refranes colombianos

800 Dichos y Refranes Colombianos populares

No cabe duda de que Colombia es un gran país y los colombianos un pueblo ingenioso y amante de sus tradiciones. Prueba de ello es la amplia tradición de dichos colombianos que atesoran. En Portal Frases no podíamos mostrarlos todos, así que hemos hecho una selección de los más populares.

Dichos colombianos populares

Refranes con la A

A boda ni bautizo no vayas sin ser llamado.

A buen entendedor pocas palabras bastan.

A buen sueño, no hay mala cama.

A burro negro, no le busque pelo blanco

A caballo regalado no se le mira el colmillo.

A cada marrano le llega su sábado.

A chillidos de marrano, oídos de matarife.

A ese bobo se le apareció la virgen.

A ese man, no se le cree ni lo que reza.

A grandes males grandes remedios.

A juventud ociosa, vejez trabajosa.

A la mejor cocinera, se le ahúma la olla.

A la sombra de los buenos, viven los malos.

A la tierra que fueres haz lo que vieres.

A las palabras sueltas se las lleva el viento.

A mula que otro amansase algún resabio le queda.

A quien Dios no le da hijos el diablo le da sobrinos.

A veces el remedio es peor que la enfermedad.

A veces sale más caro el collar que el perro.

Acabándose el dinero, se termina la amistad.

Agua por mayo, pan para todo el año.

Agua que no has de beber, déjala correr.

Agua y mujer a nada deben oler.

Al buen entendedor pocas palabras.

Al final, la cabra al monte tira.

Al hombre que camina no se le paran las moscas encima.

Al mejor cazador se la va la liebre.

Al ojo del amo engorda el caballo.

Al perdido solo le queda la lengua.

Al perro más flaco se le pegan las pulgas.

Al pobre y al feo, todo se le va en deseo.

Al que Dios se lo da San Pedro se lo bendiga.

Al que no lleva la carga le parece que no pesa.

Al que no quiere caldo se le dan dos tasas.

Al toro bravo …. A los cuernos.

Al vago y al pobre, todo les cuesta doble.

Alábate pollo que mañana te guisan (o te como).

Algo tendrá el agua desde que la bendicen.

Allá ellos que son blancos y se entienden.

Amar es no tener que pedir perdón.

Amigo en la adversidad es un amigo de verdad.

Amigo es un peso en el bolsillo.

Amigos y libros, pocos y buenos.

Amor de lejos, amor de pendejos.

Animales ingratos las mujeres y los gatos.

Antes que acabes, no te alabes.

Antes que te cases, mira lo que haces.

Antes son mis dientes que mis parientes.

Antioqueño que se respete pide rebaja.

Antioqueño tiñe, pero no destiñe.

Aprende bien a callar, para que sepas hablar bien.

Aquellos son ricos que tienen amigos

Árbol que crece torcido nunca su tronco endereza.

Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.

Refranes con la B

Barriga llena, corazón contento.

Bebe más que un macho asoleado.

Buen buey no pisa mata, y si pisa no mata.

Bueno es el cilantro, pero no tanto.

Refranes con la C

Caballo grande, ande o no ande.

Cachetada en cuero ajeno no duele.

Cada arepa encuentra su tiesto.

Cada cual arrima la sardina a su braza.

Cada cual sabe de la pata que cojea.

Cada cual sabe dónde le aprieta el zapato.

Cada cual se reparte con la cuchara grande.

Cada cual siente sus males y Dios siente los de todos.

Cada quien es dueño de su miedo.

Cada uno en su casa es rey, pero su mujer hace la ley.

Cada uno se rasca donde le pica.

Calma piojo que el peine llega.

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

Caras vemos …. Corazones no sabemos.

Carne que se lleva el gato no vuelve al plato.

Come y bebe, que la vida es breve.

Como quiera que te pongas tienes que llorar.

Con amigos así no hacen falta enemigos.

Con amor y aguardiente, nada se siente.

Con el ojo afuera no hay santa lucia que valga.

Con la vara que midas serás medido.

Con virtud y bondad se adquiere autoridad.

Conozco al viajero por las maletas.

Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Cuando el muerto encuentra quien lo cargue se hace el pesado.

Cuando el río suena es porque piedras lleva.

