogado que por el pleito se desvela, estudia calles, callejones y callejuelas.

Abogado, juez y doctor, cuanto más lejos, mejor.

Abogado experimentado, es fundamental para ganar.

Al confesor y al abogado no los tengas engañados.

Al médico, confesor y letrado, no le traigas engañado.

Ama a todos los hombres, menos a los abogados.

Así como peca el médico ignorante metiéndose a curar, así el abogado inepto tomando una defensa.

Buen abogado, mal cristiano.

Buen abogado, mal vecino.

Cómicos y abogados, lo mismo nacen de moros que de cristianos.

Con capa de letrado anda mucho asno disfrazado.

Con la justicia y la Inquisición, chitón.

Con los descuidados, medran los abogados.

Cuando toma cuerpo el diablo, se disfraza de fraile o de abogado.

El diablo, antes de ser diablo, fue abogado.

El mejor abogado es una buena causa.

El pleito claro, no necesita abogado.

El que llama a un abogado es que ha matado o mucho ha robado.

Entre suegra y cuñado, sale el nieto abogado.

Entre suegra y cuñado, sale el nieto letrado.

Fuiste con el abogado y ya saliste escaldado.

Letrado de ricos, mal para pobres.

Letrado joven, pleito perdido.

Letrado muy ladino, gusta más de andarse por trochas que por caminos.

Libro cerrado, no saca abogado.

Libro cerrado, no saca letrado.

Los abogados estudian derecho para trabajar chueco.

Los abogados son hijos de padres separados.

Los abogados, como el pan, son mejores cuando jóvenes y nuevos.

Más discurre un enamorado que cien abogados.

Más discurre un hambriento que cien letrados.

Más seguro está el ratón en boca del gato que el cliente en manos del abogado.

Más vale mal ajuste que buen pleito.

Médicos y abogados, Dios nos libre del más afamado.

O de trabajo o de trabajos muere el abogado.

Para los abogados el cliente tiene la razón hasta que deja de pagar.

Plátanos y abogados ninguno que sea derecho.

Suegra, abogado y doctor, cuanto más lejos mejor.

Suegra, abogado y doctor, mientras más lejos mejor.

Tu galeno sea cristiano, y tu letrado pagano.

Tu médico sea cristiano, y tu abogado pagano.

Un abogado listo, te hará creer lo que nunca has visto.

Un abogado listo, te hará creer que viste lo que nunca has visto.

Un abogado y un asno, saben más que un abogado.

Frases célebres sobre abogados

Muchos personajes celebres también han reflexionado de forma irónica sobre los abogados. Estas son las frases de abogados más ingeniosas que hemos visto:

Esperamos que nadie nos demande después de leer estos refranes 😁. Es broma, pero si quieres ver refranes sobre otras profesiones, apóyanos compartiendo nuestros contenidos en las redes sociales.