Cuando hay hambre, no hay pan duro.

Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana.

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.

Cuando no está preso lo andan buscando.

Cuando rio suena piedras lleva.

Cuando se enojan las comadres, se dicen las verdades.

Cuando se está hundiendo el barco salen todas las ratas.

Cuando uno está de malas, hasta los perros le ladran.

Cuando uno va de culo no hay barranca que lo ataje.

Cuenta el milagro, pero no digas el santo.

Cuídate al ir por lana de no salir trasquilado.

Refranes con la D

De dinero y bondad, siempre la mitad.

De esperanzas vive el hombre, y muere de desilusiones.

De golosos y tragones están llenos los panteones.

De la esperanza vive el cautivo.

De la mano a la boca se pierde la sopa.

De la mar, el mero y de la tierra, el carnero.

De los arrepentidos se vale dios.

De los parientes y el sol, entre más lejos, mejor.

De noche todos los gatos son prietos.

De sabio, poeta y loco, todos tenemos un poco.

Decía la abuela. A dónde va el buey que no tenga que arar.

Del afán no queda sino el cansancio.

Del agua mansa líbreme Dios que de la brava me libro yo.

Del amor al odio sólo hay un paso.

Del árbol caído todos hacen leña.

Del dicho al hecho hay un gran trecho.

Del plato a la boca se cae la sopa.

Desde que se hicieron las excusas nadie queda mal.

Despacio voy, porque de prisa estoy.

Después de la tempestad viene la calma.

Después de muerto no hay quien ronque

Después del relámpago viene el trueno.

Desvestir un santo para vestir a otro.

Día martes, ni te cases ni te embarques.

Dime con quien andas y te diré quién eres.

Dime cuanto traes y te diré cuánto vales.

Dinero sin caridad, es pobreza de verdad.

Dios castiga sin vara y sin fuete.

Dios dice ayúdate que yo te ayudaré.

Dios le da pan al que no tiene dientes.

Dios le dio barba al que no tiene cumbamba (barbilla).

Dios no castiga ni con palo ni con rejo.

Dios no se queda con nada de nadie.

Disfruta, come y bebe. que la vida es breve.

Donde hubo fuego cenizas quedan.

Donde manda capitán no manda marinero.

Donde reina la mujer, el diablo es primer ministro.

Dos bueyes machos no viven en una misma cueva.

Dos cabezas piensan más que una.

Refranes con la E

El cerdo siempre busca el fango.

El consejo de la mujer es poco, y el que no lo toma es loco.

El diablo sabe más por viejo que por diablo.

El frío conoce al desnudo y el mosco al arremangado.

El frío conoce al encuero y el sol al sin sombrero.

El hambre es la buena, no la comida.

El hombre propone la mujer dispone y el diablo sopla.

El hombre propone y Dios dispone.

El infierno está lleno de buenas intenciones.

El ladrón juzga por su condición.

El mal escribano le echa la culpa a la pluma.

El melón y la mujer son difíciles de conocer.

El mico le dijo al mono. mira qué rabo tenés; y el mono le contestó. y el tuyo no te lo ves?

El mono sabe el palo al que trepa.

El muerto al hoyo y el vivo al pimpollo.

El ocio es la madre de todos los vicios.

El ojo del amo engorda al caballo.

El papel aguanta todo lo que le pongan.

El paso difícil … Darlo primero.

El peor de los males es tratar con animales.

El perfume fino viene en envase pequeño.

El pez grande se come al chiquito.

El pez que busca anzuelo, busca su duelo.

El pudor de la doncella la hace aparecer más bella.

El puerco más flaco se come la mejor mazorca.

El que a hierro mata a hierro muere.

El que a todos saluda, pronto rompe su cabeza.

El que al cielo escupe, en la cara le cae.

El que bebe agua en tapara o se casa en tierra ajena, no sabe si el agua es clara ni si la mujer es buena.

El que busca en yaguas viejas encuentra cucarachas.

El que canta por la mañana, llora por la tarde.

El que canta, sus males espanta.

El que con la miel anda algo se le pega.

El que con niños se acuesta, amanece mojado.

El que da lo que tiene a pedir se queda.

El que da primero da dos veces.

El que da y quita, con el diablo se desquita.

El que de mañana se levanta, en su trabajo adelanta.

El que es un buen gallo en cualquier corral canta.

El que espera desespera (y esperando se queda).

El que guarda siempre encuentra.

El que hambre tiene, en tortillas piensa.

El que hizo la ley hizo la trampa.

El que juega con fuego se quema.

El que juega por necesidad pierde por obligación.

El que la busca la encuentra.

El que más hace, menos alcanza.

El que menos corre vuela.

El que mucho abarca poco aprieta.

El que mucho corre, pronto para.

El que mucho escoge a lo peor se va.

El que mucha fía, se queda con la bolsa vacía.

El que mucho habla, mucho erra.

El que mucho piensa poco hace.

El que nace pa’ tamal, del cielo le caen las hojas.

El que nació pa’ toro del cielo le caen los cuernos.

El que no espera vencer ya está vencido.

El que no la hace a la entrada la hace en la salida.

El que no oye consejo, no llega a viejo.

El que no quiere caldo le dan tres tazas.

El que no sabe es como el que no ve.

El que no se arriesga no cruza el río.

El que no tiene más con su mujer se acuesta.

El que no tiene para más, con su mujer se acuesta.

El que parte y recomparte siempre coge la mejor parte.

El que poco habla …mucho dice.

El que por su gusto corre, nunca se cansa.

El que quiera marrones que aguante tirones.

El que quiere baile, que pague músico.

El que quiere pescado que se moje los pies.

El que quita la ocasión, evita el ladrón.

El que ríe de último, ríe mejor.

El que sale a bailar, pierde su lugar.

El que se coma la carne que se coma también el hueso.

El que se fue a la villa perdió su silla.

El que se mete a redentor sale crucificado.

El que se pica es porque ajo come.

El que siembra espinas que no espere cosechar flores.

El que siembra vientos cosecha tempestades.

El que tiene nariz que no mande a oler.

El que tiene padrino se bautiza.

El que tiene tienda que la atienda, o si no que la venda.

El que tiene tienda, que la atienda.

El que vive de ilusiones muere de desengaños.

El remedio fue peor que la enfermedad.

El sueño es alimento de los pobres.

El último en llegar, con la más fea le toca bailar.

El valiente de palabras es muy ligero de pies.

En boca cerrada no entra mosca.

En boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso.

En casa de herrero azadón de palo.

En casa de jabonero el que no cae resbala.

En cualquier sitio se cuecen habas.

En el camino se arreglan las cargas.

En el país de los ciegos el tuerto es rey.

En esta vida maluca si no hay pan se come yuca.

En guerra avisada no muere gente.

En la boca del embustero lo cierto se hace dudoso.

En la guerra y en el amor, todo es permitido.

En la puerta del horno, se quema el pan.

En la tierra del ciego, el tuerto es rey.

En la vida todo tiene remedio, menos la muerte.

En pelea de burros, el pagano es el arriero.

En pleitos de hermanos, no metas las manos.

En tiempo de guerra, cualquier hoyo es trinchera.

En todas partes se cuecen habas.

En tus apuros y afanes, acude a los refranes.

Entran por arrimaos y quieren salir por dueños.

Entrar con la de ellos para salir con la de uno.

Entre amigos honrados, cumplimientos dispensados.

Entre marido y mujer, nadie se debe meter.

Entre más amistad, más claridad.

Es como buscar una aguja en un pajar.

Es más placentero dar que recibir

Es más por la costumbre que por la devoción.

Es más vago (flojo) que la quijá de arriba.

Es mejor deber dinero y no favores.

Es mejor la seguridad que la policía.

Es mejor malo conocido que bueno por conocer.

Es mejor precaver que tener que remediar.

Ese baila al son que le toquen.

Ese carga un trapo pa´ robarse un mojao.

Ese no es santo de mi devoción.

Eso es como llover sobre mojado.

Eso es meterse en camisa de once varas.

Eso pasa en las mejores familias.

Está como la reina mora que a veces canta y a veces llora.

Está más pelao que las rodillas de un cabro.

Está más perdido que una cucaracha en un baile de gallinas.

Estás en la procesión y también quieres tocar las campanas.

Estás entre la espada y la pared.

Estás probando tu propia medicina.

Esto ya se está pasando de castaño a oscuro.

Estoy tan lleno como garrapata de yegua vieja.

Refranes con la F

Favor publicado, favor deshonrado.

Febrero loco y marzo otro poco.

Formó una tormenta en un vaso de agua.

Refranes con la G

Gallina vieja hace buen caldo.

Gato escaldado, del agua fría huye.

Grano a grano la gallina llena el buche.

Guarda el orden que el orden te guardara a ti.

Refranes con la H

Hablando del rey de Roma y la nariz que asoma.

Haz el bien y no mires a quién.

Hasta al mono más listo se le cae el zapote.

Hay de todo en la viña del Señor.

Hay mucho que ganar y poco que perder.

Hay muchos caciques y pocos indios.

Hay que arar con los bueyes que se tenga.

Hay que coger al toro por los cuernos.

Hay que dar del ala para comer de la pechuga.

Hay que estirar los pies hasta donde llegue la sábana.

Hay que hacer de tripas corazones.

Hay que llevar dos sacos, uno para llevar y otro para recibir.

Hay que sacar fortaleza de flaqueza.

Hay que tener los pantalones bien puestos.

Hay que ver la otra cara de la moneda.

Hiciste como Blas, ya comiste, ya te vas.

Hijo sin dolor, madre sin amor.

Hijos crecidos, trabajos llovidos.

Honra y dinero no caminan por el mismo sendero.

Honra y dinero se ganan despacio y se pierden ligero.

Huye del peligro y no caerás en él.

Refranes con la L

La agonía es larga pero la muerte es segura.

La cuestión no es llegar, sino quedarse.

La envidia es una mala consejera.

La fiebre no está en la sábana.

La gallina vieja da buen cardo.

La juventud del viejo está en el bolsillo.

La luna no es de queso ni se come con melao.

La luz de a’lante es la que alumbra.

La mona, aunque se vista de seda, mona se queda.

La muerte es lo único seguro que tenemos en la vida.

La mujer y la guitarra para tocarlas hay que templarlas.

La soga siempre parte por lo más finito.

La suerte de la fea la bonita la desea.

La suerte es de quien la tiene.

La verdad, aunque severa, es amiga verdadera.

Ladrón que roba a ladrón, tiene mil años de perdón.

Las cosas caen por su propio peso.

Las cosas se toman según de quien vengan.

Las desgracias no vienen solas.

Las estrellas te aconsejan pero no te obligan.

Le espantaron el ángel de la guarda.

Le sacan punta a una bola de billar.

Lo cortés no quita lo valiente.

Lo dejaron tieso, derecho y mirando pal techo.

Lo mejor que hizo Dios fue un día detrás del otro.

Lo poquito agrada, lo mucho enfada.

Lo que bien se aprende nunca se olvida.

Lo que dejes para después, para después se queda.

Lo que no pasa en cien años pasa en un día.

Lo último que se pierde es la esperanza.

Los cuernos y las canas no salen por la vejez.

Refranes con la M

Madre es la que cría, no la que pare.

Mal camino no conduce a buen sitio.

Maldición de gallinazo no me cae en el espinazo.

Martes, ni te cases ni te embarques, ni te vayas para otra parte.

Más alto que vara de bajar cocos.

Más amarrado que casa de bahareque.

Más contento que marrano estrenando lazo.

Más dañado que agua de florero.

Más demorado que despedida de borracho.

Más dormido que pierna hinchada.

Más duro que matar un marrano a cachetadas.

Más enamorado que un palomo azul.

Mas enredado que un bulto de anzuelos.

Más enredado que un costal de anzuelos.

Más envejecen las penas que las canas.

Más fácil cuadrar cien micos para una fotografía.

Más falso que una moneda de cuero.

Más flaco que silbido de culebra.

Más golpeado que bacinilla de ciego.

Más hace una hormiga andando que un buey echado.

Más hambriento que ratón de iglesia.

Más largo que una semana sin carne.

Más peligroso que chocolate crudo.

Más pronto cae un hablador que un cojo.

Más quebrado que un tabaco en el bolsillo de atrás.

Más rápido cae un mentiroso que un cojo.

Más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Más se aprende en un día de soledad que en ciento de sociedad.

Más serio que un burro embarcado.

Más torcido que cabuya entre el bolsillo.

Más untado que la vara de subir los micos.

Más vale cobarde vivo que héroe muerto.

Más vale estar solo que mal acompañado.

Más vale libertad con pobreza que prisión con riqueza.

Más vale pálido una vez que cientos colorado.

Más vale pan con amor que gallina con dolor.

Más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto.

Más vale poco y bien ganado que mucho pero enfangado.

Mas vale prevenir que tener que lamentar.

Más vale sano que pagarle al cirujano.

Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.

Más vale solo que mal acompañado

Mas vale un acto intenso que mil remisos.

Más vale un hoy que dos mañanas.

Más vale un mal arreglo que un buen pleito.

Más vale un por si acaso que un lo pensaré.

Más viejo es el viento y aún sopla.

Mata al tigre y le tiene miedo al cuero.

Matrimonio y mortaja del cielo bajan.

Me gustaría hacer todo lo que hizo el muerto, menos morirme.

Métete a mono y pierde el rabo.

Mientras el hacha va y viene descansa el palo.

Mientras haya vida hay esperanza.

Mientras menos perros menos pulgas.

Muchos cocineros dañan la comida.

Muchos hijos, riqueza del pobre.

Muerto el capital, acabado el interés.

Mujer, gallina y marrano se comen con la mano.

Músico pagado adelantado no toca bien.

Refranes con la N

Nada puede dar quien nada tiene.

Nadie aprende por cabeza ajena.

Nadie da nada a cambio de nada.

Nadie escarmienta con cabeza ajena.

Nadie sabe lo que hay en la olla más que la mueve.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

Ni mano en plata, ni ojo en carta.

Ni mucho que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre.

No cantes victoria antes de tiempo.

No cortes el árbol que te da sombra.

No crea que el indio es pobre porque la maleta es de hojas

No cruces el puente antes de llegar a él.

No da un tajo ni en defensa propia.

No ensucies el agua para después tomártela.

No es lo mismo con violín que con guitarra.

No es lo mismo decirlo que hacerlo.

No es lo mismo llamar al diablo que verlo venir.

No es lo mismo ni se escribe igual.

No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.

No es tan fiero el león como lo pintan.

No hagas hoy a nadie lo que no quisieras que te hicieran a ti mañana.

No hay cuña que apriete tanto que la del mismo palo

No hay curva mala pasándola despacio.

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

No hay peor cuña que la del mismo palo.

No hay peor esfuerzo que el que no se hace.

No hay peor gestión que la que no se hace.

No hay que buscar al ahogado rio arriba.

No hay que buscarle mangas al chaleco.

No hay que creer en brujas, pero que las hay, las hay.

No hay que ser caballo para saber de carreras.

No importa que el de adelante corra con tal que de atrás no se quede.

No importa que nazcan chatos con tal que puedan respirar.

No le busques las cinco patas al gato.

No le pongas tanta crema a tus tacos.

No lo salvan ni las once mil vírgenes.

No mates la gallina de los huevos de oro.

No me hables de flores, que soy jardinero.

No papá le metieron gato por liebre

No puedes tapar el cielo con la mano.

No se cazan dos pájaros al mismo tiempo.

No se deben dejar cabos sueltos.

No se deben esperar peras de un olmo.

No se nace caballero, hay que saber serlo.

No se pierde ni un bautismo de muñeca.

No se puede ensillar antes de traer las bestias.

No sólo hay que ser bueno sino demostrarlo.

No son todos los que están, ni están todos los que son.

No sufras por calenturas ajenas.

No te quemes la boca por comer pronto la sopa.

No tengas como vano el consejo del anciano.

No tires piedras al vecino si tu techo es de cristal.

No todo el que llora, de pena llora.

No van lejos los de adelante si los de atrás corren bien.

No, ese se fue pal barrio de los acostados.

Nunca es tarde si la dicha es buena.

Nunca tiene razón quien no tiene dinero.

Refranes con la O

Obra con amores y no con buenas razones.

Oiga no va parar o es que me va llevar a su casa desgracio.

Oír, ver y callar, para en paz estar.

Ojos que no ven corazón que no siente.

Ojos que te vieron ir, ojos que no te volverán a ver.

Olvídate, más se perdió en la guerra.

Refranes con la P

Paga lo que debes y sabrás lo que tienes.

Palo porque bogas y palo porque no bogas.

Para atrás ni para tomar impulso.

Para cuchillo que corta, no hay carne dura.

Para dos que se quieren bien, con uno que coma basta.

Para el gusto se hicieron los colores.

Para lo que falta que venga el resto.

Para muestra con un botón basta.

Para nadar hay que tirarse al agua.

Para que se pierda que me haga daño.

Para todo hay remedio, menos para la muerte.

Pasado el tranco, olvidado el santo.

Perfume fino viene en frasco pequeño.

Perro flaco soñando con longaniza.

Perro que no camina, no encuentra hueso.

Persona precavida vale por dos.

Poquito a poco hila la vieja el copo.

Por donde pasa la aguja, pasa el hilo.

Por el árbol se conoce el fruto.

Por la muestra se conoce el paño.

Por las vísperas se sacan los días de fiesta.

Por quererla adornar, la vinimos a estropear.

Predicar en desierto es como aconsejar a un muerto.

Predicar la moral en calzoncillos.

Primero mis dientes que mis parientes.

Pueblo pequeño infierno grande.

Pueblo pequeño, campana grande.

Refranes con la Q

Que el que quiera más que se baile un tango.

Quien bien quiere a Beltrán, bien quiere a su can.

Quien bien te quiere te hará llorar.

Quien con el lobo se junta a aullar aprende.

Quien con niño se acuesta, mojado amanece.

Quién le pone el cascabel al gato?

Quien no arriesga nada, ni pierde ni gana.

Quien te dio velas en este entierro.

Quiere estar con Dios y con el diablo.

Quieren ganar indulgencias con escapulario ajeno.

Refranes con la R

Reunión de zorras, perdición de gallinas.

Refranes con la S

Sabio es quien poco habla y mucho calla.

Sale más caro el candil que la vela.

Salió más caro el ajo que el pollo.

Salió más caro el fuete que el caballo.

Salir del trueno para caer en el relámpago.

Se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena.

Se casan más moscas con miel que con vinagre.

Se come para vivir, no se vive para comer.

Se da más importancia que un marranito en brazos.

Se deja caer para que lo carguen.

Se está ahorcando con su propia soga.

Se juntó el hambre con las ganas de comer.

Se le fueron los humos a la cabeza.

Se quedó sin la soga y sin la cabra.

Se sacaron los trapitos al sol.

Se toca con los ojos y se mira con las manos.

Secretos en reunión es mala educación.

Según es el bejuco así debe ser la batata.

Según es el pájaro así es el nido.

Si a tu hijo no le das castigo, serás su peor enemigo.

Si a viejo quieres llegar, las cargas has de soltar.

Si da el cántaro en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro.

Si esta víbora te pica, no hay remedio de botica.

Si hoy le cogió la tarde, mañana madruga más.

Si no es gato, es gata, y si no, gatito.

Si quieres conocer a Andrés, vive con él un mes.

Si quieres el perro, acepta las pulgas.

Si te digo que la burra es parda, es porque tengo los pelos en la mano.

Si truena es porque va a llover.

Siempre habla quien menos puede.

Sobre los gustos no hay nada escrito.

Soldado avisado no muere en guerra.

Son como dos jueyes machos en la misma cueva.

Son como el aceite y el vinagre.

Son muchos los hijos del muerto.

Subir como espuma para caer como granizo.

Subir como palmera para caer como coco.

Refranes con la T

Tan bonita la dentadura y tan mala la pronunciación.

Tan linda la jaula y tan feo el pichón.

Tantas manos en un plato, pronto se acaba el ajiaco.

Tanto está la gotera sobre la piedra hasta que hace el roto.

Tanto fue el cántaro a la fuente hasta que por fin se rompió.

Tanto nadar para morir en la orilla.

Tanto tiempo en el campo y no conoces la malojilla.

Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao.

Te doy un dedo y me quieres coger el brazo.

Tengo tanta hambre que hasta se me acabo.

Tiene más carne un zancudo en la punta del ala.

Tiene más ritmo una paila cayendo.

Todo el mundo es generoso dando lo que no es de ellos.

Todo lo limpio es bonito, menos el bolsillo.

Todo lo que sube tiene que bajar.

Todo los días se tira un bobo a la calle.

Todos los caminos conducen a roma.

Tras de corneados … Apaleados.

Tras de maluca tuerta, más le valiera estar muerta.

Tú quieres que el león me coma.

Refranes con la U

Una buena acción es la mejor oración.

Una cosa piensa el burro y otra el que lo arrea.

Una cosa piensa el burro y otra el que lo está enjalmando.

Una manzana podrida daña el barril completo.

Una sola golondrina no hace verano.

Unas son de cal y otras son de arena.

Uno no sabe para quien trabaja.

Unos nacen con estrellas y otros nacen estrellados.

Uñas de gato y túnico de beato.

Usted oyó campanas y no sabe dónde.

Uy esa vieja tiene más patas que una mesa de billar.

Refranes con la V

Va para atrás como el cangrejo.

Vaca chiquita, siempre es ternera.

Vale más el rabo que la chiringa.

Vayan las verdes por las maduras.

Vete con la música a otra parte.

Vino por lana y salió trasquilado.

Vísteme despacio que voy de prisa.

Voy a hacer como Blas, que comió y ya se va.

Refranes con la Y

¿Y quien le dijo eso? Un pajarito.

Ya los pájaros le tiran a la escopeta.

Refranes con la Z

Zorra vieja no cae en la trampa.

Refranes cortos colombianos

No hay que hablar mucho para decir mucho, como demuestran estos refranes cortos:

Al caído caerle.

Dios da y quita.

Lo robado no luce.

Lo bueno dura poco.

Cada cual a lo suyo.

El que calla otorga.

La muerte no escoge.

Ese huevo quiere sal.

Muerto ¿quieres misa?

Nadie está por nadie.

Soñar no cuesta nada.

Amor con amor se paga.

Cada loco con su tema.

Lo prometido es deuda.

Pan duro, pero seguro.

A buen gato buen ratón.

Caimán no come babilla.

Casado, pero no capado.

El que busca encuentra.

El que la hace la paga.

El que no cae, resbala.

El sol sale para todos.

Hay que ver para creer.

Indio comido indio ido.

La costumbre es la ley.

Lo dices y no lo sabes.

Más vale algo que nada.

No hay enemigo pequeño.

Proponer no es obligar.

Rey muerto, rey puesto.

Si no es Juan es Pedro.

A la larga todo se sabe.

Cada perro con su hueso.

El amor lo perdona todo.

El dinero no lo es todo.

El miedo guarda la viña.

El que no llora no mama.

El que presta no mejora.

El que siembra, cosecha.

Escoba nueva barre bien.

Hierba mala nunca muere.

Más liso que nalga bebé.

Pasó la prueba de fuego.

Por plata baila el mono.

Que duerma como la piña.

Quien más mira menos ve.

Sarna con gusto no pica.

Se hace lo que se puede.

Seguro mato a confianza.

Ser jíbaro es cosa mala.

Te casaste, te fregaste.

Todo extremo es vicioso.

Vale lo que pesa en oro.

A mal tiempo, buena cara.

A rey muerto, rey puesto.

Al mal tiempo buena cara.

Come más que el gobierno.

Donde come uno comen dos.

Donde hay gana, hay maña.

El pez muere por la boca.

Es un peligro estar vivo.

Hay que dar para recibir.

Hijo de gato, caza ratón.

La ausencia causa olvido.

La codicia rompe el saco.

La ley entra por la casa.

Lo que se da no se quita.

Madre no hay más que una.

Más vale tarde que nunca.

No hables por boca ajena.

No hay atajo sin trabajo.

Para que falte que sobre.

Se quedó a vestir santos.

Todo en exceso hace daño.

Vale más muerto que vivo.

A pan duro, diente agudo.

Al son que le tocan baila.

El buey solo bien se lame.

El dinero llama al dinero.

El que mal anda mal acaba.

Hoy por ti, mañana por mí.

Juntos, pero no revueltos.

La ignorancia es atrevida.

La práctica hace milagros.

Lo fácil se pierde ligero.

Más serio que un revólver.

Menos perro, menos pulgas.

Moro viejo, mal cristiano.

Ningún mono se ve el rabo.

No tropieza quien no anda.

Perro que ladra no muerde.

Poco a poco se anda lejos.

Probando es como se guisa.

Quien anda mal, acaba mal.

Quien no nada no se ahoga.

Todos somos hijos de Dios.

Víbora que chilla no pica.

A camino largo, paso corto.

A gato viejo, ratón tierno.

Blanco es, gallina lo pone.

Camino malo se anda ligero.

El hábito no hace al monje.

El que no perdona no olvida

El que se casa, busca casa.

El que se va no hace falta.

El trabajo no mata a nadie.

En la unión está la fuerza.

Eso son otros veinte pesos.

Gato llorón no pesca ratón.

Hablaste por boca de santo.

Hay que leerle la cartilla.

Haz bien sin mirar a quién.

Hijo de tigre sale pintao.

La confianza mató a su amo.

Ni raja ni presta el hacha.

No eches más leña al fuego.

No hay regla sin excepción.

No te duermas en las pajas.

Pagan justos por pecadores.

Perro viejo, ladra sentado.

Tiene más vida que un gato.

Tras de cotudo con paperas.

Agua pasada no mueve molino.

Aguacero fuerte pasa pronto.

Ahogarse en un vaso de agua.

Ayúdate que dios te ayudara.

Caballo malo se vende lejos.

Cada gallina a su gallinero.

El que la debe …. La teme.

El que nada debe, nada teme.

Entre col y col una lechuga.

Eso no te lo despinta nadie.

Hijo mimado, hijo malcriado.

Hombre casado, burro domado.

Indio muerto no tira flecha.

La caridad empieza por casa.

La práctica hace al maestro.

Le puso el dedo en la llaga.

Lo que no conviene no viene.

Machete, estate en tu vaina.

Más claro no canta un gallo.

Más simple que beso de boba.

Más vale la maña que fuerza.

Porque te quiero te aporreo.

Preguntando se llega a Roma.

Quien lo hereda no lo hurta.

Quien te raspó que te pinte.

Se ahoga en un vaso de agua.

Sobre mi cabeza la mantilla.

Tragando, aunque sea saliva.

Un mal con un bien se apaga.

A cada santo le llega su día.

Al que madruga Dios lo ayuda.

Barco grande, ande o no ande.

Cada día trae su propio afán.

Cría fama y échate a la cama.

Dios aprieta, pero no ahorca.

Donde hay amor, no hay temor.

El que ronca es el que puede.

El último que ríe, ríe mejor.

Entre bueyes no hay cornadas.

Es más constante que un coto.

Eso es harina de otro costal.

Está como agua pa’ chocolate.

Hay gustos que merecen palos.

Hijos casados, trabajo doble.

Lo que está por pasar pasará.

Más flojo que madeja de lana.

Me viene como anillo al dedo.

Mujer preparada vale por dos.

No todo lo que guinda se cae.

Obra empezada, medio acabada.

Pan con pan, comida de bobos.

Trabaja más que pala empeñada

A buena hambre no hay pan duro

Amor con celos causa desvelos.

Del ahogado el sombrero.

El mono sabe a qué palo trepa.

El que poco pide, poco merece.

El vago trabaja doble.

Enero y febrero, desviejadero.

Es más entrador que una pulga.

Habla más que una lora mojada.

Hablando la gente se entiende.

Haz fama y acuéstate a dormir.

Hombre precavido vale por dos.

La ropa sucia se lava en casa.

Le debe a cada santo una vela.

Más blanco que nalga de monja.

Nadie sabe para quien trabaja.

Peores nalgas tiene mi suegra.

Por el hilo se saca el ovillo.

Quien bien empieza bien acaba.

Racimo grande, banano pequeño.

Si quiere que le pare, timbre.

Te mató el pollo en las manos.

Todo lo prieto no es morcilla.

Refranes colombianos y su significado

Por último, nos despedimos con un vídeo donde se muestra el significado de varios de los refranes que acabamos de mostrarte.

¿Cuál de estos refranes te gusta más? Compártelos con tus amistades a través de las redes sociales. Puedes seguir viendo refranes en este recopilatorio de dichos populares. Son más de 2000.